Cinevirus 

Las plataformas digitales, nuestras compañeras de vida

NETFLIX

La valla, Daniel Écija, 2020

La valla

La valla es una serie de tan solo una temporada, formada por trece capítulos de cincuenta minutos aproximados cada uno. Es una producción de Atresmedia con colaboración con Good Mood Productions, así que se ha estado emitiendo desde el 10 de septiembre de 2020 un episodio semanal en Antena 3 –los jueves a las 22:45–. Ese mismo viernes el capítulo ya se podía ver en Netflix, por lo que actualmente ya está disponible la serie al completo en la plataforma.

Su director es uno de los grandes, Daniel Écija, de modo que las expectativas de La valla son bastante altas. Bajo su dirección se encuentran series de televisión españolas como Periodistas (1998 -2002), Los Serrano (2003-2008), Los hombres de Paco (2005-2010), El internado (2007-2010), Águila Roja (2009-2016), Vis a vis (2015-2019)…, entre muchas otras. La verdad es que es inimaginable que un español no haya visto alguna de sus series televisivas, pues en esos tiempos, al no existir la televisión a la carta, estos capítulos eran lo más esperado de la semana.

Esta vez, Écija ha ambientado su relato en el Madrid distópico de 2045. En esta ciencia ficción un virus pone en peligro a toda la sociedad. España, escasa de recursos, se encuentra bajo un régimen dictatorial. Es muy difícil vivir fuera de la capital, que está dividida en dos por una valla que solo puedes cruzar si requieres de un salvoconducto en regla: el Sector 1, que es para los privilegiados y el Sector 2, que es para los demás.

¿Os suena de algo esta premisa?

A partir de aquí, nos adentramos en la historia de Julia (Olivia Molina), Hugo (Unax Ugalde) y Emilia (Ángela Molina), una familia que lucha por recuperar a la pequeña Marta (Laura Quirós), que ha sido secuestrada por el gobierno.

La idea es muy buena, el conflicto que tienen que afrontar es muy interesante –se podría decir que es uno de los pilares que forman el top de esta producción–, pero le falta un poco de intriga para lograr el 10. Porque sí, se puede deducir cómo va a acabar… De modo que la motivación de esta serie es conseguir ver hasta dónde puede llegar el gobierno, pero sobre todo las actrices Olivia Molina y Ángela Molina –¡que tanto en la ficción como en la realidad son madre e hija!–; son las verdaderas estrellas de esta producción. Tienen una luz especial y un magnetismo que encandila.

Aparte, el trabajo de ambientación, fotografía y efectos especiales es muy bueno.


Los favoritos de Midas, Mateo Gil, 2020

Los favoritos de Midas

Los favoritos de Midas es una miniserie española de seis episodios de cincuenta minutos de duración aproximada cada uno. Está disponible en Netflix, pues es una de sus producciones además de Nostromo Pictures. Su director es Mateo Gil, conocido por sus tres Premios Goya al mejor guion y por coguionizar películas de Amenábar: Abre los ojos (1997), Ágora (2009), Mar Adentro (2004)… Incluso la idea original de Tesis (1996) fue suya.

Para esta obra audiovisual, Mateo Gil toma como fuente de inspiración el relato corto de Jack London, The Minions of Midas (1901). Madrid vuelve a ser la ciudad en la que transcurre el relato, pero a diferencia de La valla, la ambientación es actual. Todo gira en torno al señor Genovés, un gran hombre de negocios que es víctima de un chantaje por parte de “Los favoritos de Midas”: una persona al azar morirá en una fecha señalada hasta que les entregue una elevada suma de dinero. Continuarán periódicamente hasta conseguir lo que piden.

Los favoritos de Midas es muy recomendable, porque desde el primer capítulo te engancha: quieres saber quiénes son “Los favoritos de Midas” y tú mismo creas suposiciones; es un producto muy subversivo. Además, trata conflictos morales y te hace reflexionar: “¿es correcta esa elección?”, “¿qué haría yo en su lugar?”. Aparte, el guion es muy inteligente, lleno de giros dramáticos, sorpresas y un desenlace poco convencional que te dejará boquiabierto. Procura no morderte las uñas, que te quedarás sin.

Y si todas estas razones no fueran suficientes: ¡porque el protagonista es Luis Tosar!


Gambito de dama, Scott Frank y Allan Scott, 2020

Gambito de dama

Gambito de dama es una miniserie estadounidense de solamente una temporada, que consta de siete capítulos de cuarenta y cinco minutos de duración aproximada cada uno. Es una producción de Flitcraft, Wonderful Films y Netflix, plataforma en la que está disponible.

Basada en la novela homónima de 1983 de Walter Levis y ambientada en la década de los cincuenta y sesenta, Gambito de dama narra la historia de Beth Harmon. Con apenas ocho años de edad, se queda huérfana y es trasladada a un orfanato. Allí, se escabulle de las clases para esconderse en el sótano y jugar al ajedrez con el conserje, quien le transmite la pasión por este deporte y le enseña todo lo que sabe. Pronto, la alumna supera al maestro: Beth Harmon se convierte en una niña prodigio del ajedrez. Tras años de práctica, su objetivo se va consolidando: ser la mejor jugadora del mundo. Para conseguirlo, no se tendrá que enfrentar solamente a sus oponentes, sino a la adicción que le crearon las pastillas que le daban en el orfanato y a la soledad tan característica de los genios.

De primeras puede parecer extraño que una serie que va sobre ajedrez sea entretenida y para todos los públicos. Pero es así; ¡engancha y mucho! Es verdaderamente emocionante. La trama puede parecer poco innovadora, pero el tratamiento narrativo y actoral conducen a la serie a lo más alto.

La increíble producción, junto con la brillante fotografía y el acertado montaje logran crear un muy buen ritmo y una atmósfera de estrés e intriga que perdura de principio a fin. Y aunque el gran trabajo de Scott Frank y Allan Scott otorgan a las horas de la serie ligereza y entretenimiento, nada hubiera sido igual sin Anya Taylor-Joy (Múltiple, Glass). La protagonista es la responsable de colocar la guinda del pastel. Consigue que a pesar de que no sepamos jugar al ajedrez, logremos empatizar con sus emociones y no nos atrevamos a despegar la vista de la pantalla (¡ni durante las competiciones, ni en los descansos ni cuando no está jugando!).


HBO

30 monedas, Álex de la Iglesia, 2020

30 monedas

30 monedas, la serie española dirigida y escrita por Álex de la Iglesia –autor de películas como El día de la bestia (1995), El bar (2017), Perfectos desconocidos (2017) o Pieles (2017)– está causando mucho furor en las redes y está teniendo mucho éxito en HBO. Consta de una temporada dividida en ocho episodios de una hora de duración aproximada cada uno.

Aquellos que disfrutan con las películas o series de terror, estarán encantados con esta producción de Pokeepsie Films, Greenlit Productions y HBO España. Pero nos gustará incluso más a aquellos que disfrutamos de la creatividad sin límites, que justamente es el punto fuerte de Álex de la Iglesia. Si existe una remota posibilidad de que algo suceda en este relato, sucederá. Teniendo en cuenta su línea estilística y tan característica, no cabe duda de que nos encontramos frente a una producción con un guion auténtico y unos recursos narrativos que te dejan agotado al final del capítulo. Además, la dirección del elenco, y concretamente de Miguel Ángel Silvestre y Eduard Fernández, logran escenas con un gran nivel emocional.

De este modo, para poder vivir la adrenalina, la tensión, las sorpresas y el espectáculo visual de 30 monedas como es debido, lo mejor es no indagar mucho en la trama. Lo que hay que saber es que hace más de dos mil años, Jesucristo fue traicionado por Judas por 30 monedas y que ahora ha aparecido una de ellas en un pueblo de España, lo que ha desencadenado fenómenos paranormales que señalan al Vaticano como el generador del conflicto.

Podríamos encontrarnos frente a la ficción televisiva española que todo amante del cine tendría que conocer y sentir.


AMAZON PRIME VIDEO

Motherland: Fort Salem, Eliot Laurence, 2020

Motherland

Motherland: Fort Salem es una serie estadounidense –disponible en Amazon Prime Video– de solo una temporada dividida en diez capítulos de cuarenta y cinco minutos de duración aproximada cada uno. Su director, Eliot Laurence, es un escritor y productor no muy conocido en el sector cinematográfico (Claws). Del mismo modo, lo son los productores: Heather Thomason y Brian Studler.

En una Norteamérica alternativa, las brujas no es que no tengan por qué ocultarse (¡para no ser  perseguidas, condenadas o quemadas!), sino que están aceptadas, integradas y admiradas por la sociedad: son soldados de la nación que luchan en guerras o contra amenazas sobrenaturales. Las protagonistas, Raelle (interpretada por Taylor Hickson, conocida por Deadpool), Abigail (Ashley Nicole Williams, por Whisper) y Tally (Jessica Sutton, por Mi primer beso), son llamadas a sus dieciocho años para servir en el ejército y hacer frente al grupo terrorista “La espiral” (que son capaces de cambiar de apariencia, lo que les facilita entrar en la propia academia).  Ellas tres forman una unidad.

Motherland: Fort Salem está cocinada con todos los ingredientes adecuados para conseguir su éxito: la motivación de las protagonistas es similar a la de las sagas de Los juegos del hambre (2012) o Divergente (2014): son jóvenes que luchan para derrotar el sistema; tiene toques de empoderamiento feminista, como en Las escalofriantes aventuras de Sabrina (2018); las clases de magia en la academia y la preparación para la Universidad de Magia recuerdan a las de Harry Potter (2001); y tiene trabajo en equipo, giros dramáticos, fantasía, acción y pinceladas de cine bélico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.