Críticas

Las apariencias engañan. Y los carteles también

Érase una vez…

Come Away. Brenda Chapman. EUA, 2020.

Cartel de Érase una vez...Brenda Champan es una gran, aunque impopular, figura de la industria cinematográfica. Durante la época dorada de Disney, en los 90, participó como guionista en exitosas películas como El rey león, La bella y la bestia o El jorobado de Notre Dame. En 1998, se convirtió en la primera mujer en dirigir una película de animación con El príncipe de Egipto, de los estudios DreamWorks Animation. Y en 2012 dirigió Brave, de Pixar Animation Studios y Walt Disney Company, creando así a la 11ª Princesa Disney, Mérida, y logrando ser la primera directora en ganar un Premio Oscar a la mejor película de animación.

Su último trabajo, Érase una vez… (Come Away), fue presentado en la gran pantalla a finales de 2020. El guion es de Marissa Kate Goodhill y está basado en los cuentos de Peter Pan y Alicia en el País de las Maravillas, escritos por J.M. Barrie y Lewis Carroll, respectivamente.

La propuesta de un crossover de los orígenes de estos dos clásicos es muy interesante. Todo aquel que quiera apelar a parte de su infancia al recordar las historias con las que creció, que le gusten las teorías conspirativas de Disney, o que sienta curiosidad por vías alternativas nunca contadas de relatos explicados hasta la saciedad, se sentirá atraído por este filme de Brenda Chapman, que, curiosamente, no es de animación, ¡pero tiene un enorme trabajo de efectos especiales muy logrados!

Y esto se debe a que todo se cuenta a través de la mirada de un niño, lo que permite transformaciones de la realidad a un mundo de fantasía. Por ejemplo, una barca vieja se convierte en un galeón pirata, un palo es en realidad una espada con la que derrotar a los piratas y salvar a la Princesa India Tigrilla, y unos peluches sentados en sillas alrededor de una mesa forman la Fiesta del té.

Érase una vez...

Aparte de estas –y muchas otras– referencias, se metamorfosea a ciertas personas en personajes de dicha literatura infantil: aparecen Campanilla, Wendy, Michael y John, los Niños Perdidos, el Cocodrilo, el Sombrero Loco, el Conejo Blanco… Entre ellos, un prestamista mezquino es visto como el Capitán Garfio y la tía de los protagonistas, como la Reina de Corazones.

Estos cambios entre mundos paralelos tienen una justificación: son la vía de escape de los jóvenes protagonistas, cuya madurez y sueños están en plena lucha. Chapman tiene una historia que contar, más dura que tierna, por lo que no, no es una película infantil; está más bien dirigida a adultos que a niños (aunque estos se entretendrán igualmente, pero no lograrán captar todos los mensajes de la pieza).

Y hemos encontrado el peligro de la película: se peca de dramatismo. Aunque los protagonistas son dos niños, el conflicto familiar es el que acaba teniendo mayor peso narrativo, arrastrando así el tono de la película. Al principio, todo parece paradisíaco, pues se presenta a una familia de la campiña inglesa que vive felizmente en una casa rodeada de naturaleza. Los hermanos Peter (Jordan A. Nash), Alice (Keira Chansa) y David (Reece Yates) se pasan los días correteando por el bosque, inmersos en aventuras creadas por la inagotable imaginación que les caracteriza. Y sus padres (Angelina Jolie y David Oyelowo) están encantados. Pero un día, David muere y sus vidas dan un giro de 180 grados. A partir de ese momento, los padres se hunden en un bucle negativo y tóxico que parece no tener fecha de resolución. Peter y Alice son niños, no están preparados para tales desdichas, así que se resguardan en sus fantasías.

Érase una vez... fotograma

Y esto no se ajusta a lo que muestra el póster. No es una aventura épica ni una fantasía ni una historia alegre, es un drama que abraza la pérdida de un hijo y los problemas económicos. Tiene un tono totalmente alejado al de las demás películas protagonizadas por estos personajes, como por ejemplo Peter Pan (P.J. Hogan, 2003) o Alicia en el País de las Maravillas (Tim Burton, 2010). Y es una lástima, porque lo que funciona es el universo mágico. Como espectadores, estamos deseando acompañar a Peter y a Alice en sus aventuras; queremos dejar volar la imaginación con ellos, disfrutar. Queremos ver cómo se convierten en los protagonistas de los cuentos que conocemos, tal y como nos ha prometido la sinopsis demasiado atractiva.

Pero no, el mundo de la imaginación, por muy entrañable que sea, no acaba de ser lo completo que nos hubiera gustado que fuese. Nos quedamos con ganas de más. Primero, porque la parte de Alicia está mucho menos cuidada y desarrollada que la de Peter. Quizá porque él tiene un deseo y una voluntad más fuerte que ella, no quiere crecer por nada del mundo. Pero no es una excusa sólida como para justificar este fallo. Y segundo, porque la línea entre la realidad y la fantasía no está bien marcada. Cuando al principio juegan en el bosque, no te planteas que sea real; son niños. Pero a medida que la trama avanza, las acciones y decisiones se vuelven más importantes y peligrosas y no llegas a entenderlas del todo. ¿Es meramente fantasía o existe en la realidad, y por eso dan comienzo los cuentos de Peter Pan y Alicia? El desenlace no es claro, es demasiado abierto. ¿Lo habrán hecho a adrede para que creamos lo que todos deseamos?

Érase una vez... frame

A pesar de contar con ciertas desventajas, Chapman ha dirigido maravillosamente la parte de la imagen, logrando que la dirección de fotografía y de arte creasen un filme de una gran  belleza visual. Ha sabido aprovechar la visión mágica de los niños para construir objetos, personajes, escenarios y planos elaboradamente fantásticos. Es una película elegante, refinada y cuidada, que ahora que sabéis de qué trata, podéis adentraros en ella y vivirla.

 

Tráiler

Ficha técnica:

Érase una vez… (Come Away),  EUA, 2020.

Dirección: Brenda Chapman
Duración: 94 minutos
Guion: Marissa Kate Goodhill (Personajes: J M. Barrie, Lewis Carroll)
Producción: Co-production Estados Unidos-Reino Unido; Endurance Media, Fred Films, Yoruba Saxon Productions, ACE Pictures Entertainment, Hammerstone Studios, Creasun Entertainment, Lakeview Entertainment, TinRes Entertainment
Fotografía: Jules O'Loughlin
Música: John Debney
Reparto: Angelina Jolie, David Oyelowo, Keira Chansa, Jordan A. Nash, Anna Chancellor, Reece Yates, Michael Caine, Gugu Mbatha-Raw, David Gyasi, Clarke Peters, Thomas Goodridge, Harry Paul Newman, Jordan Nash, Oliver Frank Newman, Derek Jacobi, Roger Ashton-Griffiths, Damian O'Hare, Andrew Dunkelberger, Jo Wheatley, Marie Hamm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.