Críticas

Con la militancia a flor de piel

Al filo de la democracia

Otros títulos: The Edge of Democracy.

Democracia em Vertigem. Petra Costa. Brasil, 2019.

Al filo de la democracia afichePetra Costa nos introduce en los sucesos vinculados al impeachment de la presidenta Dilma Rousseff y el juicio al expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, como parte de los procesos vinculados al caso “Lava Jato”; y relaciona estos eventos con su historia familiar, estableciendo lazos que sugieren una continuidad entre pasado y presente.

El espacio es el gran protagonista. Su administración conlleva momentos que aclaran vínculos de poder. Petra Costa gusta de exponernos a lentos recorridos por el interior y aledaños del Congreso. Queda claro, esos vacíos que la cámara transita en suaves travellings, para detenerse lentamente a panear, escudriñan las amplias salas, queriendo develar un secreto. Esos lugares esconden las ausencias del poder verdadero, el que, aunque no esté, siempre está allí. Son los empresarios quienes manejan la política  a su antojo, mediante las financiaciones de campaña y los sobornos. La cámara sale del Congreso y nos ilustra con dos picados que muestran sendos mármoles tallados, en reconocimiento a las empresas constructoras que contribuyeron a mejorar las instalaciones parlamentarias, tanto bajo gobiernos de derecha como de izquierda. Recordamos las palabras de un empresario a un representante nacional en los festejos por la destitución de Dilma: “Yo siempre estoy aquí. Ustedes, los políticos, son los que cambian”. Es la presencia invisible en el vacío.

La falta de conciencia popular registra la corrupción, pero no esa presencia permanente, que se extiende a todo el sistema político sin excepciones. Los recurrentes planos cenitales exaltan una mirada de control, el ojo que ve sin ser visto, que abarca grandes extensiones de la ciudad, ya sea con tráfico de vehículos o en desolación, pero, fundamentalmente, es el registro de las masas que defienden posturas opuestas, tal vez en el lugar equivocado. No logran captar lo que está más allá de las circunstancias políticas, explícitas en la puja izquierda-derecha o comportamiento ético versus corrupción. La cámara nos demuestra cómo los manifestantes son ajenos a esa manipulación.

Al filo de la democracia fotograma

El montaje expresa, por asociación, un cúmulo de ideas complementarias en la línea del poder, un juego de ausencias necesario, que produce presencias; y la observación, más allá del registro del observado, que entiende la oposición, pero no la lógica perversa de un sistema amparado en paradojas nominales. Estrategias de conservación del statu-quo, el poder no está donde lo vemos.

El reconocimiento es llevado al límite de fanatismos que obturan la posibilidad de conocer, el ojo que contempla desde arriba no es divisible; el observado sigue siendo controlado, aunque no lo note, las protestas no llegan a cambiar nada. La relación de poder se define a favor de las sombras, el conocimiento no llega.

Un manifiesto militante lleno de imágenes y exacerbaciones que brindan una pobre imagen, tanto del pueblo brasileño como de sus representantes. La responsabilidad y seriedad naufraga en el exitismo político. La razón es utilizada en propio beneficio, y el resultado final es festejado a modo de carnaval carioca, aunque sin desfile, pero con mucho “circo”. Un espectáculo infantil, a la vez que vergonzoso: se festeja la destitución de un presidente electo mediante el voto popular.

Democracia Em Vertigem escena

Los protagonistas y la cámara se dividen para expresar diferentes realidades, aun coincidiendo en el plano. Se suele decir algo diferente de lo que expresa el fanatismo. El foco lo utiliza para expresar una conciencia parcial, que pasa por un reconocimiento sin conocimiento. El entramado que se entreteje en un más allá, capturado desde planos cenitales, no se registra, es solo para el espectador. La doble vía es el enceguecimiento de las masas en reconocimiento de sus líderes, en contraposición al poder trascendente, no partidizado, que utiliza la política para la acumulación de capital, en aras de mantener una estructura, que solo cambia en apariencia; la sustancia permanece.

Lula, gran convocante de masas, traerá el corolario de la idea como representación permanente, aquí, los planos aéreos se juegan en función del poder convocante y del aprovechamiento del intento de promover un pensamiento, en la encarnación del personaje popular. La esperanza es la circunstancia como semilla dispuesta a germinar en el futuro. Es la acción que se convalida, más por el reconocimiento, que por el conocimiento. El carisma contiene la esperanza que puede hacer germinar la idea.

Primeros planos de Lula se contraponen a picados y planos cenitales, junto con algunos primeros planos que rescatan la emoción de los adherentes. Generación de clima emocional, que quizá en un futuro sostenga la germinación de la idea. Se debe trascender al personaje para mantener viva le esperanza del cambio. Otra vez, el reconocimiento precede al conocimiento cabal de circunstancias, que pueden llegar a eternizarse si el pensamiento, en tanto conocimiento, no prospera. El movimiento de masas debe ser urgentemente transformado para que no aparezcan los Bolsonaro, ya presentados en secuencias anteriores.

Democracia em vertigem plano

Un documental dinámico, entretenido y profundo, desde imágenes que saben invitar a la emoción y a la reflexión por igual.

Un tour que, someramente, nos empapa en intereses, sucesos, emociones y consecuencias; entramos y salimos todo el tiempo, pasamos de la reflexión a la emoción en breves instantes. El manejo del tiempo juega una partida necesaria para establecer la diferencia. Jugamos en dos planos: emocional y reflexivo, inconsciente y consciente; un intento de reconciliación, reconocimiento y conocimiento; la unificación puede traer transformación.

Un plano medio permite registrar el entusiasmo de Temer y su auditorio, ante la promesa de la recuperación de valores tradicionales. Lo religioso está  presente una vez más. Primero fue la veneración y condena de candidatos, en tanto figuras idealizadas o satanizadas; ahora, es la sociedad y la incuestionable  vuelta al statu-quo. La rigidez inunda por completo el trabajo de Petra Costa. No es un defecto técnico, sino  la plena referencia al estado actual de la sociedad brasileña, en todas sus dimensiones.

Un documento esmerado y presentado desde lo ideológico de manera sutil, pero contundente, que expresa la idiosincrasia brasileña desde todos los ángulos. Un trabajo comprometido, desde las raíces y el sentir de alguien que nació en la diferencia y el conflicto, muy a su pesar. Un trabajo para visionar dentro de un tiempo, y cotejar si, en realidad, la idea, a conciencia cabal, logró unirse a la emoción.

Ficha técnica:

Al filo de la democracia  / The Edge of Democracy (Democracia em Vertigem),  Brasil, 2019.

Dirección: Petra Costa
Duración: 113 minutos
Guion: Petra Costa, Carol Pires, David Barker, Moara Passoni
Producción: Busca Vida Filmes. Distribuida por Netflix
Fotografía: João Atala
Música: Vitor Araújo, Rodrigo Leão, Gilberto Monte, Lucas Santtana
Reparto: Documental (intervenciones de: Dilma Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva, Michel Temer, Eduardo Cunha, Jair Bolsonaro)

Una respuesta a «Al filo de la democracia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.