Libros: 

Star Wars – Storyboards

Título: Star Wars – Storyboards

Autor/es: J. W. Rinzler

Editorial: Harry N Abrams Inc.

Año: 2013 (Prequels) - 2014 (Original)

Hablar de La guerra de las galaxias podría resultar un tanto difícil, ya que el mundo se divide en tres grandes categorías: los que son (quizás demasiado) aficionados, los que simplemente no se interesan por la cuestión (para esta gente George Lucas solo es un nombre entre tantos), y los que reputan que las dos trilogías (la original y la de los prequel) son un buena forma de diversión pero no mucho más (lo cual, que quede claro, no significa no darse cuenta del significado cultural de esta obra de ciencia ficción). De todas formas, nos encontramos también ante lo que se define un elemento innegable: los episodios del I al VI están llenos de fantasía, ya que el uso de la imaginación llega hasta niveles para los cuales podemos usar el adjetivo de impresionantes.

Estos dos libros de storyboards, o sea de los guiones gráficos, de las trilogías originales (la primera y la secunda) de George Lucas nos permiten acercarnos a estas obras cinematográficas desde un punto de vista de construcción in fieri. No se trata, entonces, de los productos finales, sino de aquellos elementos que sirven como puente entre la fuerza centrífuga de la imaginación del director y de sus ayudantes, y la fuerza centrípeta de la puesta en escena, aquel momento en el cual los dibujos se vuelven realidad en un esfuerzo conjunto de rodaje. Los guiones gráficos, en consecuencia, rinden homenaje al concepto de “en curso” o, dicho de otro modo, a aquella situación de “todavía inacabado” típica de los primeros momentos de creación.

Acercarnos a estos dibujos permite además crear una conexión más profunda con el producto final. El análisis que se nos hace posible se refiere a la transformación que se ha ido desarrollando entre aquellos bocetos y la imagen final, o sea la imagen en movimiento que se mueve ante nuestros ojos sobre la pantalla (sea esta la de los grandes cines o la diminuta de nuestros móviles). El sendero que se abre es así una demostración de la complejidad que se instaura de por sí (de forma natural, podríamos decir) en la concreción de una obra cinematográfica. Resulta además funcional unir estas páginas a una lectura previa de los guiones (los que están hechos solo de palabras), para así tener una idea más precisa y, quizás, más profunda de los movimientos creativos de aquellas fases preliminares de las que muy a menudo poco sabemos (pero que, como siempre, tanta curiosidad nos suscitan).

La fantasía de la que hablábamos, entonces, se encuentra en un estado ya más elaborado si la comparamos con la sola fuerza de las descripciones (si las hay) iniciales, pero sin aquella fuerza final que se concreta en su presencia no solo escénica sino, sobre todo, cinética. Los dos tomos de Star Wars Storyboards se concretan por esta razón en una doble obra de arqueología cinematográfica, ya no tanto un simple análisis, sino la disección temporal de un largo proceso de desarrollo creativo. Dos obras que pueden abrir un espacio sobre elementos de una construcción ya acabada, entonces, formas estructurales que nos indican ya el tipo de creación que estaba por llegar; funcionan, ciertamente, en tanto productos para aficionados, pero también para los de la tercera categoría (véase lo de arriba) en tanto elementos históricos, demostración de la presencia de una imaginación sorprendente.

Una respuesta a «Star Wars – Storyboards»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.