Críticas

La fórmula que se repite sin éxito

Wonder Woman 1984

Otros títulos: Mujer Maravilla 1984.

Patty Jenkins. EUA, Inglaterra, España, 2020.

Wonder Woman 1984 - CartelNo sé por qué le tenía fe a la segunda parte de Wonder Woman (Patty Jenkins, 2017). Es claro que DC Comics quiera seguir con la competencia eterna con Marvel Comics, antes en formato impreso y ahora en audiovisual, pero han tenido un desorden absoluto con el tono y la narrativa de toda su saga. Finalmente, es una película de superhéroes que busca entretener, no debería esperarse más que eso, pero de Wonder Woman 1984 (Patty Jenkins, 2020) pudo haber sido muchísimo mejor que el desafortunado resultado que tuvo su controvertido estreno en salas de cine y HBO Max gracias a la pandemia que nos ha marcado a todos para siempre.

La secuela de la película de la Mujer Maravilla arranca con un flashback que plantea claramente lo que va a pasar y anticipa la historia: una pequeña Diana (Lilly Aspell) compite con las amazonas mayores en Temiscira, termina tomando un atajo y es descalificada, recibiendo un sermón sobre la importancia de la verdad y que las cosas no son como ella quiere que sean. Aunque es una secuencia bien realizada y emocionante, es totalmente innecesaria. Se limita a ser una conexión a lo que llamó la atención de la primera película, ese mundo misterioso de las Amazonas que habla del pasado de Diana. Pero acá es una herramienta para adelantar la historia que viene en las siguientes dos horas, como cualquier película de superhéroes. A este comienzo le sigue otra secuencia de acción, pero ya estamos en 1984 y aparece ella, con su recordado traje de superhéroe, salvando el día en un centro comercial, sin mayor sentido o explicación.

Wonder Woman 1984 - Fotograma

Descubrimos que ahora Diana (Gal Gadot) es una antropóloga en el Instituto Smithsonian en Washington y a su trabajo llegan, al mismo tiempo, una misteriosa piedra de los sueños y Barbara Minerva (Kristen Wiig, que se siente repitiendo personajes), una mujer insegura que de inmediato empieza a idolatrar a Diana y quiere hacerse amiga de ella. Recuerda tanto al personaje de Michelle Pfeiffer en Batman vuelve (Batman Returns, 1992), hasta en sus gestos y actitudes, que parece que hubiera sido copiado.

Desde ahí, la historia empieza a avanzar y raya en lo ridículo, sin mayor explicación de todo lo que mágicamente sucede y empieza a cambiar. A pesar de ser la gran y poderosa amazona, Diana sigue siendo humana, débil y caprichosa. De nuevo, un hombre la hace cambiar de opinión, pues Chris Pine vuelve en su papel simplón de Steve Trevor, pero ahora un adorno, un juguete más, no algo dramáticamente valioso, un sidekick innecesario que se adueña del cuerpo de otro hombre sin mayor explicación y Diana siempre ve al hombre de sus sueños.

De nuevo vemos a una Diana debilitada que logra triunfar desde la lógica, las palabras y la racionalización de los sentimientos, la misma fórmula de la película anterior pero ahora con personajes más planos, predecibles y monótonos, incluyendo a los villanos de esta versión: Barbara Minerva es Cheetah, una mujer que se transforma en «superhumana» gracias a la piedra de los sueños, que le es robada tremendamente fácil por Maxwell Lord (el chileno Pedro Pascal), un hombre de negocios, famoso por sus infomerciales, que se fusiona con la famosa piedra para volverse invencible.

Wonder Woman 1984 - Fotograma

Las secuencias de acción, que es lo más buscado y elogiado en este tipo de películas, incluso fallan acá: aunque la edición está bien lograda, los efectos especiales son terriblemente falsos, especialmente cuando Diana vuela o “da grandes saltos”, como lo prefieran llamar. Se acordarán de mí (si deciden ver la película) cuando Diana tiene que salvar a dos niños árabes que van en la mitad de una carretera. Una película como esta no se puede construir a punta de secuencias de acción sin una historia que la sostenga, y en esto la responsabilidad cae en Patty Jenkins, que ahora también se volvió libretista y reclutó a Geoff Johns y Dave Callahan, responsables de películas como Aquaman (2018) y Los mercenarios (The Expendables, 2010), respectivamente.

La historia se siente vieja, y no porque se desarrolle en una época diferente. Los cómics han avanzado, al igual que la forma de contar películas, y este film se siente como una clara adaptación de un cómic viejo, donde los villanos son muy malos hasta el extremo de la megalomanía, que de repente se terminan arrepintiendo como si nada hubiera pasado, y los héroes son muy buenos, hasta un extremo que raya con la inverosimilitud. Curiosamente, hace poco estaba leyendo una compilación de los primeros cómics de Superman, y se sienten exactamente igual que este largometraje: inocentes, exagerados y moralistas, con el único propósito de divertir, pero se queda en intenciones. Recuerda a las películas de Batman de Tim Burton o las Spider-Man de Sam Raimi, predecibles desde el comienzo, aunque ellos tenían mejores libretistas, definitivamente. Y eran otras épocas.

Wonder Woman 1984 - Fotograma

Pero algo bueno debía tener el film: los momentos en los que se recrea 1984 están muy bien hechos, que la historia avance lentamente le quita ritmo, pero da la oportunidad de apreciar el impecable trabajo de producción en la escenografía. Al igual que el vestuario, especialmente de las mujeres. Y lo mejor, la corta aparición de la siempre hermosa Lynda Carter, que parece no haber envejecido un solo día.

Se le abona su estreno en simultáneo en plataforma y salas de cine, un posible nuevo modelo que la pandemia ha obligado a implantar en el mundo del cine y que aumenta los espectadores en el mundo, pero no necesariamente los ingresos (sí, la piratería sigue siendo el peor enemigo de la industria). Aunque las críticas la han destruido y ya se ganó el premio a Peor Película del Año por parte de la Sociedad de Críticos de Hawaii –ahora empieza el circuito de premios–, una tercera película ha sido anunciada. Ojalá Patty Jenkins se quede solo dirigiendo y no escribiendo para esa nueva entrega.

Trailer:

 

Ficha técnica:

Wonder Woman 1984  / Mujer Maravilla 1984 ,  EUA, Inglaterra, España, 2020.

Dirección: Patty Jenkins
Duración: 151 minutos
Guion: Patty Jenkins, Geoff Johns, Dave Callaham
Producción: Patty Jenkins, Gal Gadot, Stephen Jones, Charles Roven, Deborah Snyder, Zack Snyder
Fotografía: Matthew Jensen
Música: Hans Zimmer
Reparto: Gal Gadot, Chris Pine, Kristen Wiig, Pedro Pascal, Robin Wright, Connie Nielsen, Lilly Aspell

Una respuesta a «Wonder Woman 1984»

  1. Creo que la gran diferencia en DC y Marvel es que los guionistas de Marvel piensan en hacer buenas películas (al margen de que los personajes sean super heroes).
    Un buen guión puede ser una gran película, un guión flojo es irremontable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.