Críticas

Desafío al patriarcalismo

Clara Sola

Nathalie Álvarez Mesén. Costa Rica, 2021.

Cartel ClaraSolaEn una zona rural de Costa Rica, Doña Fresia cuida a su hija Clara, de 40 años, y a su nieta María, de 15, ella ha consolidado su hogar bajo los principios morales de la religión católica. Clara tiene condiciones médicas en las que la falta de atención genera un rápido deterioro en su calidad de vida. Con una severa escoliosis y un lugar en el espectro autista, es revestida como designio divino y su comunidad le atribuye el don de la sanación, por ello, se ve obligada a servir como parte del culto para la vecindad, a la vez que es convertida en el sustento económico para su familia. Cuando conoce a Santiago, novio de su sobrina, tienen gran empatía e inician una amistad que le permite a Clara sobrepasar los límites impuestos por la represiva madre y romper las normas de una sociedad tradicionalista, encontrando la plenitud en el reconocimiento de su cuerpo y su espíritu.

Ganadora de cinco premios Gulbagge (Instituto de Cine Sueco), la ópera prima de la directora sueco-costarricense Nathalie Álvarez Mesén alude al mundo femenino y exalta la naturalidad de la sexualidad de la mujer, el goce y el placer. Hace una dura crítica a las tradiciones y convenciones socioculturales más conservadoras y a la moral católica, que limitan y juzgan a la mujer en estructuras matriarcales, que reproducen el modelo patriarcal.

A través de un lenguaje visual exquisito y poético, el uso de metáforas es una constante a lo largo del filme. Álvarez y la guionista María Camila Arias cuidan con precisión de relojero cada detalle en la simbología, tanto de los referentes culturales, religiosos y sociales, como en el significado de los espacios de la naturaleza, sus elementos y los animales, en función de representar el alter ego de sus personajes. Es una historia sencilla de gran belleza que resalta los paisajes rurales desde una perspectiva particular.

ClaraSola Yuca Fotograma

Para Clara se configuran dos universos; uno social, que la estigmatiza, minimiza e infantiliza, mediante preceptos culturales y religiosos que juzgan el deseo sexual y lo desaprueban, encerrándola en una limitación física y mental. En contraste, se recrea el universo de la naturaleza como un lugar liberador y de gozo, donde se convive en la diferencia, en relaciones simbióticas, sin lugar a juicios de valor sobre condicionamientos físicos, morales o espirituales.

En Clara Sola la feminidad no solo es referida a los personajes, Álvarez trabaja el espacio de la naturaleza desde el concepto de la Madre Tierra, en tanto belleza, poder y sabiduría, al mismo tiempo, evidencia su vulnerabilidad y fragilidad.

Aunque es un filme de carácter femenino, no se descarta la narrativa de la masculinidad. El personaje de Santiago (Daniel Castañeda) tiene la dualidad de moverse en un mundo social y comprender el mundo de la naturaleza gracias a su trabajo en el campo. La empatía con Clara da luces al concepto de las nuevas masculinidades, Santiago la lleva de la mano a la apropiación del mundo y de las relaciones sociales que le han sido prohibidas, no la discrimina ni juzga y, aunque el personaje no se desliga por completo del régimen patriarcal machista, sí evidencia sensibilidades que van en contra de esa normatividad.

ClaraSola María Crítica

El trabajo de fotografía de Sophie Winqvist es asertivo y mantiene la misma línea femenina de la directora. Con planos secuencia de la naturaleza en un ritmo lento, fotografías macro de insectos y composiciones equilibradas, vibrantes y muy detalladas, acercan al espectador de forma casi táctil y lo envuelve en el mundo visual de Clara, que a simple vista pareciera mágico, pero por el contrario, es un universo más real y auténtico. Por oposición, el mundo social es presentado en una visión realista, con planos abiertos, que logran poner gran distancia con el espectador, se aleja de la sensibilidad de Clara y expone las problemáticas socioculturales que le interesan a Álvarez.

La discapacidad y la enfermedad sirven de trasfondo para el discurso crítico de la directora, deja en primer plano cómo el arraigo en las tradiciones conservadoras llega a primar sobre la salud y el bienestar, al punto de condenar y sacrificar a los seres humanos. El lugar, en el espectro autista que presenta Clara, le permite tener una mayor sensibilidad en la relación con la naturaleza, desarrollar habilidades creativas e imaginación excepcionales, expresar emociones y pensamientos con sinceridad sin medir los límites dentro de las conductas socialmente aceptadas, aspectos que quedan ocultos por las taras culturales de la madre. A través de las relaciones intergeneracionales de abuela-hija-nieta, Álvarez visibiliza los tenues cambios de pensamiento frente a la inclusión social.

La narrativa se estructura en la relación con el cuerpo y los sentidos, particularmente el movimiento y poder de las manos como la forma de contacto de Clara con sus dos universos; por una parte, la exploración de la sexualidad y su espiritualidad y, por otra, la simbología religiosa que apunta a un estado inmaculado del Ser.

ClaraSola Sanar Photo

En esta relación del cuerpo, los sentidos y los límites de la movilidad por una condición física quizá no tengan un mejor desarrollo de las posibilidades de expresión corporal que la danza. Clara es magistralmente interpretada por la bailarina profesional Wendy Chinchilla, quien le imprime una fuerza extraordinaria a su personaje por la propia experiencia de la libertad que permite el movimiento consciente. Clara se mueve tosca y lentamente, pero guarda armonía y fluidez, no siendo su limitación un obstáculo para romper las estructuras que la atan.

Clara Sola es un filme que invita a la reflexión frente al patriarcalismo, desde una visión femenina, es crítica de los roles sociales que mantienen una estrecha vinculación del desarrollo sociocultural con las religiones, donde la mujer se ve sometida a una normatividad que le niega la igualdad de género y la excluye de la sociedad.

Tráiler

Ficha técnica:

Clara Sola ,  Costa Rica, 2021.

Dirección: Nathalie Álvarez Mesén
Duración: 106 minutos
Guion: Nathalie Álvarez, María Camila Arias
Producción: Coproducción Costa Rica-Suecia-Bélgica-Alemania; Hobab, Laïdak Films, Need Productions, Pacífica Grey, Resolve Media
Fotografía: Sophie Winqvist
Música: Ruben De Gheselle
Reparto: Wendy Chinchilla, Daniel Castañeda, Ana Julia Porras, Flor Vargas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.