Críticas

Animales a ritmo de samba

Río 2

Carlos Saldanha. EUA / Brasil, 2014.

Cartel de la película Río 2Cuando un observador desea acercarse a un objeto o a un ser, con el fin de experimentarlo e identificarse con él, se logran contactos y experiencias de gran intimidad, refinación mental y sensorial, y se desarrollan la empatía y la sabiduría, e incluso se puede alcanzar un sentido profundo de la compasión. El cine ofrece amplias oportunidades para tales cercanías, en la medida en que ante los ojos del espectador vayan desfilando todo tipo de personales y de objetos, decenas o centenares en cada película, cada uno de ellos una ocasión para sentir la magia chamánica de la transformación. En general, no estamos en esas ondas los espectadores, que más bien disfrutamos de las historias que desfilan ante nuestros ojos como oportunidades para entretenernos y pasar un rato agradable o sorprendente, si bien con algunos atisbos de magia transformadora que nos tocan y nos dejan huellas.

Desde otro punto de vista, los que se pueden acercar a nosotros, por virtud de los creadores de una película, son los objetos y los seres mismos, que adquieren animación y propiedades humanas. Entonces nos vemos en ellos, porque ellos se han vuelto como nosotros. El impacto que se genera en este caso en el espectador es el de estar leyendo o contemplando una fábula, el de verse reflejado en una historia, lo cual también tiene sus potenciales de transformación, aunque pienso que menos profundos y menos desafiantes.

Esta última es la perspectiva de Río 2 del prestigioso director brasileño Carlos Saldanha (quien ya había dirigido Río, 2011, Ice Age: The Meltdown, 2006; Ice Age 3: Dawn of the Dinosaurs, 2009; codirección de Ice Age, 2002, y Robots, 2005). En todas estas producciones hemos visto cómo se desarrollan grandes diseños y efectos, los cuales cada vez son más refinados, estéticos y poderosos. No pareciera existir límite a las capacidades para crear imágenes, colores, movimientos y secuencias cuando se trata del cine de animación digital. Esta es una película en la cual se nos lleva a un viaje espectacular, GPS en mano, por las ciudades y los paisajes de Brasil y de la selva amazónica, esa última frontera de la cual pareciera que depende el futuro mismo de la humanidad. Los personajes de la historia son los miembros de una familia de cinco pájaros (los padres y tres hijos), aparentemente los últimos miembros de una especie de guacamayas (cacatúas) azules, que se mantenían cómodamente acostumbrados a los atractivos de la vida urbana (luego de haber vivido emocionantes aventuras en la Río que inicia la saga). Viven resguardados en un refugio para especies amenazadas, a cargo de una joven e idealista pareja de científicos. Hasta que se deciden a hacer un viaje entre dos míticos lugares: la espectacular Río y la inmensa selva amazónica, en busca de sus orígenes. Como corresponde a un pájaro que se ha vuelto comodón y ciudadano, que apenas acaba de aprender a volar, Blue, el macho y guía, necesita de una tableta con GPS para guiarse, con lo cual se puede entender bien la perspectiva del filme: una completa transformación de los protagonistas animales hacia seres con enteras capacidades, virtudes y defectos humanos. Es así como no solamente vuelan, sino que se mueven en vehículos cuando es del caso y se dejan atraer por los lugares que van visitando, como si fueran turistas.

Imagen de Río 2Tres elementos muy humanos están presenten en los diversos animales que aparecen en gran variedad de formas y colores: el baile y la samba, el fútbol y las discordias. En el baile es exquisita Río 2, que se inicia con escenas en los paisajes de ensueño de Río de Janeiro, de la cual se han apoderado pájaros de todo tipo y colorido, que inundan las playas, los barrios y las favelas, y el Corcovado mismo, a ritmo de samba y de carnaval. Vuelan las bandadas de pájaros creando preciosas coreografías y lo hacen no solamente en ambientes carnavalescos de la ciudad, sino en la selva misma, con plena participación de los diversos grupos de animales que van apareciendo. Blue y su familia, como casi todo brasileño, son fanáticos del fútbol, incluso Blue es un habilidoso jugador, pero también lo son las guacamayas de la selva, que sostienen espectaculares duelos, a modo de clásicos, ante multitudes enardecidas, pateando con nueces del Brasil como balones, los cuales nos recuerdan los desafíos en los juegos de quidditch de las películas de Harry Potter. El tema de las discordias y las venganzas entre animales, como corresponde a una fábula, es parte fundamental de la trama y está creativamente personificado por Nigel (el guacamayo enemigo de Blue) y su amiga y enamorada Gabi, una simpática ranita que se cree venenosa y que sueña con usar sus gotas de veneno para llevar a cabo alguna gran maldad, sin que realmente sea muy exitosa.

Río 2, la películaY ¿dónde están los humanos en todas estas? Igualmente representados en dos bandos. El de los buenos, personificados por Linda y Tulio, cuidadores de Blue y su compañera Perla,  investigadores que recorren las selvas y los ríos desarrollando tareas idealistas y quijotescas, preocupados por la conservación, la protección de las especies y la belleza natural. Los malos de turno están representados por un empresario forestal y sus máquinas infernales (que nos recuerdan secuencias del filme Avatar  cuando avanzan destruyendo las selvas). Los demás humanos poco intervienen, excepto por uno u otro periodista. Cuando finamente ocurre la batalla entre el bien y el mal, aparece como una tromba la fuerza poderosa de los animales, unidos por la defensa de su hábitat, ganadores de la batalla, a ritmo de samba.

Trailer

Ficha técnica:

Río 2 ,  EUA / Brasil, 2014.

Dirección: Carlos Saldanha
Guion: Basada en caracteres desarrollados por Carlos Saldanha, Earl Richey Jones, Todd Jones y Don Rhymer (quien falleció en 2012)
Producción: Blue Sky Studios, Bruce Anderson, John C. Donkin
Fotografía: Renato Falcão
Música: John Powell
Reparto: (Voces Originales en inglés):Anne Hathaway, Leslie Mann, Jemaine Clement, George Lopez, Jamie Foxx, Rachel Crow, Pierce Gagnon, Amandla Stenberg, Andy Garcia, Jake T. Austin, Tracy Morgan, Bruno Mars, Kristin Chenoweth, Miguel Ferrer

Una respuesta a “Río 2”

  1. Se hace igualmente interesante el mensaje que brinda el film, sobre la hábil manera como Blue y Perla son capaces de manejar la situación con Eduardo (Suegro de Blue) y especialmente por el respaldo que este último tiene para con Roberto, el exnovio de Perla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *