Críticas

Sin filtro moralista

Hombres de piel dura

José Celestino Campusano. Argentina, 2019.

BAFICI 2019

Hombres de piel dura, cartelOtro de los realizadores que siempre vemos en el Bafici, presentando personalmente sus películas, es José Celestino Campusano (Vikingos, 2010; Placer y Martirio, 2015; Cícero impune, 2017, y El silencio a gritos, 2018, entre otras), un director que nos tiene acostumbrados a un estilo visual directo, fuerte, denunciante y alejado de la hipocresía de lo políticamente correcto.

Pese a su reciente estreno, el guion de Hombres de piel dura fue escrito por Campusano hace muchos años atrás, basándose en una historia real sobre un sacerdote pedófilo que salió impune de la justicia. Nuevamente, aborda una temática sensible y actual, tanto en el ámbito judicial como en el mediático. Sin embargo, los abusos han sido consensuados y silenciados por la connivencia de distintos factores políticos y culturales, como también vistos con más naturalidad en iglesias o instituciones religiosas de la provincia, en este caso, en Marcos Paz.

A la historia real se suma la de Ariel (Javier Wall), un joven gay que vive en una estancia junto a su padre, un hombre de campo bien machista, con quien no tiene una buena relación, y su hermana, que estudia y comprende su inclinación sexual y el desinterés que siente de seguir los pasos del padre. Ariel conoció el sexo y el amor a través del cura Omar, con quien mantiene una relación secreta que entrará en crisis. Cuando eso suceda, Ariel intentará experimentar con otros hombres de su entorno, reafirmando su identidad. Atento a la discriminación de su padre y del universo machista que se retrata y lo condena socialmente, hay secretos y prácticas homosexuales que se naturalizan como parte de la virilidad constante de los lugareños.

Fotograma de Hombres de piel dura

La película, que participó de la Competencia Argentina en Bafici, maneja dos líneas narrativas que se alternan a lo largo del relato con factores en común: los abusos y la impunidad, temas recurrentes en su filmografía, que se muestran tal cual sucede, sin filtros ni cuidados, aunque con mayor estilización. En Hombres de piel dura, haciendo alusión a la erección fálica constante del hombre de campo, las imágenes están cargadas de un deseo reprimido que no para hasta concretarse. En todas las escenas, el sexo funciona como liberador de pulsiones, tan instintivo como animal. También como muestra de poder sobre el otro, de sumisión o de dominio, y donde el amor parece quedar en segundo o tercer plano.

Campusano denuncia la hipocresía en torno a un tema silenciado, como la pedofilia eclesiástica, y desenmascara las costumbres de los habitantes del conurbano bonaerense, en relación con sus prácticas sexuales y los secretos de pueblo. Muestra lo que generalmente otra clase de cine oculta o suaviza, y se aleja de las imágenes moralmente aceptables, para consumo de un espectador medio acostumbrado a un cine comercial o industrial, que vela por una realidad idealizada de hombres bien intencionados.

 

Ficha técnica:

Hombres de piel dura ,  Argentina, 2019.

Dirección: José Celestino Campusano
Duración: 96 minutos
Guion: José Celestino Campusano
Fotografía: Eric Elizondo
Música: Claudio Miño
Reparto: Wall Javier, Germán Tarantino, Claudio Medina, Juan Salmeri, Camila Diez, Malena Majul Lieun, Sergio Sarria

2 respuesta a “Hombres de piel dura”

  1. Es una muy buena película,que si bien llega a incomodar por su cura pedófilo avanzando sobre menores,logra un muy buen logro al mostrar el crecimiento de Ariel,que tras conocer a otras personas busca olvidarse del sacerdote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.