Críticas

El encuentro de cuatro grandes

Una noche en Miami…

One Night in Miami.... Regina King. EUA, 2020.

Una Noche en Miami - CartelHay que tener paciencia con la introducción de Una noche en Miami… (One Night in Miami…, 2020), pero no porque sea malo o aburrido, todo es cuestión del estilo de su directora, la actriz ganadora del Oscar Regina King. Esta película comienza con la presentación de sus cuatro protagonistas en su ambiente natural: Cassius Clay (Eli Goree) en su camino a convertirse en el gran Muhammad Ali, resulta noqueado en una pelea y por poco la pierde; Malcolm X (Kingsley Ben-Adir) llegando a su casa con dudas acerca de dejar el Islam; Sam Cooke (Leslie Odom Jr.) en una terrible noche cantando en el Copacabana; y el jugador de la NFL Jim Brown (Aldis Hodge) estrellándose contra la realidad que, por más exitoso que sea, el sur sigue siendo el sur y el racismo existe.

Después de un sorpresivo triunfo de Ali contra el boxeador Sonny Liston, los cuatro personajes se reúnen a celebrar en un hotel en Miami, el Hampton House, una noche de febrero de 1964. Un encuentro imaginario inspirado en la amistad en la vida real de estos incipientes iconos de la cultura afroamericana, que hace reflexiones acerca de la religión y la época en que vivían, sin saber todo lo que les esperaba en el camino. Cada uno habla desde su propio campo, en el cuál luchan por los derechos civiles y la igualdad de la comunidad afroamericana en un Estados Unidos aún muy racista y segregado. Sus diferentes formas de luchar los enfrenta, mientras Malcolm X llama a los blancos «el demonio», los demás trabajan con hombres blancos y aceptan su realidad, relegando su dolor y sus opiniones a un segundo plano para aceptar la vida de la época, la que tienen que vivir.

Una Noche en Miami - Fotograma

Son discusiones inteligentes, reales, y cada uno tiene su momento para exponer su punto de vista, defenderse y justificar su propio estilo de vivir: mientras Sam Cooke tiene su propia disquera y le vende los derechos de canciones de compositores afroamericanos a los Rolling Stones, Malcolm X compara su trabajo con canciones como Blowin’ In The Wind de Bob Dylan, un tema que habla de las luchas de la gente que las canciones de amor que promociona Cooke. Entre ellos se acusan, se burlan, se aconsejan, pero en el fondo se admiran, lo que hace de sus conversaciones algo memorable e inclusive entrañable. Cada anécdota que cuentan le da cuerpo al personaje, una vida, una historia más allá que los hace trascender del cuarto de hotel en el que están encerrados y hace brillar a los cuatro actores principales, que han logrado capturar la esencia de los personajes reales que interpretan. Especialmente Leslie Odom Jr., quien se destaca por su interpretación de Sam Cooke y no solo por el canto, es además el más visceral, el más emocional de todos.

La película está basada en la obra de teatro del mismo nombre de Kemp Powers, quien adaptó la versión cinematográfica y logra salirse del encierro del escenario teatral para darle una vida audiovisual. A pesar de que la gran mayoría de escenas se desarrollan en una habitación, el filme tiene buen ritmo, los diálogos suben y bajan de intensidad, generando una dinámica que da tensión con unos textos que calan en el espectador y que invitan a la reflexión desde donde estamos hoy, casi 60 años después, para darnos cuenta de que no muchas cosas han cambiado.

Una Noche en Miami - Fotograma

Sin duda, una noche en Miami parece ser suficiente para que estos cuatro personajes se influencien entre sí y presenten un cambio profundo en sus vidas, pues al final salimos de esta ficción ideal y nos presentan sucesos reales que marcaron la historia de Estados Unidos, empezando por el asesinato de Malcolm X en febrero de 1965.

Todo esto le ha traído al debut cinematográfico como directora de Regina King una gran cantidad de críticas favorables y reconocimientos, en una temporada de premios donde las directoras han llegado pisando fuerte con diferentes propuestas. Las predicciones de expertos la ponen como una de las posibles nominadas a Mejor Director en los Oscar de 2021, junto a Chloé Zhao con Nomadland y Emmerald Fennell con Una joven prometedora, con quienes compite por el mismo premio en los Globos de Oro. Esperemos que, si no es King, sí sea alguna de ellas la que gane. Ya es justo y necesario.

Trailer:

Ficha técnica:

Una noche en Miami… (One Night in Miami...),  EUA, 2020.

Dirección: Regina King
Duración: 114 minutos
Guion: Kemp Powers
Producción: Regina King, Jess Wu Calder, Keith Calder, Jody Klein, Paul O. Davis, Chris Harding, Kemp Powers
Fotografía: Tami Reiker
Música: Terence Blanchard
Reparto: Kingsley Ben-Adir, Eli Goree, Aldis Hodge, Leslie Odom Jr., Joaquina Kalukango, Nicolette Robinson, Michael Imperioli, Beau Bridges

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.