Festivales

Festival de Cine Global Dominicano

Festival de Cine Global Dominicano

Del pasado 10 al 18 de noviembre se celebró en la capital dominicana el Festival de Cine Global Dominicano, una iniciativa de la Fundación Global Desarrollo y Democracia que desde 2006 establece el mes de noviembre como tiempo propicio para múltiples actividades relacionadas con la industria del cine y la exhibición de filmes. El país homenajeado fue la vecina isla de Cuba, cuya cinematografía ha sido frecuentemente proyectada en muestras y festivales.

Para este año, el Festival organizó las proyecciones en quince categorías: Competencia Opera Prima, Corto Global, Corto de la Diáspora, Global Beats, IV Muestra de Cine de Moda, Mirada Corta, Miradas Hispanas, Muestra del Cine del Caribe, Muestra Gastronómica, Muestra del País de Honor, Parada Documental, Presentación Especial de Largometrajes Dominicanos y la Selección Palmera. No obstante la multiplicidad de secciones, la programación es una de las debilidades de este evento, ya sea porque la selección de filmes en general es pobre, porque la organización de los mismos se dispersa en demasiadas secciones, quedando algunas con solo un filme como la Muestra Gastronómica o la IV Muestra de Cine de Moda, o por la cartelera, la cual era ininteligible, debido al complejo diseño de la página web.

Entre las películas que se pudieron ver en los diversos cines que fueron partícipes del Festival están Torrente 5: Operación Eurovegas, de Santiago Segura (2014), la última entrega de esta secuela. Sin dudas, un filme bastante divertido que ubica la narración en un futuro cercano para, a la manera de Torrente, arreglar entuertos y desplegar su ácida crítica sobre los acontecimientos de una actualidad reciente. Nominada por sus efectos especiales a los premios Goya, es un filme para el que, podría decirse, ya pasó su momento. En la misma línea, el filme español Perdiendo el Norte, de Nacho Velilla, que aborda el tópico de la migración, por motivos económicos, de la generación más preparada de España. Un filme que a ratos divierte y a ratos aburre, a pesar de contar con un reparto de lujo, como Carmen Machi, Javier Cámara, Julián López, Yon González o Malena Alterio.

Festival de Cine Global DominicanoCuba, el país homenajeado en esta 9ª. edición del Festival contó con una interesante muestra de filmes, como Vestido de novia, de Marilyn Solaya (2014), uno de los mejores filmes cubanos del pasado año. Basada en una historia real, narra la historia de Rosa Elena, un transexual en la Cuba de los años 90, que intenta llevar su nueva vida en un contexto golpeado por concepciones patriarcales, que aguzan las condicionantes político-sociales, a las que tendrá que enfrentarse Rosa, al ser descubierto su secreto. También se presentó La pared de las palabras, de Fernando Pérez (2015), que ya había sido proyectado en la pasada muestra de mayo, causando una magnífica impresión esta historia sobre lo que irradia una enfermedad incurable en el contexto familiar; Venecia, de Kiki Álvarez, el primer filme cubano hecho a través del crowfunding; Vuelos prohibidos, de Rigoberto López; el documental Hay un grupo que dice, de Lourdes Prieto, un interesante recorrido por la historia del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, fundado por Alfredo Guevara, y un filme de hace más de una década, Las profecías de Amanda, de Pastor Vega.

Como es costumbre ya, el Festival de Cine Global Dominicano trae al país actores y actrices internacionales para compartir estrenos y experiencias. Este año, la invitada de honor fue Mira Sorvino, quien hizo la presentación de su ultimo filme, Chloe y Theo (2015), una historia sobre Theo, un esquimal, cuyos ancianos le dan la misión de llevarle un mensaje a los mayores del Sur. Dirigida por Ezna Sands, el filme es una producción independiente que oscila entre la lucidez y el cliché. Una propuesta que, al igual que la gran mayoría de filmes proyectados, no trae nada nuevo al panorama que han dejado otras muestras o festivales.

La fortaleza del Festival de Cine Global Dominicano no está en sus películas, sino en el ambiente formativo que propicia con su extenso número de talleres, encuentros, tributos, clases, paneles, conversatorios y charlas que despliega, exponiendo a los jóvenes realizadores dominicanos a un sano ejercicio de intercambio de conocimiento y experiencias. Esto sumado a las iniciativas como Mercado Coproducción un espacio para que realizadores seleccionados presenten a productores, inversionistas y diversos gestores de la industria sus proyectos. Este año fueron seleccionados cinco proyectos dominicanos: El Protocolo, de  Pablo Lozano; Noches de Penthouse, de Juan José Cid; Botija, de Fernando Encarnación; Hecho a Mano, de Rosanna Castillo, y Aquella Primavera del 65, de Mayra Poueriet; dos proyectos cubanos: Emporio Habana, de Pavel Giroud, y Club de Jazz, de Esteban Insausti; y tres proyectos puertorriqueños: Érase una vez en el Caribe, de Ray Figueroa; Fefel Varona, de Yamara Rodríguez; y La Pecera, de Glorimar Marrero. Todos, para participar el II Mercado de Coproducción Puerto Rico-República Dominicana-Cuba.

Entre las diversas actividades formativas que se brindaron, se encuentran el Dominicana Film Lab, el I Laboratorio de Escritura de Guion para Largometraje de Ficción, Talleres de Actuación y Apreciación Cinematográfica. Paneles con diversos especialistas y los llamados Seminarios de la Industria, en el marco de los cuales se realizaron conversatorios sobre casting, guión cinematográfico, crítica de cine y dirección de actores, entre otros muchos. De igual forma, se estableció un espacio de interacción denominado Actor’s Studio –en homenaje a la legendaria asociación-, donde se intercambiaron pareceres con actores locales, como Cheddy García, Celinés Toribio, Héctor Aníbal o Panky.

Foto fija Premios La SillaSin dudas, una gran diversidad de actividades que desbordaron el corto lapso del Festival de Cine Global Dominicano, que cerró con broche de oro, dando las premiaciones La Silla, el reconocimiento oficial del cine dominicano, inaugurado hace dos años. En ceremonia de gala ocurrida en el Palacio de Bellas Artes se entregaron los 23 galardones, arrasando La Gunguna, de Ernesto Alemany con 18 premios; Detective Willy, de José María Cabral, se llevo el premio a Mejor Comedia, y Geraldine Chaplin, el de a mejor actriz, por su interpretación en Dólares de arena, de Laura Guzmán e Israel Cárdenas, filme que además se llevó el Premio de la Crítica.

Gretel Herrera

Graduada del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios