Cinevirus 

Todos para uno…

NETFLIX

Alice in Borderland, Shinsuke Sato, 2020

Alice in Borderland

Alice in Borderland es una serie del director japonés Shinsuke Sato (Gantz, 2010), distribuida por Netflix. Basada en el manga homónimo de Haro Aso, ha conseguido fascinar, no solamente al público japonés, sino al de muchos otros países asiáticos, además de irrumpir fuera del continente. Se ha situado en el ranking de las 10 producciones más vistas de la plataforma durante varias semanas en diferentes países. 

De momento solo tiene una temporada de ocho capítulos –de unos 50 minutos de duración aproximada cada uno–, lo que no tardará en cambiar: tienen previsto estrenar la segunda temporada este 2021. 

Nada alejada de la cultura japonesa, la historia fantástica se centra en Arisu (Yamazaki Kento), un fanático de los videojuegos de ingenio que se encuentra la ciudad de Tokio vacía, al salir de los baños públicos de la estación de Shibuya. Y la imagen es extraordinaria: el cruce más transitado del mundo, vacío. Toda la capital sin habitantes presentes. 

Cuántas veces nos habremos indignado al ver las irritantes palabras “Game Over” al fallar en un videojuego… Muchísimas. Pero no nos queda otra que aprender de nuestros errores y repetir la jugada sin volver a tropezarnos con la misma piedra. Así son los videojuegos. Y qué fácil sería la vida en un videojuego; tendríamos infinidad de vidas y centenares de oportunidades.

A no ser que nos encontremos en la pesadilla en la que se ve envuelta Arisu: si no supera el nivel, muere. Pero si no juega, también muere. Para continuar con vida tiene que enfrentarse a las demás personas que también se han encontrado solas en el inmenso Tokio, ganarles, y así conseguir un visado de vida, con más o menos días, según la dificultad del nivel superado. 

La crueldad y dureza de las pruebas provoca que no podamos despegar los ojos de la pantalla. Es la violencia en un estado de lo más original y variopinto, por lo que no vale la pena encariñarse con todos los personajes. Juegan a vida o muerte y no siempre consiguen lo que se proponen. 

¿Qué hay que hacer para pasarse el juego y volver a la normalidad? ¿Quiénes están detrás de todo esto? ¿Qué seríais capaces de hacer para sobrevivir?


¿Quién mató a Sara?, David Ruiz y Bernardo de la Rosa, 2021

2_Quién mató a Sara

¿Quién mató a Sara? es una serie mexicana creada por José Ignacio Valenzuela (Amor a domicilio, 1995) y dirigida por David Ruiz (La última muerte, 2011) y Bernardo de la Rosa  (Control Z, 2020). Es de Netflix y se ha convertido en todo un número uno. La primera temporada tiene diez episodios de unos 40 minutos de duración cada uno y la segunda está disponible este 19 de mayo (¡solamente dos meses después del lanzamiento de la primera! No nos dará tiempo de olvidarnos de la trama). 

«Pocos de nosotros somos lo que parecemos”, dijo Agatha Christie. Y así es como empieza ¿Quién mató a Sara?, una serie de intereses económicos, poder, sexo, engaños, trata de blancas, violencia, decepciones, orgullo, amor, homofobia… y un crimen central: 

Han pasado 18 años desde que Sara Guzmán (Ximena Lamadrid) falleció al caerse de un paracaídas acuático tras soltársele el arnés. Su hermano Álex (Manolo Cardona) ha cumplido su condenada por asesinato y ha salido de la cárcel. Pero él es inocente, César Lazcano (Ginés García Millán) le obligó a confesar. Así que, como el conde de Montecristo, se propone averiguar quién mató a Sara y saldar las deudas con el asesino, que sigue suelto.

Aparte de las temáticas que tratan, una de las claves del éxito es el modo de dosificación de la información y de la intriga. En algunas ocasiones sabemos más que el protagonista; en otras, menos; y en otras, vamos descubriendo a la par. Pero eso sí: los creadores siempre irán un paso (o dos) por delante de nosotros y experimentaremos inesperados giros dramáticos. Además, para enriquecer la narrativa han optado por analepsis de lo más atractivas –tanto por el contenido como por la forma–. Aunque todo esto no habría lucido tanto como lo hace, si no fuera por la maravillosa construcción de los personajes. 


La cocinera de Castamar, Tatiana Rodríguez, 2021

3_La cocinera de Castamar

La cocinera de Castamar es una serie española de doce capítulos de 50 minutos de duración aproximada cada uno. Está creada por Tatiana Rodríguez (Mataharis, 2007) y es una adaptación de la novela homónima de Fernando J. Múñez. En febrero se estrenaron todos los capítulos en Atresplayer Premium y ahora está disponible al completo en Netflix, pues en abril se empezó a emitir semanalmente en Antena 3 y al día siguiente ya se estrenaba el episodio en la plataforma digital. 

Michelle Jenner y Hugo Silva, los amados protagonistas de la afamada serie Los hombres de Paco (Alex Pina, 2005-2010), se reencuentran en esta producción… pero no para compartir una historia de amor contemporánea, sino todo lo contrario. Esta vez el relato se ambienta en el Madrid del siglo XVIII y Michelle Jenner es Clara Belmonte, la mejor cocinera que ha pasado nunca por Castamar: sus platos encandilan a todo aquel que come en la residencia, incluso al Duque Diego (Roberto Enríquez), de quién ha conseguido algo más que su reconocimiento profesional.

Opuestamente a lo que Clara hubiera jurado meses antes de su llegada a la casa, sus mayores problemas no provienen de su agorafobia, sino de doña Mercedes (Fiorella Faltoyano). La madre de Diego, apoyada por Enrique de Arcona (el mismísimo Hugo Silva), el marqués de Soto, quiere que el Duque se case con la noble Amelia Castro (María Hervás). 

Estas líneas que acabas de leer transmiten una premisa clara, algo que la producción no consigue fácilmente. Al finalizar el primer episodio no se descifra bien sobre qué va a tratar la serie: dramáticamente tiene un ritmo lento y lo que más llama la atención son los vestidos de las damas y la decoración de las habitaciones. Pero es que es ese el quid de la cuestión. Tras una historia y unas interpretaciones que se quedarían a las puertas de alcanzar el notable, La cocinera de Castamar esconde una magnífica recreación del siglo XVIII.

Aunque querrás saber cómo se desarrolla y cómo concluye la historia de Clara y Diego, no podrás sacar ojo de todos los detalles escénicos: vestuario, maquillaje y peluquería, escenificación y atrezzo, fotografía, la delicadeza sonora, el vocabulario y los diálogos… 


Vis a vis: El oasis, Daniel Écija, Álex Pina, Iván Escobar y Esther Martínez Lobato, 2020

4_Vis a vis

Vis a vis: El oasis es el spin-off de la exitosa serie española Vis a vis (Daniel Écija, Álex Pina, Iván Escobar y Esther Martínez Lobato, 2015-2019). Se estrenó el abril del año pasado en FOX, pero ahora ya está disponible en Netflix. Tiene tan solo una temporada de ocho episodios, de unos 45 minutos de duración aproximada cada uno. Y no tendrá más, pues la historia de las chicas de Cruz del Sur acaba definitivamente (¿por todo lo alto?). Ya intentaron que finalizara a raíz de la cancelación de Antena 3 y con la última temporada que emitió Fox. Pero ahora sí que sí. 

Está protagonizado por las expresidiarias Maca (Maggie Civantos) y Zulema (Nakwa Nimri). Años después de su fuga de la cárcel, quieren poner punto y final a la forma que han tenido de ganarse la vida, asaltos a bancos y joyerías, con un último atraco: pretenden robar una tiara de diamantes a la hija de un popular narco mexicano. Para ello, contarán con la ayuda de sus excompañeras de celda Goya (Itziar Castro) y Mónica (Lisi Linder), y de sus nuevas amigas Triana (Claudia Riera) y “La Flaca” (Isabel Naveira).

Teniendo en cuenta que Vis a vis es una serie que tuvo mucha repercusión en el público español y que marcó un antes y un después en la ficción nacional, ¿no es arriesgarse demasiado el crear una secuela? La historia podría haber llegado a su fin sin problemas, con un final abierto de lo que serían sus vidas en el mundo real. Pero han querido jugársela. 

Cierto es que hay ocasiones en que el guion cojea un poco y que no hemos visto brillar a estas dos maravillosas excéntricas que desbordaban esencia por donde sea que pasaran y dijeran lo que dijesen. Pero la interpretación de las actrices ha sido el salvavidas que les ha evitado el hundimiento. Aparte, han optado por una creativa estructura narrativa (que puede recordar a la de La casa de papel) y por la combinación de géneros cinematográficos. 

¿Merece la pena, entonces? Aunque Vis a vis es difícil de superar –es inevitable comparar ambas producciones– si eres fan de esta serie original, nunca tendrás la conciencia tranquila hasta que no hayas visto cómo se desarrolla el final de la trama. De lo contrario, probablemente solo obtengas entretenimiento. 


AMAZON PRIME VIDEO

The Wilds, Susanna FogeL, 2020

5_The wilds

The Wilds es una serie de diez episodios de 55 minutos de duración aproximada cada uno. Está dirigida por Susanna Fogel (The Flight Attendant, 2020) y producida y distribuida por Amazon Studios. 

Un grupo de nueve adolescentes se embarcan en un avión privado con destino a Hawaii para convivir en un retiro de lujo solo para mujeres, El amanecer de Eva, pero tienen un accidente y naufragan a una isla desierta. Tras indagar entre los residuos de la aeronave encuentran algunos de sus objetos personales, latas de refrescos y la maleta de una de ellas –sin hallar rastro alguno de cualquier miembro de la tripulación. Y por si no fuera suficiente amenaza, sus diferentes personalidades, creencias, vivencias, caracteres… no les facilitarán la estancia en la isla, pues se enfrentarán bastante entre ellas. Pero también se unirán; son todo lo que tienen para sobrevivir hasta que consigan ser rescatadas.

Sin perder el foco narrativo grupal, cada capítulo está relatado desde la perspectiva de una de ellas –mediante las respuestas de una entrevista policial–, permitiéndonos conocerlas más… y mejor: recurren a flashbacks que nos acercan a entender las razones de muchos de sus comportamientos, decisiones o puntos de vista. 

¿Entonces, estamos frente a un Perdidos? Aunque la idea inicial sea la misma (accidente de avión, naufragio a una isla desierta, personalidades chocantes) y opten por tres líneas temporales, ciertamente la respuesta es “no”: el mensaje, el objetivo, la motivación, el interés central no es compartido. Aquí lo que importa son ellas; lo que son y lo que han vivido. 

Es una serie interesante, original, curiosa, inteligente, entretenida, atrevida… y repleta de de giros dramáticos y sorpresas. De hecho, para mimetizar esta recomendación con la pieza audiovisual –y para invitaros a que sea la próxima serie que veáis– se ha ignorado comentar un detalle imprescindible que la convierte en especial, distinta, sobresaliente… Tenéis que averiguarlo vosotros mismos, ¡adelante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.