Críticas

Las semillas de una trilogía

El hombre de acero

Man of Steel. Zack Snyder . EUA, 2013.

Man of steelEl cine se ha nutrido con ventaja de las revistas de comics, y Superman es probablemente la más famosa de todas las historias que han sido creadas en este mundo de dibujos estilizados, de diálogos que, literalmente, brotan de los personajes, en forma de nubes, grandes nubes de pensamientos que dan sentido a casi todos los cuadros. Esa mezcla de imágenes y de palabras oportunas va estableciendo la historia de los personajes, que adquieren vida, que parecen reales, tanto que hablamos de ellos, de sus valores, de sus principios y de sus costumbres, como si se tratara de individuos famosos, con identidades públicas, a las cuales tenemos acceso.

Hacer una película sobre Superman implica notables riesgos y desafíos. De necesidad, ha de tratarse de una superproducción, de esas que suponen centenares de millones de dólares de inversión, cuya sustancia hay que mantener en secreto hasta el momento mismo de su estreno universal, que debe estar perfectamente diseñado para atraer olas de espectadores y grandes taquillas. Ha de combinar la espectacularidad de los efectos especiales, como corresponde a las acciones de seres únicos y poderosos, con dosis de humanismo y de realismo que den sentido a la historia, que generen empatía entre los espectadores. Debería contener cuadros asociados con diálogos de calidad, de tal manera que cada personaje central adquiera una identidad, una definición. Debe contar una historia que sea novedosa y creativa, pero que no traicione severamente las memorias colectivas que los espectadores tienen en sus mentes, luego de que muchos de ellos han gastado horas de su juventud y de su niñez, encantados con esas historietas de fábula. Debe tener un cierto tono moral, una cierta división entre el bien y el mal, que permita el lucimiento del héroe, como ha sido la costumbre en esos comics de antaño, pero no exento de dudas y de sentido del humor. Por otra parte, al menos hoy, es de esperar que tenga aspectos grises y oscuros, como corresponde a los grandes éxitos de cine de superhéroes de los últimos años.

Man of steelEs casi un lugar común señalar que una película de este tipo, en la cual intervengan Christopher Nolan y David S. Goyer, cuenta con grandes probabilidades de éxito. Se trata de una dupla experimentada y triunfadora, luego de los grandes aciertos que tuvieron con la trilogía del otro gran personaje de comics, Batman. Estos dos, en la producción y en los diálogos, con la dirección de Zack Snyder, han  creado El hombre de acero, una historia de Superman distinta a todas, que a juzgar por las taquillas recaudadas en las semanas de estreno, ha logrado el éxito esperado.

Como a todas luces esta es la primera de las películas de una nueva trilogía, ha de establecer las bases históricas, sicológicas y culturales que den sentido, que creen expectativas e inquietudes en los públicos y en la crítica. Pienso que por esta razón El hombre de acero se desarrolla en buena parte como una historia del mítico planeta Kripton, que nos permite acercarnos a la existencia de sus habitantes, unos seres poderosos, llenos de ciencia y de conocimiento, que vivían en una sociedad de tonalidades grises, antinatural y antidemocrática, en la cual la procreación se hacía de acuerdo a diseños de ingeniería social, sin que el amor, los sueños o la incertidumbre tuvieran protagonismo. Atestiguamos las últimas horas de este planeta condenado a la destrucción por los excesos de una loca ciencia que lo ha explotado, literalmente, desde adentro. En ese ambiente surge la nueva semilla, el nuevo código genético, inmerso en el cuerpo de un niño lanzado al espacio, muy a tiempo, por sus amantes padres, protagonizados por dos grandes artistas,  Russell Crowe (Jor-El) y Ayelet Zurer (Lara,) quienes dan la tonalidad precisa a estos instantes seminales. Sin embargo, la explosión misma del planeta lanza seres malvados (magníficamente protagonizados por Michael Shannon (General Zo) y Antje Traue (Faora). Todo esto es una siembra también para nuevas historias de muerte y de resurrección, que pueden tener buena acogida ante la situación actual del planeta Tierra, que sus habitantes consideran amenazado y al borde del desastre creado por sus ambiciones y atrevimientos.

man of steelEn cuanto a la sicología, El hombre de acero utiliza abundantemente el flashback, como corresponde al análisis de todo lo traumático, para darnos a conocer la historia infantil y la adolescencia de este niño que ha aterrizado en nuestro bello planeta, concretamente en las extensas planicies centrales de Kansas, en Estados Unidos, tierra de granjeros, de tornados y de desastres naturales. En este caso, también son dos grandes artistas, Kevin Costner (Jonathan Kent) y Diane Lane (Martha Kent), los padres adoptivos de Superman, quienes contribuyen a establecer, creíblemente, el perfil humano de este niño que va descubriendo sus ilimitaciones y sus poderes a medida que crece en un ambiente familiar protector, del cual finalmente se escapa cuando siente que tiene que descubrir su identidad. Está protagonizado por Henry Cavill, él mismo descubriendo las dificultades de ser un Superman que borre de nuestras mentes a Christopher Reeve y lo logra bien.

Desde lo cultural, se establecen los símbolos y las ideas centrales para desarrollar nuevos mitos, que seguramente tendrán aspectos recurrentes y tautológicos, como son las vestimentas de los personajes extraterrestres, los diseños de sus naves, sus extraños dispositivos inteligentes y sus capacidades de supervivencia holográfica. En cuanto a Superman, se dota de significado a su símbolo, que ya no es la S de su nombre, sino una clave kriptónica, que abre espacios de comunicación y de poder. En cuanto al ambiente terrícola, se da sentido al protagonismo de la prensa, algo fundamental en el comic, a través de la indispensable Lois Lane (Amy Adams) y la aparición (hacia el final) de Clark en el Daily Planet, un diario menos amarillista y menos arbitrario de lo que estábamos acostumbrados. el hombre de aceroEn El hombre de acero, los habitantes de la Tierra todavía no adquieren identidad, son apenas multitudes de sufridos seres que atestiguan amenazas y destrucciones sin que nada puedan hacer, estando a la merced de fuerzas externas, sean estas las de extraterrestres brutales, de ejércitos poderosos cargados de buenas intenciones, pero igualmente brutales, o las de un superhéroe que todavía no calibra bien sus fuerzas, que aún carece de malicia por lo que salva, destruyendo. Seguramente se están sembrando las bases para que pueda enfrentarse con más inteligencia que superfuerza a los supervillanos que lo aguardan en las futuras superproducciones.

Al final se ha hecho una buena siembra, en la cual se lucen el diseño, los diálogos, la música, la actuación y las historias del planeta Kripton. Pero no es en El hombre de acero donde Superman nos deja ver sus poderes de personaje novelesco, imaginativo y creativo. Habrá que esperar para ver qué frutos maduros salen de esta siembra en las sagas futuras. Quizás de eso se trata.

Tráiler:

Ficha técnica:

El hombre de acero (Man of Steel),  EUA, 2013.

Dirección: Zack Snyder
Guion: David S. Goyer, basado en una historia de David S. Goyer y Christopher Nolan
Producción: Christopher Nolan, Charles Roven, Deborah Snyder, Emma Thomas
Fotografía: Amir Mokri
Música: Hans Zimmer
Reparto: Henry Cavill, Michael Shannon, Amy Adams, Diane Lane, Russell Crowe, Antje Traue, Kevin Costner, Laurence Fishburne, Ayelet Zurer

4 opiniones en “El hombre de acero”

  1. Excelente description y critic de la peliculas. me gusto!!
    La pelicula Tiene todos Los elements de la historieta…pero actualizados al siglo que vivimos..
    Los personages muy bien definidos…Los dialogs muy buenos, el ambient real y credible, la music es apropiada.
    Yo no quiero olvidar a Cristopher Reeves, pero Henry Cavill da la medida que necesita la historia.

    Saludos

  2. Esperemos que a Cavill no le caiga la maldición de Superman por que a quienes lo han interpretado les ha ido mal, miscast de Amy la peor L. Lane que se ha visto

    1. En si la pelicula peca en exceso de efectos especiales, y de fallos imperdonables como la muerte de Papá Kent y una Lois Lane IRRECONOCIBLE que del personaje solo tiene el nombre, y que deja a Amy Adams como la PEOR LOIS DE LA HISTORIA., Y Coronando a Erica Durance como: LA MEJOR LOIS LANE, que hayamos vistos en las ultimas decadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *