Críticas

La Guerra de las estrategias

El puente de los espías

Otros títulos: Puente de Espías.

Bridge of Spies. Steven Spielberg. EUA, 2015.

cartel de Bridge of SpiesSpielberg + Hanks. Si tomamos a estos dos pesos pesados de la historia del cine estadounidense y efectuamos la suma propuesta, siempre obtendremos obras de la envergadura de La Terminal (The Terminal, 2004) y Atrápame si puedes (Catch me if you can, 2002). Y cuando hacemos este pequeño racconto, fácilmente podemos caer en la tentación de hacer la comparación de la temática de El puente de los espías con las de Rescatando al soldado Ryan (Saving Private Ryan, 1998) y Hermanos de sangre (Band of Brothers, 2001), más vinculadas a la historia del siglo veinte, a la Segunda Guerra Mundial y a la Guerra Fría, también pertenecientes al repertorio de esta gran dupla.

El puente de los espías se desarrolla en 1961, más precisamente cuando la desaparecida Alemania Democrática decide levantar el famoso Muro de Berlín, dividiendo a la ciudad en dos partes, la occidental y la oriental. Berlín del Este cumplía las funciones de capital de Alemania Oriental, suscrita al régimen comunista que imponía la Unión Soviética. Los primeros pasajes del film parecen muy lejanos a esa imagen de solemnidad que tenemos de los países comunistas de la posguerra, ya que asistimos a la investigación que el FBI hace de un soviético, sospechado de formar parte de una red de espías del país rojo, operando en Nueva York. Este presunto espía es capturado, enjuiciado y rápidamente condenado por el gobierno estadounidense, algo que luego será utilizado por ellos para negociar con los soviéticos el intercambio de un espía propio, luego de que los rusos derribaran su avión especialmente adaptado para tomar fotografías del territorio comunista. Este famoso evento, conocido como “el incidente del U-2”, es el giro argumental que dará desarrollo a casi la totalidad del film.

Hanks & Rylance en El Puente de los EspíasA James B. Donovan (Tom Hanks), un abogado destacado de un famoso bufete neoyorquino, se le encarga la defensa del presunto espía ruso Rudolf Abel (Mark Rylance). Hanks interpreta un papel muy similar al de Carl Hanratty en Atrápame si puedes, ya que Donovan es un especialista en su materia y busca arduamente encontrar la verdad. En el caso de Rylance, es altamente destacable su papel, que aborda la difícil tarea de dar vida a un personaje que no expresa sentimientos y al que nada ni nadie parece inmutarlo –debo decir que por momentos me recordó a Victor Navorsky, personaje que justamente interpretó Hanks en La Terminal-. Amy Ryan (Birdman, A. González Iñarritu, 2014) encarna a la esposa de Donovan, Mary, mientras Austin Stowell se pone en la piel de Francis Gary Powers (Whiplash: Música y Obsesión, Damien Chazelle, 2014), el piloto norteamericano derribado y capturado por la Unión Soviética mientras fotografiaba territorios secretos rusos con su avión.

Francis Gary Powers en Bridge of SpiesTomando como punto de partida la presentación, el guion se va desenvolviendo de manera perfecta, con presencia de algunos toques humorísticos, claramente producto de la participación de los hermanos Coen, quienes co-escribieron junto a Matt Charman esta historia repleta de datos y momentos históricos muy bien respetados. Este guion tan cuidado, en lo que concierne a la fidelidad de los acontecimientos históricos descritos, no sería lo mismo sin la puesta en escena imponente que posee el film, algo característico en el universo Spielberg, en este caso a cargo de Adam Stockhausen, quien también trabajó en dos películas de Wes Anderson, Moonrise Kingdom (Un reino bajo la Luna 2012) y El Gran Hotel Budapest (The Grand Budapest Hotel, 2014), así como también 12 años de Esclavitud (12 years a Slave, Steve McQueen, 2013). En este caso, se ha esmerado tanto en la recreación de Nueva York a principios de los 60, como en los uniformes de la Stasi.

Mark Rylance en Puente de EspíasAquella sumatoria que mencionaba al inicio es directamente proporcional a la carga ideológica que posee El puente de los espías, algo también característico del cine de Spielberg, que a lo largo de su carrera cinematográfica ha demostrado un enfoque muy nacionalista y subjetivo de los eventos bélicos que involucraron a los Estados Unidos durante el siglo veinte. Esta carga ideológica apunta, principalmente, a destacar el poder norteamericano, que gracias a su gran despliegue y desarrollo militar, generalmente, logra imponerse por sobre sus enemigos. Spielberg es un gran usufructuador de esta característica propia, que lo ha conducido a tener infinidad de títulos de gran renombre a lo largo de su filmografía.

Ficha técnica:

El puente de los espías  / Puente de Espías (Bridge of Spies),  EUA, 2015.

Dirección: Steven Spielberg
Guión: Ethan Coen, Joel Coen, Matt Charman
Producción: DreamWorks SKG y Fox 2000 Pictures
Fotografía: Janusz Kaminski
Música: Thomas Newman
Reparto: Tom Hanks, Mark Rylance, Amy Ryan, Alan Alda, Eve Hewson, Billy Magnussen, Scott Shepherd, Sebastian Koch

Sebastián Sáez Burgos

Graduado del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

2 comentarios para “El puente de los espías”


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios