Críticas

Willy o la construcción de un detective caribeño

Detective Willy

José María Cabral. República Dominicana, 2105.

Cartel del filme Detective WillyEl pasado mes de junio se estrenó Detective Willy (2015), la nueva película del director dominicano José María Cabral a presentarse en la Muestra de Cine Dominicano en Madrid que comienza el 28 de septiembre. Con este filme, Cabral sigue la línea referencial que iniciaría con Despertar (2014). En esta ocasión toma prestada la estética del cine negro y elementos del cine detectivesco para articular una divertida comedia de acción con guiños a clásicos del cine como El Halcón Maltés, de John Huston (1941), Gilda, de Charles Vidor (1946), Casablanca, de Michael Curtiz (1942) o El sueño eterno, de Howard Hawks (1946).

Willy es un joven policía, soñador y fanático de las novelas de detectives, al que nunca le salen muy bien las cosas. Por un error de servicio, su jefe decide darle de baja, pero él maneja las cosas para poder seguir cumpliendo una labor para la cual se siente habilitado. Es así como llega, desde Valle Viejo a la capital dominicana, para enfrascarse en una importante misión de rescate de un tesoro nacional que ha sido robado. Un tesoro y un intento de detective, que nos llevan directamente a Humphrey Bogart.

Fotograma del filme Detective WillyDetective Willy es, sin dudas, un homenaje al gran actor americano. Una mezcla de los dos detectives bogartianos, Sam Spade y Philipp Marlowe. Su estilo, su ideal puesto en el detective Rubirosa, protagonista de una serie dirigida por Juan Jhuston, su actitud digna hasta en los momentos más difíciles y su garbo de tipo duro lo reafirman. Y por otro lado, es un simple policía dominicano, que lucha contra las adversidades del medio, persiguiendo grandes sueños, a través de su ingenio, un detalle que lo acerca a la escuela inglesa de detectives. Un policía dominicano hecho de fragmentos que coadyuvan a crear una entidad nueva en esa utopía inconclusa que es la identidad caribeña.

En el filme se articulan las referencias en el plano estético, estableciendo un paralelismo entre la realidad y los sueños del protagonista, cuyo marco visual está en el cine de los años 40, especialmente en el cine negro. La escena inicial -un pasaje del libro que Willy lee mientras hace la ronda en su patrulla- hace las veces de referente del origen literario de estos personajes en Dashiell Hammett y Raymond Chandler, a la vez que resume la intencionalidad del director. El omnipresente cigarrillo humeando en el cenicero, la iluminacion expresiva, directa y punzante, los tipos duros en pugna y las situaciones moralmente dudosas, sumados a la posterior referencia a la femme fatale, la Gilda de Willy, las atmósferas nocturnas, nebulosas y la propia trama, nos remiten de inmediato a este género.

Making of Detective WillyDetective Willy es, hasta el momento, el filme más logrado de Cabral. Un obra que demuestra la evolución de este director en términos narrativos y técnicos, además de un gusto por la apropiación, la cita y el homenaje, que lo convierte en isla dentro una isla. El guion escrito a dos manos por Cabral y Penélope Adames, es bastante coherente y está lleno de escenas hilarantes y divertidas, que son parte del valor esencial de un filme, y que logra una criolla y original mezcla de grandes referentes con lo mejor de la idiosincrasia nacional. Una buena manera de elevar los estándares del género más socorrido de la República Dominicana.

Muy pocos son los elementos que se le pueden señalar a Detective Willy, entre ellos, una banda sonora a cargo de Rita Indiana, que nos deja con ganas de más. Por momentos parece que se ha quedado atascado el long play, generando un bucle sonoro repetitivo o logra altas notas de originalidad como en la actuación de Ela (Denisse Quiñones) en el Hotel Rayuela. De igual forma, el fallo de raccord en la escena de la pelea final. Willy y Yael van a la fiesta temática en horas de la noche. Llegan y no pasa mucho tiempo cuando inician la persecución de Ela Rayuela que desemboca en la disputa final ocurrida en una azotea profundamente asoleada. El tiempo fílmico no corresponde al paso abrupto de noche a día.

El último gazapo notable es el error de la especialista del museo. Un fallo más de asesoramiento que propiamente cinematográfico. Luego del esperado final, la experta recibe el preciado tesoro, cuya historia hemos conocido a través del filme. Con un simple bisturí le retira la capa centenaria que lo cubre, en un trance que a cualquier restaurador le hubiera desprendido la mandíbula inferior. Podría ser un guiño al acto desesperado de Kasper Gutman (Sydney Greenstreet) por verificar la autenticidad del tributo de los Caballeros de Malta, pero definitivamente no es un proceder correcto ante un objeto de semejante categoría patrimonial.

Fotograma Detective WillyLas actuaciones son excelentes. Fausto Mata sigue demostrando que es uno de los mejores cómicos nacionales y actor con un amplio abanico de posibilidades histriónicas. Para este filme se desdobla como actor de riesgo, realizando las escenas de peligro. Junto a Yael (Denise Quiñones), como su compañera de aventuras, y Bruce (Anthony Álvarez), como su antagonista, hacen un entrañable conjunto. De igual forma, el resto del reparto sostiene un filme lleno de personajes divertidos, en su mayoría muy logrados. En la dirección fotográfica, Hernán Herrera realiza un gran trabajo con la iluminación y puesta en escena de la estética del cinema noir y las memorias fílmicas de una época, como en la secuencia del vehículo donde Willy va persiguiendo a Ela, que simula las anacrónicas e irreales tomas dentro de vehículos en movimiento del cine de los 40 y el tratamiento de las imágenes en la secuencia del helicóptero, que trasmiten esa sensación visual de filme antiguo.

Detective Willy es un filme interesante, que no ha tenido la suficiente publicidad en su país. Un trabajo comprometido de José María Cabral que es su director, guionista, editor, productor y extra. Un título que vuelve a confirmar la evolución del cine dominicano y augura un futuro promisorio para uno de los cineastas más jóvenes del país.

Trailer: 

Ficha técnica:

Detective Willy ,  República Dominicana, 2105.

Dirección: José María Cabral
Guión: José María Cabral y Penélope Adames
Producción: Tabula Rasa Films
Fotografía: Hernán Herrera
Música: Rita Indiana
Reparto: Fausto Mata, Denise Quiñones, Anthony Alvarez, Crystal Jiménez, Hector Aníbal, Kenny Grullón, Manuel Chapuseaux, Christian Álvarez, Josue Guerrero, Patricia Ascuasiati y Enrique Chao

Gretel Herrera

Graduada del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

3 comentarios para “Detective Willy”

  1. Álvaro Esteve Ferrer

    Como admirador del cine negro no conocía este título, gracias por descubrírmelo. La gran redacción de la crítica y las referencias al género me animan a verla cuanto antes. Muy buen trabajo

    Responder

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios