Críticas

Las consecuencias de una mentira ¿piadosa?

Querido Evan Hansen

Dear Evan Hansen. Stephen Chbosky. EUA, Japón, 2021.

Querido Evan Hansen - Cartel¿Qué podía salir mal con la adaptación a cine de un exitoso musical de Broadway ganador de 6 Premios Tony, un Grammy y un Emmy, que además se convirtió en una novela impresa para adolescentes y un éxito en ventas en 2018? Era una cinta destinada a reventar las taquillas, especialmente en las manos de Stephen Chbosky, director de Las ventajas de ser un marginado (The Perks of Being a Wallflower, 2012) y Extraordinario (Wonder, 2017), ambos éxitos en el mundo entero. Y sin embargo, Querido Evan Hansen (Dear Evan Hansen, 2021) resultó siendo un estrepitoso fracaso de taquilla, nominada a 4 «premios» Razzie a lo peor del cine.

La película nos presenta a Evan Hansen (Ben Platt), un joven que sufre de ansiedad, depresión y muchas otras cosas que le impiden ser «funcional» en una sociedad que se considera «normal». Él está sufriendo con el regreso a  la escuela y ese primer día todo parece ir al revés: las palabras no le fluyen ante la chica que le gusta, Zoe Murphy (Kaitlyn Dever), después de que Connor (Colton Ryan), hermano mayor de ella, lo tratara mal y le gritara en el corredor del colegio. Y para rematar, Connor se queda con una de las cartas que Evan se escribe a sí mismo para darse ánimo, tarea que le ha puesto su psiquiatra. Connor muere unos días después y la famosa carta está entre sus últimas pertenencias, lo que resulta siendo el comienzo de una serie de confusiones que desencadenan un tremendo conflicto en el colegio, en las redes sociales y en la vida de Evan, cambiándola para siempre.

Querido Evan Hansen - Fotograma

La temática principal de este musical sigue siendo inmortal y fácil de entender: ese profundo deseo de pertenecer, de hacer parte de un grupo, una logia, un equipo… Algo que nos aleje de la soledad. Además se habla de la ansiedad, la depresión clínica, las mentiras, el poder de las redes sociales y lo que pueden causar… Es una historia llena de situaciones necesarias de hablar hoy en día con los adolescentes, por lo que esta cinta habría sido una herramienta ideal para invitar a la reflexión y el cuidado, pero se perdió entre la pandemia, su estreno limitado en salas de cine y las devastadoras críticas.

Creo que el problema, en parte, es su protagonista: nadie le cree a Ben Platt, que estaba acercándose a los 30 para el rodaje, sea un adolescente de colegio, y menos con ese peinado que eligieron. Con eso se pierde la verosimilitud del personaje y hay una desconexión inmediata por parte del espectador. Y eso, sumado al maquillaje tan evidente en su cara, hace que todo se sienta más como un montaje escolar desde el protagonista. Aunque el director defiende la elección de su protagonista, la cinta fue acusada fuertemente de nepotismo, ya que el padre de Platt es uno de los productores.

Querido Evan Hansen - Fotograma

Sin embargo, y dejando atrás esos detalles, la interpretación de Platt es excelente. Él ganó el Premio Tony por la versión teatral de esta historia, que se estrenó hace 7 años en Broadway, así que tiene suficiente experiencia: sus caras, su actitud, su tartamudeo… El personaje lo conoce al detalle y fluye debajo de su piel en cada milímetro. La inclusión de la ganadora del Globo de Oro Amy Adams y la ganadora del Oscar Julianne Moore como figuras maternas fue muy acertado, ambas son reconocidas por su capacidad histriónica, que acá demuestran con creces en las cortas escenas que tienen. Y a ellas se les suma el talento de Kaitlyn Dever, que viene del éxito de la serie de Netflix, Creedme (Unbelievable, 2019), y para cantar resultó siendo toda una revelación.

La dirección de Chbosky es especialmente acertada en los números musicales como «Sincerely, Me«, uno de los mejores. Gracias a su visión, las canciones toman una vida diferente al tener la opción de salir del escenario de un teatro, dándoles ese toque refrescante y un poco de humor entre tanta tragedia que construye la historia. Sin duda esto era lo más importante para destacar: la música ganó el premio Tony y Grammy, y ha sido lo que ha marcado la diferencia en esta historia. Compuesta por Benj Pasek y Justin Paul, los ganadores del Oscar por La La Land (Damien Chazelle, 2016) y también compositores de las canciones de El Gran Showman (The Greatest Showman, Michael Gracey, 2017), logran un trabajo brillante con poderosas letras y música pegajosa, aunque un poco similares a sus anteriores trabajos. Las locaciones, la iluminación y el casting son adecuados y cumplen su función… Entonces, ¿qué fue lo que realmente falló en esta ocasión?

Querido Evan Hansen - Fotograma

No tengo idea. La cinta también tiene sus defectos, sin duda: es un poco más larga de lo que debería; la historia de amor de Evan es un poco estremecedora; el gran giro que da la vida de Evan es introducido al espectador desde el trailer, así que no hay sorpresa alguna; a pesar de haber cortado varias canciones de la fuente original, el ritmo de la historia no es el más ágil y tiende a volverse pesada, aunque fue adaptada por el creador de la obra original en teatro, Steven Levenson, quien posee amplia experiencia en televisión y ya adaptó con gran éxito otro musical: tick, tick… BOOM! (Lin-Manuel Miranda, 2021).

Realmente es una lástima lo que pasó con esta cinta. A pesar de conocerla con anterioridad y haber leído la novela, la película simplemente me quedó debiendo. Quizá ya estaba condicionado porque me gustaba la historia, o quizá esperaba más. Quizá al verla en pantalla grande llega la reflexión más clara de que el protagonista es un personaje a un paso de ser un sociópata, un joven atormentado pero también caprichoso y cobarde, por lo que nunca se logra una completa empatía con él, y a veces ni siquiera lástima. Pero vale la pena formar una opinión personal acerca de esta cinta, que quiso ser muchas cosas y al final se quedó en intentos.

Trailer:

Ficha técnica:

Querido Evan Hansen (Dear Evan Hansen),  EUA, Japón, 2021.

Dirección: Stephen Chbosky
Duración: 137 minutos
Guion: Steven Levenson
Producción: Marc Platt, Steven Levenson, Benj Pasek, Justin Paul, Michael Bederman, Stacey Mindich, Kelsey Nicolle Scott, Adam Siegel
Fotografía: Brandon Trost
Música: Benj Pasek, Justin Paul, Dan Romer
Reparto: Ben Platt, Julianne Moore, Kaitlyn Dever, Amy Adams, Danny Pino, Amandla Stenberg, Colton Ryan, Nik Dodani

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.