Series de TV 

El libro de Boba Fett

Cuando acabó la segunda temporada de The Mandalorian, muchos descubrimos con sorpresa (y también agrado, por qué no decirlo) que Boba Fett, uno de los personajes de la trilogía original de Star Wars, iba a tener su propia serie, El libro de Boba Fett. Eso implicaba dos cosas: la primera, que tendríamos que esperar para saber lo que iba a suceder con Mando y Grogu; la segunda, que regresaríamos, necesariamente, a Tatooine, donde el trono de Jabba el Hutt había quedado vacante tras la muerte de Bib Fortuna. A partir de ese arranque, El libro de Boba Fett esconde más de una sorpresa, si bien para ello habrá que esperar que avance un poco la temporada, que consta de siete episodios en total.

No olvidemos que Disney+ sigue estrenando muchas de sus nuevas series de forma dosificada, con un episodio de estreno cada semana, de manera que hay muchas series que no se pueden maratonear hasta que se estrena el último. Creo que, en general, esta circunstancia ha perjudicado a El libro de Boba Fett y ha hecho que muchos espectadores hayan perdido el interés y no hayan esperado hasta el capítulo 5, donde nos aguarda una agradable sorpresa.

Es verdad que el papel que interpreta Temuera Morrison (el propio Boba Fett) no es tan carismático como el que encarnaba Pedro Pascal (Mando), pero hay que darle tiempo, ya que, si bien en The Mandalorian el protagonismo era indiscutiblemente de Pascal e iban saliendo otros personajes, aquí, casi desde el principio, Boba Fett comparte el protagonismo con muchos otros personajes, especialmente con el que interpreta Ming-Na Wen, la asesina a sueldo Fennec Shand.

Por lo que hemos podido ver en los últimos años, Jon Favreau, que venía del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM), también propiedad de Disney, ha estado haciendo cosas muy interesantes para Star Wars. Favreau, que es el creador de The Mandalorian, también es el responsable de El libro Boba Fett, si bien ha contado con la colaboración de Noah Kloor en la escritura de los guiones y ha recurrido a realizadores con los que ya había trabajado en este universo: Robert Rodríguez, Bryce Dallas Howard y Dave Filoni.

Aunque El libro de Boba Fett mantiene la cabecera y la forma de presentar los títulos tan característica de The Mandalorian (los créditos finales son espectaculares, con ilustraciones que resumen lo acontecido en cada uno de los episodios), lo cierto es que debe entenderse como una serie cerrada en sí misma, si bien, como descubriremos más adelante, con contacto estrecho con los personajes de The Mandalorian. Resulta curiosa la duración de los episodios, ya que, al principio, alternan episodios de 40 minutos con otros de 50, pero, a partir del cuarto, todos rondan los 50 minutos salvo el último, que se alarga hasta una hora. Si en The Mandalorian aparecen bastantes episodios autoconclusivos, no es ese el caso de El libro de Boba Fett, serie en la que predomina el arco argumental sobre las pequeñas historias particulares.

Robert Rodríguez dirige tres de los episodios de la serie, el primero (“Forastero en tierra hostil”), el tercero (“Las calles de Mos Espa”) y el séptimo (“En el nombre del honor”), de manera que su estilo impregna toda la temporada, ya que de él dependen la presentación, la explicación de cómo sobrevivió Boba tras caer en las entrañas del sarlacc y, sobre todo, el desenlace. La realizadora Steph Green se pone detrás de las cámaras en el segundo capítulo, “Las tribus de Tatooine”, uno de los mejores de la serie, ya que descubrimos el entrenamiento de Boba entre los guerreros Tusken y cómo forja su arma: en realidad, hay un auténtico renacimiento del personaje. Otro realizador que se incorpora a este universo es Kevin Tancharoen, que se encarga del capítulo cuarto, “Amenaza de tormenta”, donde averiguamos cómo se encontraron Boba Fett y Fennec Shand.

De todas maneras, es en los capítulos 5 (“El retorno del Mandaloriano”) y 6 (“Del desierto llega un extraño”) donde El libro de Boba Fett se convierte en un festín intergaláctico al que empiezan a acudir como invitados personajes que ya habían aparecido en The Mandalorian. No revelaré sus nombres, pero sí diré que, quienes conocimos a Cad Bane como personaje animado, tendremos la oportunidad de descubrirlo en carne y hueso. No es casualidad que estos dos episodios recaigan bajo la dirección de Bryce Dallas Howard, que ya había dirigido un episodio muy destacado en cada una de las dos temporadas de The Mandalorian, y en Dave Filoni, un nombre ya clásico del Universo Star Wars, uno de los creadores de Star Wars Rebels (2014‑2018) y Star Wars: Resistance (2018-2020), además de director y guionista de muchos episodios de Star Wars: Clone Wars (2010-2020).

Tráiler:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.