Críticas

Histoire[s] de la classe ouvrière

Regreso a Reims

Retour à Reims (Fragments). Jean-Gabriel Périot. Francia, 2021.

Cartel de Regreso a Reims Para qué sirve la historia es una pregunta cada vez más necesaria en los tiempos que corren. Con el neoliberalismo como modelo dominante, la educación se ha convertido en una empresa y el conocimiento en su principal mercancía. Como consecuencia, las humanidades se están quedando arrinconadas en un lugar precario y controvertido. El historiador francés Serge Gruzinski, en su ensayo ¿Para qué sirve la historia? (2015) -que más que responder al título, explica cómo y qué historia debemos enseñar hoy-, defiende el uso de la historia para la comprensión del presente. En su propuesta, critica los modelos tradicionales del análisis historiográfico, consolidados sobre un discurso dominante, y aboga por la introducción de nuevos medios que permitan la construcción de un pasado desde una perspectiva alternativa. Así, considera que el cine “puede revelarse como una herramienta de producción de pasado tan sofisticada como la escritura”.

Esta labor es la que ha llevado a cabo el comprometido director Jean-Gabriel Périot en su último trabajo Retour à Reims (Fragments), en el cual realiza un análisis histórico de la clase obrera francesa desde la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días. La propuesta del cineasta galo es una adaptación del ensayo autobiográfico del filósofo francés Didier Eribon, conocido por sus reflexiones sobre la identidad homosexual masculina y su aclamada biografía sobre Michel Foucault. En busca de un despertar sexual e intelectual, Eribon abandonó su pasado obrero en Reims y emigró a la capital parisina. Sin embargo, la muerte de su padre, con el que apenas tenía relación, le hizo regresar a su ciudad natal, a sus orígenes, preguntándose el porqué de su ruptura genealógica. Este ejercicio reflexivo queda plasmado en su ensayo, en el cual explora las contradicciones de la clase obrera y las suyas propias.

Périot se toma ciertas libertades a la hora de transportar el ensayo escrito al formato fílmico, otorgándole así originalidad a la propuesta. La más notable es la elección de una voz en off femenina para la narración, realizada por Adèle Haenel (Retrato de una mujer en llamas).  A pesar de que la opción más verosímil hubiera sido una voz masculina que caracterizase a Eribon, este giro es sumamente reivindicador ya que nos propone una construcción histórica a través de la voz de la mujer, un rol tradicionalmente ignorado en la historiografía.

Regreso a Reims - fotograma

Retour à Reims (Fragments) es, a la par, un retrato familiar e íntimo y un análisis político y sociológico de las trabajadoras y trabajadores franceses. En la primera parte, mediante los antepasados femeninos de la narradora, bisabuela, abuela y madre, el director describe la estructura social francesa y los problemas de la clase obrera: la marginación, la falta de educación escolar, la imposibilidad del ascenso social, la explotación laboral, etc. También, se centra en la doble condena que arrastra la mujer, la clase y el género, mostrando cómo los propios trabajadores oprimidos ejercían cierta opresión sobre las mujeres, sobre todo aquellas que decidían ir a trabajar a las fábricas. Este conflicto entre oprimidos y opresores será una de las claves sobre la que se sustenta el análisis de Piérot.

Así, en la segunda parte, reflexiona acerca de la desvirtuación de la conciencia de clase hacía un sentimiento xenófobo que tendrá su acogida en la extrema derecha durante las últimas décadas del siglo XX. Desilusionados con los representantes políticos socialistas, la clase obrera cae en un escepticismo que conduce a muchos al voto de Le Pen. La ilusión de poder de los trabajadores se ejerce sobre otros oprimidos, en este caso, los emigrantes árabes. Siguiendo el orden cronológico, el epilogo muestra las protestas del 2018 caracterizadas por los chalecos amarillos, dejándonos a los espectadores un mensaje claro: la lucha continúa.

Regreso a Reims - Crítica

Pero sin duda, lo más sustancial de esta especie de manifiesto fílmico marxista es que está construido mediante la apropiación de imágenes, apenas el prólogo ha sido filmado. Tras un excelente trabajo de documentación de archivo audiovisual, Piérot descontextualiza imágenes extraídas de películas, entrevistas, televisión, etc., y mediante el montaje les configura un nuevo sentido, una nueva función dentro de un relato diferente, el cual está vertebrado por la voz de la narradora. Como si hiciera una recolección de teselas de varios mosaicos de diferentes épocas, para crear uno nuevo. Es un ejercicio similar a que hizo el gran Godard en Histoire[s] du cinéma, pero esta vez el collage está configurado solamente por archivos audiovisuales que reflejan la clase obrera.

Además, este ejercicio también revela otra historia muy interesante, la evolución de la técnica y el material cinematográfico. En la primera mitad del largometraje podemos observar imágenes en formato de 16mm provenientes de archivo que, una vez restauradas, parecen cine. Cuando el relato llega a los años 70, se aprecia la aparición del video, lo cual supone una cierta pérdida de calidad.

Regreso a Reims (fragmentos)

La fotografía supuso la culminación de la mimesis. Antes de ella, la función de registrar una instantánea era labor de la memoria, lo que hace la fotografía en el exterior antes lo realizaba el pensamiento en nuestro interior. En este sentido, para que las imágenes no sean absorbidas por el capitalismo, John Berger propone un uso alternativo de la fotografía incorporándola en la memoria social y política de la humanidad. De forma que se cree un nuevo contexto que mantenga la fotografía vivía, permitiéndonos conocer el pasado para poder construir nuestra historia.

Si hay algo que supera a la fotografía en la representación de la realidad es el cine, que le añade tiempo y movimiento. Así, Piérot le da un nuevo contexto a todo tipo de audiovisuales que han capturado a la clase obrera, para mantenerlos vivos en nuestra memoria. Nos muestra la historia de la clase obrera, sin dejar de ser crítico con ella, para recordarnos que los frentes de lucha siguen abiertos y que la construcción del futuro está en nuestras manos.

Trailer:

Ficha técnica:

Regreso a Reims (Retour à Reims (Fragments)),  Francia, 2021.

Dirección: Jean-Gabriel Périot
Duración: 83 minutos
Guion: Jean-Gabriel Périot
Producción: Les Films de Pierre, arte France Cinéma, Institut National de l'Audiovisuel, CNC, Angoa-Agicoa
Fotografía: Julia Mingo
Música: Michel Cloup Duo
Reparto: Adèle Haenel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.