Entrevistas 

Entrevista a Jonathan W. Rinzler

Jonathan W. Rinzler (1962) ha editado varios libros sobre los mundos de George Lucas, desde Star Wars a Indiana Jones. Rinzler es también el autor All Up, una novela entre lo histórico y la ciencia-ficción que nos habla de la época de los cohetes, desde la segunda guerra mundial hasta los años sesenta.

EEI: Leer The Star Wars es como pasar por un agujero de gusano, como si estuviéramos ante una ucronía. ¿Qué fue lo que le llevó a ampliar el borrador de Lucas y a darle al lector un vistazo de lo que hubiera podido ser?

JWR: En tanto editor ejecutivo en Lucasfilm siempre estaba a la búsqueda de ideas para novelas. Mientras estaba escribiendo The Making of Star Wars, en la primera década de este milenio, me puse a leer el primer borrador de Lucas, titulado “The Star Wars”, y pensé que podría ser una buena novela gráfica. Me dí cuenta de que el público no podría verlo en tanto filme, pero era tan diferente y tan parecido al guion final, que pensé que podría funcionar como una novela gráfica alternativa, capaz de dar una nueva perspectiva, como si se tratara de darle un aspecto más visual al borrador de Lucas.

EEI : Otra pregunta rápida, ¿fue divertida la escritura de la novela gráfica?

JWR: Sí, lo disfruté mucho. Solía dibujar muchos tebeos cuando iba a la primaria, así que fue algo divertido crear un cómic “real”. Y fue fantástico trabajar con Mike Mayhew y Randy Stradley, y obviamente con Lucas, a quien la idea le había gustado muchísimo. Resultaba fantástico ver las palabras moldearse en las ilustraciones de cada entrega. El primer número vendió más que los de Marvel y DC, fue el más vendido de aquella semana. Creo que vendió millones de copias, o quizás solo un millón, lo cual fue una sorpresa para nosotros. Se trataba de un riesgo, y lo disfrutamos al ver las reacciones ante la serie.

EEI: ¿Usted tuvo la oportunidad de dejar su huella u optó por no alejarse demasiado de las intenciones originales de Lucas?

JWR: El objetivo era presentar el borrador de Lucas así como estaba. Mi intención no era dejar una huella. Tuve que arreglar un par de escenas o escribir unas líneas de diálogo para otra. Al fin y al cabo, se trataba de un borrador. Añadí una escena de lucha en la “estación de gasolina”. Nos habíamos acercado al final de aquel número, la lucha parecía encajar, y a Lucas le gustó.

EEI: ¿Cómo se estructura el formato de las novelas gráficas en relación al de un filme? Por ejemplo, si por un lado no podemos añadir sonido ni música, por el otro el presupuesto no es un problema y podemos usar cualquier tipo de “efecto especial”. ¿Cuáles son las limitaciones y cuáles las posibilidades?

JWR: La diferencia es grande, pero en ambos medios estás contando una historia. Así que empleas la herramienta que tienes a disposición, intentando atraer y divertir a tu público. Efectivamente, mi objetivo es divertir, pero en este caso fue también seguir fiel al material original. Me gustan los cómics porque, como en las novelas, puedes parar el tiempo y disfrutar de los dibujos mientras lees la historia. He leído Art of Sequential Storytelling, de Will Eisner. El guionista y el artista de un cómic (a veces son la misma persona) quieren rellenar la página de la manera más interesante, mientras que el director quiere rellenar la pantalla. En todos casos, lo que se intenta hacer es conectar una imagen con otra, desde un punto de vista estático o activo, a través de la composición y de la edición.

EEI: En The Star Wars la muerte tiene un rol más grande que en Episodio IV. No quiero arruinar nada a los nuevos lectores, pero me gustaría saber si usted piensa que los sacrificios de algunos personajes hacen que el producto final tenga unos tintes más adultos. No quiero decir que en la trilogía original la muerte no tenga espacio, sino que en la novela gráfica parece tener un carácter más preponderante.

JWR: Este borrador parece ser más violento que los siguientes. Podría haber diferentes razones, por ejemplo la relación con la fuente original del material “pulp”. Pero el mundo de Star Wars siempre ha tenido un número de muertes bastante alto, desde la destrucción de Alderaan y más allá…

EEI: Parece que en la novela gráfica no hay un verdadero “malo”. No encontramos la presencia imponente de nuestro Darth Vader, ya que lo que nos es ofrecido carece del mismo carisma. ¿Cuán importante es, en su opinión, el hecho de tener un personaje malvado emblemático, alguien a quien le tenemos miedo y a quien, curiosamente, apreciamos?

JWR: El malo sería Valorum, pero se sitúa más en tanto villano bueno y malo. El villano, obviamente, siempre está relacionado con el héroe, y, como dicen, “más grande el villano, más grande el héroe”. El bien y el mal, el yin y el yang… desde gente que no se conoce en el tren hasta las disputas en la familia. Lo interesante es que en los westerns los héroes matan al malo disparándole directamente. En James Bond, en Indiana Jones y en otras franquicias, los héroes se deshacen de él indirectamente, por ejemplo, en un baño radioactivo, tirándolo de la ventana, o alguien llega y es él, y no nuestro héroe, quien mata al villano (por ejemplo, una amante vengativa, un subalterno humillado, etcétera).

EEI: Tal como nos es presentado en su formato de novela gráfica, The Star Wars no parece llevarnos a pensar en unas precuelas, mientras sí en una(s) secuela(s). Si tomamos en cuenta los episodios del IV al VI, estos sí forman parte de una historia más larga. ¿Cree que con The Star Wars Lucas estaba intentando empezar desde el inicio y no, como en la trilogía original, desde la mitad del arco narrativo? ¿O quizás sean las precuelas algo posible también en este caso?

JWR: Lucas siempre ha sostenido que Una nueva esperanza empieza y termina en la mitad de su saga. Lo mismo pasa con The Star Wars. Annikin ya es un adulto, no sabemos cómo su padre ha llegado a ser mitad máquina… Muchos de estos detalles podrían ser explicados en las precuelas. Y, además, The Star Wars prepara espacio para las secuelas. El plan de Lucas siempre había sido rodar más de un filme de Star Wars. Su idea inicial era la de crear una franquicia a lo Bond con una película cada año… y esto, para bien o para mal, es lo que Disney ha hecho.

http://www.jwrinzler.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.