Críticas

Los niños y los animales ¿los verdaderos sabios?

Dumbo

Tim Burton. EUA, 2019.

Cartel de la película DumboEsta es una película divertida, que se disfruta de principio a fin, especialmente si se ve en familia. Tim Burton ha sido un director muy exitoso y acá continúa con su tradición de buen maestro del cine que es a la vez entretenido y artístico, ya que tiene una especial habilidad para sacar lo mejor de cada uno de sus personajes, de tal manera que todos se vuelven protagonistas y una extremada capacidad para contar historias, resaltando acá y allá detalles que sorprenden y que hacen que el espectador nunca pierda la atención. No importa que Dumbo sea una película que ya había sido producida como filme animado de Disney en 1941 y que cuente algo demasiado fantástico. Un pequeño elefante de grandes orejas, que le permiten convertirse en un elefante volador ¿Qué puede decirles a los sofisticados espectadores actuales, sean niños o adultos, este cuento de circo, en el cual un tímido y extraño animal es la atracción? Recordemos que vivimos una época en la cual el circo es un refinado show de gimnasia, de luces y música, de diseño, de teatro y malabarismos modernos, en el cual se lleva a los asistentes a una profunda reflexión sobre el movimiento, sobre las sincronías imposibles y sobre la vida, en un ambiente donde están prohibidas las exhibiciones de animales, ya que implican maltrato.

La verdad es que son variadas las cosas que suceden en Dumbo,tales que estamos ante una buena película, llena de variaciones y de atractivos. Quiero comentar primero sobre el mundo del circo, tal como se daba en los comienzos del siglo 20, a fines de la Primera Guerra Mundial. Era un espectáculo basado en distintos tipos de fenómenos, sean estos personas extrañas o extraordinarias, en algún sentido, o en animales que se antojaban exóticos. Se desplazaba el circo entre los pueblos, en este caso en pintorescos vagones de ferrocarril, ilustrados con las figuras que describían las atracciones, y se armaba con el trabajo mancomunado de todos los artistas, ya que las condiciones económicas no parecían ser muy atractivas. Nos trae el filme esa sensación nostálgica y triste del ambiente circense, del cual no se pueden escapar fácilmente los personajes. Rompe esos esquemas una niña, inteligente y despierta, que disfruta de la observación y de la ciencia y que aprovecha los extraños ambientes para estudiarlos y para soñar con un futuro de investigadora y científica, ilusión que nutre sus días y que da lugar a la solución de algunos de los desafíos de la historia que se cuenta. Su hermano es compañero de aventuras, menos ingenioso, pero divertido, que la apoya. Ambos deben educar a su padre, un artista de la equitación circense, que se enlistó en la guerra y que ha vuelto con ánimo derrotado luego de perder un brazo y de encontrarse con que su amada esposa, también artista, ha muerto en una epidemia, dejándolo solo y a cargo de los dos niños.

Fotograma de Dumbo

Entra en la historia una elefanta altiva y grande, que da a luz a Dumbo, antes llamado Jumbo y que, por accidente con las letras de su nombre, se convierte en Dumbo, nombre que en inglés viene de Dumb, es decir, tonto, y que es causa de mucho sufrimiento para el pequeño elefante, que curiosamente tiene extraordinarias habilidades para comunicarse y sortear las arbitrariedades y los desafíos de los seres humanos, defendiendo siempre su independencia y haciendo lo que quiere. Es decir, se nos plantea que un animal es tanto o más sensible, inteligente o “humano”, que la mayor parte de los seres humanos. Y para resaltarlo, resulta ser que es un elefante defectuoso, de orejas grandes, que le permiten volar, superando en esto, a cualquier ser humano. Este análisis se lleva hasta plantear que son más inteligentes y sensibles los niños o los animales, en comparación con los ricos o los potentados, que ganan gran cantidad de dinero y que siempre manipulan, tanto, que ponen en riesgo sus propios emporios en busca del poder y del dinero.

Dumbo, fotograma

El resto de la trama tiene que ver con las aventuras voladoras y libertarias de Dumbo, que se representan a base de notable efectos especiales, especialmente en lo que concierne a las curiosas habilidades de vuelo del pequeño elefante, que no vemos como suaves y elegantes pases aéreos, sino como los turbulentos y pesados movimientos de un animal que en nada se parece a un pájaro, por su tamaño y su total carencia de formas aerodinámicas.

Como acostumbra Burton, nos ofrece un curioso personaje femenino, en este caso la artista de la acrobacia aérea, Colette Marchant (Eva Green), de cara refinada y angulosa, muy maquillada. El personaje, que pareciera odioso y agresivo, va evolucionando, en un viaje de autodescubrimiento, que se va notando en su cara, en sus gestos y en su cuerpo y que constituye una de las varias historias embebidas en la trama.

Imagen de la película Dumbo

También se ha destacado el director por inventarse complejas estructuras urbanas y acá no desentona con la tierra del ensueño, Dreamland, una especie de Coney Island Garden con toques de Parques de Disney, donde transcurre buena parte de la trama, que incluye espectaculares escenas de lujoso funcionamiento y de inesperada destrucción. Contrastes que van de la mano con los de los personajes opulentos de la trama, cuyas fortunas se ven amenazadas por su propia espectacularidad y extravagancia. Contrastes que van directamente en contravía con la sabiduría de los animales y de los niños.

Trailer

Ficha técnica:

Dumbo ,  EUA, 2019.

Dirección: Tim Burton
Duración: 112 minutos
Guion: Ehren Kruger, inspirado en el filme animado de Walt Disney de 1941, a su vez basado en la novela de Helen Aberson y Harold Pearl
Producción: Justin Springer, Ehren Kruger, Derek Frey, Katterli Frauenfelder
Fotografía: Ben Davis
Música: Danny Elfman
Reparto: Colin Farrell, Michael Keaton, Danny DeVito, Eva Green, Alan Arkin, Deobia Oparei, Joseph Gatt, Sharon Rooney, Michael Buffer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.