Críticas

Hasta la persona más pequeña puede cambiar el curso del futuro

El señor de los anillos: La comunidad del anillo

The Lord of the Rings. The Fellowship of the Ring. Peter Jackson. EUA, Reino Unido, Nueva Zelanda, 2001.

Cartel El señor de los anillos: La comunidad del anilloEl 19 de diciembre de 2001 se estrenaba la primera película de la trilogía de The Lord of the Rings, de Peter Jackson (2001), una obra que revolucionó la industria del cine. Este diciembre cumple veinte años de su estreno y el paso del tiempo la ha dejado intacta. Sigue estando igual de viva como el día de su llegada.

Peter Jackson elaboró cinematográficamente la obra de J.R.R. Tolkien, respetándola y cautivando a los espectadores en la gran pantalla. El señor de los anillos: la comunidad del anillo (2001) inició un efecto eufórico, esparciendo esperanza en el género fantástico, que se expandió por las salas de cine. Sigue sorprendiendo, como el primer día, por sus imágenes acompañadas de la espectacular y elocuente banda sonora de Howard Shore. Una banda sonora que se identifica con la trilogía.

El film se sitúa en la Tierra Media, en la que la magia existe y viven distintas criaturas –magos, elfos, enanos, hobbits– que conviven entre sí. Sauron, el villano, ha creado un anillo superior a todos. Este objeto, que nace del ansia de poder y de dominar el mundo, se ha forjado con el objetivo de someter a todos aquellos que se opongan al gran Señor Oscuro. Su esencia nace de la necesidad de gobernarlos para atraerlos y atarlos a las tinieblas. Ha despertado, después de años oculto, en las manos de un simple hobbit, Bilbo Bolson, y ha oído la llamada de su amo. Desea volver con su dueño. Este peligro amenaza la Tierra Media. Todas las razas se enfrentan al destino, a esta maldición, y deben decidir cómo acabar con él. La única manera de destruirlo es devolverlo al corazón de Mordor y arrojarlo al bárbaro abismo del que procede. Los hobbits tienen en sus manos el destino de todos. Nueve compañeros se disponen a cumplir su misión. La comunidad del anillo ha emprendido su viaje.

La comunidad del anillo

La trilogía de El señor de los anillos aporta innovación. Los efectos visuales, realizados mediante el uso del ordenador, y los paisajes reales representaron un gran avance. Un antes y un después en la historia del cine, a través de la creación de esculturas de criaturas y edificios, como es el caso del troll que aparece en las cavernas en Moria, escaneados para su transformación digital. Tras construir el esqueleto y los músculos por ordenador, los diseñadores de Weta Digital incorporaron la piel escaneada, realizando así, la animación. De esta manera se facilitó la materialización por pantalla de las grandes batallas militares, como la que aparece en el prólogo, creando miles de individuos por ordenador, dotándolos de conductas individuales y movimiento. También apreciamos la aportación de maquetas realizadas para grabar las grandes edificaciones. Encontramos, entre estos prototipos, el del reino de Gondor, la gran Ciudad Blanca.

En el inicio, el director nos sitúa con gran precisión en la historia, mostrándonos los territorios que imaginó Tolkien. Los paisajes sitúan al espectador en este espacio mágico e idílico. Aporta variación y un contenido complejo en la trama, mediante la magnitud del abanico de personajes que aparecen. Abarca muchos temas que siguen siendo contemporáneos: la confrontación entre los pueblos, la perspectiva individual versus la colectiva, la tentación del mal, el fracaso de la voluntad del hombre y la corrupción… Una lectura particular puede sostener que el personaje de Gandalf encarna a Jesús, la deidad que baja a la tierra para guiar en el camino a todos aquellos que descarrilan. Personifica la razón y la bondad. El anillo se relaciona con la incitación y la avaricia. Los seres son tentados, como Adán y Eva ante la manzana prohibida. Hasta la persona más inocente, como Frodo Bolson, es provocado por la fruta, que, en este caso, es un objeto tan sencillo e inocente como un anillo. La influencia de la moral cristiana se percibe en la lucha interior de los personajes, que se debaten entre el bien y el mal. Todos aquellos que rozan su vida con dicho objeto han sido seducidos, adentrándolos en esa oscuridad y locura.

The Lord of the Rings

El poder del anillo es el centro de la trama, junto con la historia de cada uno de los personajes, en el que te identificas con ellos, y llegas a preguntarte, ¿Qué haría yo en su lugar? Empatizas con cada uno de ellos y experimentas una montaña rusa de emociones que va de la ternura a la perturbación. Todos y cada uno de ellos ayudarán al pequeño Frodo Bolson a llevar esta carga, mientras sea él quien la lleve.

La fotografía te traslada a estos paisajes idílicos. Nueva Zelanda, que protagoniza gran parte del territorio de las tres películas, es espectacular a la vista de cualquiera. Se convierte en el hogar de la Tierra Media, donde presenciamos la localización de espacios como Hobbiton, Rivendel, Mordor y Edoras. El director transformó los terrenos, recreando la Comarca, adaptando así Bolson Cerrado. Una vez que se acabó el rodaje de la trilogía, se desmontó el decorado, dejando la estructura a la vista. Así podría ser visitada por los turistas que querían vivir la experiencia de palpar los lugares de la gran historia de Tolkien.

Frodo en Rivendel

Estamos ante de una trilogía que mantiene la misma línea de espectacularidad. Una obra maestra que revolucionó a los seguidores del género fantástico y que, además, supuso un boom en las taquillas. Aún, en 2021, veinte años después, sigue estando en el ranking de las películas que han reventado la venta en ventanillas. Los fans de la historia y los personajes quieren volver a disfrutar de la experiencia en la gran pantalla. ¿Vivirán felices nuestros personajes, para siempre, hasta el fin de sus días?

 

Tráiler

 

Ficha técnica:

El señor de los anillos: La comunidad del anillo (The Lord of the Rings. The Fellowship of the Ring),  EUA, Reino Unido, Nueva Zelanda, 2001.

Dirección: Peter Jackson
Duración: 180 minutos
Guion: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson. Novela: J.R.R. Tolkien
Producción: Coproducción Nueva Zelanda-Estados Unidos; Wingnut Films
Fotografía: Andrew Lesnie
Música: Howard Shore.
Reparto: Elijah Wood, Ian McKellen, Viggo Mortensen, Sean Astin, Sean Bean, John Rhys-Davies, Orlando Bloom, Dominic Monaghan, Billy Boyd, Cate Blanchett, Hugo Weaving, Liv Tyler, Ian Holm, Christopher Lee, Lawrence Makoare, Craig Parker, Andy Serkis, Marton Csokas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.