Reseñas de festivales 

O corpo de Afonso / Mahjong

O corpo do AfonsoHay un viejo refrán de origen gallego que sostiene que “de una puta y un portugués nació el primer vigués”. João Pedro Rodrigues, director de Morir como un hombre y La última vez que vi Macao, decide imprimir la leyenda y convoca a un grupo numeroso de hombres, todos ellos de origen gallego, para que posen ante de su cámara. El cineasta los hace desvestirse y posicionarse de pie frente a un croma, mientras los interroga sobre diversas cuestiones que van desde los significados de los tatuajes presentes en sus cuerpos hasta sus preocupaciones laborales ante la crisis económica europea. El cuerpo excesivamente trabajado de estos hombres, en su mayoría strippers, dota a este curioso interrogatorio de cierta picardía homoerótica, a la que Rodrigues también adorna con toques de comicidad, cuando les pide a sus modelos que lean en voz alta fragmentos de un texto histórico sobre Afonso Henriques, primer rey de Portugal y héroe nacional por haber expulsado a los moros de tierras portuguesas, a quien su patria homenajea a través de una estatua de bronce situada en el norte del país, en la ciudad de Bragança. Rodrigues homologa la suntuosidad marmórea del monarca con la de los músculos de estas otras estatuas, a quienes tienen sin cuidado los viejos laureles del prócer lusitano y que a duras penas pueden distinguir si sus tatuajes reproducen frases en árabe o en latín. El resultado es simpático, un ejercicio documental que conjuga lo erótico con una puesta en perspectiva política, enlazando el ilustre pasado con el oscuro presente. Rodrigues no parece actuar con pedantería ni tampoco obrar con malicia intelectual hacia sus modelos masculinos, y en su lugar prefiere burlarse del bronce de sus héroes nacionales y de cualquier posible legado cultural que de ellos se desprenda.

En Mahjong, Rodrigues vuelve a unir esfuerzos con João Rui Guerra da Mata -con quien había realizado La última vez que vi Macao, para dar forma a un atractivo corto de ficción con elementos del cine de espionaje. Mahjong consiste mayoritariamente en una sucesión de prolongadas tomas a modo de subjetivas del conductor de un auto que persigue incesantemente a una mujer por las calles del barrio chino de Varziela. El relato acumula reiteraciones que nunca pierden el atractivo por ese carácter de intriga que conlleva toda persecución silenciosa, tratando de reafirmar la eficacia de esa eterna sociedad entre cine y voyeurismo que hoy pareciera encontrarse en estado de abandono. Poco importan las identidades y los móviles de cada personaje, aunque Rodrigues y Guerra desparramen pistas a través de algunos elementos dispersos (pelucas, maniquíes, aspersores, una brújula digital, fichas del juego que da nombre al corto), que parecen haber sido agregados como meros ornamentos en este divertimento formal que entabla una impensada irrupción del noir en el sórdido y poético universo de este notable realizador.

Una respuesta a “O corpo de Afonso / Mahjong”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *