Críticas

Plomo, puños y patadas reflexivas

Indomable

Haywire. Steven Soderbergh. EUA-Irlanda, 2011.

HaywireIndomable es un thriller de espionaje de Steven Soderbergh que se destaca por la participación de la luchadora de artes marciales mixtas Gina Carano en el papel principal. No es mucho lo que aporta en lo que respecta a interpretación propiamente dicha. Pero para llenar las expectativas de actuación está la lista de nombres que resaltan en el elenco masculino que la rodea: Ewan McGregor, Michael Fassbender, Michael Douglas y Antonio Banderas. Lo que cuenta de Carano son sus dotes para dar puños y patadas, a las que se añaden correr y saltar, entre otras muestras de virtuosismo atlético, y, por supuesto, disparar.

Eso crea un contraste que se vuelve reflexivo cuando Mallory Kane, la espía que interpreta Carrano, es llevada a vestirse como se supone que ha de hacerlo una dama elegante para reunirse con personajes de su condición social, lo que le incomoda. “No sé cómo hacer eso, no me pongo vestidos”, había dicho antes. Es una situación análoga a la de la campeona del ring que trata de convertirse en protagonista de un filme de espías, al que la música de David Holmes y los toques artísticos de la dirección convierten en producto para gustos refinados.

La reflexividad de Indomable se manifiesta también en otro contraste: el de la manera natural como fueron filmadas las peleas de puños y patadas, y la estilización de la primera balacera, en la que Soderbergh recurre al blanco y negro y el color, a la cámara lenta y a la atenuación del sonido de los disparos para integrarlo a la música setentosa, como un videoclip. Ocurre en esa escena una cosa análoga a vestir a Gina Carano de acuerdo con el estereotipo: hace que sus dotes, peleando, corriendo o trepando, pongan de relieve, por contraste, los recursos que pueden ser usados para adornar con glamour la violencia.

HaywirePodría buscársele un trasfondo político y social a Indomable en la crítica de los contratistas de las fuerzas armadas y los servicios secretos, así como de la situación de las mujeres en los medios profesionales dominados por hombres que abusan de ellas. Pero lo que realmente se contrapone a la corrupción de los espías del sector privado es el mito de la virtud militar, así como un anarquismo ingenuo de tiros, golpes y patadas es lo opuesto a las instituciones. Con respecto a lo segundo, la aparente crítica del machismo tiene como correlato el estereotipo femenino de los filmes clásicos de Howard Hawks: la chica que les gusta a los hombres porque puede ser tratada como uno más de los muchachos. “Te recomiendo que no pienses en ella como si fuera una mujer”, le dice Kenneth, el personaje de McGregor, a Paul (Fassbender), en referencia a la capacidad de pelear como un hombre de Mallory Kane.

 

Tráiler:

Ficha técnica:

Indomable (Haywire),  EUA-Irlanda, 2011.

Dirección: Steven Soderbergh
Guion: Lem Dobbs.
Producción: Gregory Jacobs.
Fotografía: Steven Soderbergh
Música: David Holmes.
Reparto: Gina Carano, Ewan McGregor, Michael Fassbender, Michael Douglas, Channing Tatum, Antonio Banderas, Mathieu Kassovitz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *