Series de TV 

Cobra Kai (temporada 3)

La tercera temporada de Cobra Kai era uno de los estrenos más esperados de Netflix para 2021, y lo cierto es que arrancó el año con mucha fuerza, si bien ahora se ha visto eclipsada a causa del éxito de Lupin y Los Bridgerton. Y es que, no en vano, los éxitos se suceden cada vez con más rapidez en la plataforma y no es habitual que permanezcan durante mucho tiempo, de ahí que el caso de Gambito de dama, que ya lleva unos meses y sigue sumando espectadores, se perciba como una excepción.

Me da la sensación de que la tercera temporada de Cobra Kai, que había sido esperada con gran expectación, se consumió rápido (diez capítulos de media hora, aunque haya un par que se alarguen hasta los cuarenta minutos, se ven enseguida, sobre todo si se estrenan de golpe), apenas dejó poso e inmediatamente se pasó a otro contenido. Es el riesgo que tiene este modelo de negocio, que muchos de sus productos parecen diseñados para un consumo inmediato, no para perdurar. Ya se ha anunciado, eso sí, una cuarta temporada.

Pero volvamos a la tercera temporada de Cobra Kai, que retoma la historia en el punto exacto donde se había quedado al final de la temporada anterior. Si la primera temporada se centraba sobre todo en el enfrentamiento entre Johnny Lawrence (William Zabka) y Daniel LaRusso (Ralph Macchio) y la segunda se inclinaba más por los personajes adolescentes, Miguel (Xolo Maridueña), Robby Keene (Tanner Buchanan), Samantha (Mary Mouser) y Tory (Peyton List), en esta tercera entrega regresamos al modelo de la primera, lo que ocurre es que cobra importancia un personaje que ya había aparecido pero que no tenía tanto peso: John Kreese (Martin Kove).

De hecho, Kreese se hace sitio entre los dos protagonistas, se apropia de Cobra Kai y le obliga a Lawrence a fundar otro dojo. Kreese es tan importante que, a lo largo de la temporada, se insertan una serie de flashbacks que hablan de su juventud, de cuando fue a Vietnam y perdió a su novia. Aunque visualmente esa historia está bien conseguida, no está bien integrada en el hilo argumental y desplaza demasiado el eje narrativo de la temporada, otorgándole a Kreese una relevancia que, al menos de momento, no merece. Es, desde luego, el personaje más interesante de la temporada, pero eso es algo que narrativamente solo tiene sentido si en algún momento se va producir una redención, lo que no es probable (ni verosímil) que ocurra.

Los de Kreese no son, por supuesto, los únicos flashbacks que aparecen, ya que, como viene siendo habitual en la serie, se recupera parte del metraje de la película original, Karate Kid (El momento de la verdad) (The Karate Kid, John G. Avildsen, 1984). Además, como LaRusso tiene que viajar a Japón a causa de su trabajo y visita de nuevo Okinawa, también aparecerán diversas imágenes de Karate Kid II (La historia continúa) (The Karate Kid Part II, John G. Avildsen, 1986); y no solo eso, sino que allí se reencuentra con los personajes de aquella película, Kumiko (Tamlyn Tomita) y Chozen (Yuji Okumoto). De todas maneras, el reencuentro más esperado era el que ya se había anunciado al final de la temporada anterior, el regreso del personaje de Ali Mills (Elisabeth Shue), que queda con Lawrence para cenar y luego se cruza con LaRusso en el Club de Campo.

Cobra Kai fue creada por los guionistas Josh Heald, Hayden Schlossberg y Jon Hurwitz. En esta tercera temporada, los tres se ponen de nuevo tras las cámaras. Así, Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg dirigen al alimón los dos primeros episodios (“Repercusiones” y “¿Se nace o se hace?”), mientras que Josh Heald dirige en solitario los dos últimos (“Feel the Night” y “19 de diciembre”). En cuanto a los capítulos centrales, el tercero y el cuarto, “Tú sí que vas a pagar” y “El camino correcto”, los dirige el actor y especialista Lin Oeding; el quinto y el sexto, “Miyagi-Do” y “El rey Cobra”, corren a cargo de Steven K. Tsuchida; y del séptimo y del octavo, “Obstáculos” y “El bueno, el malo y el cañero”, se encarga Jennifer Celotta, que ha dirigido dos episodios de cada una de las temporadas de Cobra Kai.

Aunque esta temporada ha dejado un poco abandonados a los personajes adolescentes, cada uno de ellos se enfrenta a una situación difícil: la recuperación de Miguel, la desaparición de Robby, el miedo paralizador que siente Samantha cada vez que aparece Tory… En fin, si se cumple con la tendencia habitual hasta ahora, la cuarta temporada volverá a ser de ellos y tendremos un nuevo All Valley Karate Tournament.

Tráiler:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.