Críticas

No hay ganadores, solo supervivientes

Los Juegos del Hambre: En Llamas

The Hunger Games: Catching Fire. Francis Lawrence. EUA, 2013.

Cartel de la película Los juegos del hambreAmbientada en un futuro distópico, bajo la mirada de un sistema político opresivo y manipulador, Los Juegos del Hambre: En Llamas es la adaptación cinematográfica de En Llamas, segunda entrega en la trilogía literaria de Suzanne Collins. Si bien, se trata de una saga enfocada a un público infantil/juvenil, la violencia incendiaria a la que recurren sus páginas le ha valido a Hollywood un reto sustancial: mantener el espíritu de la novela sin elevar el listón de la censura. Si en la primera entrega, dirigida por Gary Ross, el truco fue “desviar” la atención del espectador a través de bruscos movimientos de cámara, evitando así un contacto directo con la crudeza temática del argumento (visualmente hablando), la secuela presenta una disección que rescata lo más provocativo de la propuesta inicial y lo adapta a nuevas circunstancias inherentes al subtexto de la novela.

En Los Juegos del Hambre (The Hunger Games, 2012) la disyuntiva moral radica en la inhumanidad, a la cual recurren los participantes del concurso para resultar vencedores; niños encerrados en una arena, destinados a asesinarse los unos a los otros al más puro estilo de Battle Royale (Batoru Rowaiaru, 2000). Sin embargo, un elemento presente en la novela de Collins, infravalorado por Ross en su adaptación, es la contextualización completa del entorno, las razones ideológicas para desatar dicha violencia. Innegablemente están esbozadas lo suficiente para empujar los sucesos del filme sin que el espectador necesite indagar de más, pero limitadas, en comparación al tiempo dedicado a las secuencias de acción. Los Juegos del Hambre: En Llamas se aprovecha de esta carencia argumental para tejer una trama menos instintiva y más psicológica que su antecesora, expandiendo un universo que resulta familiar a través de un enfoque más reflexivo.

Los juegos del hambre. En llamasDespués de ganar la septuagésima cuarta edición de los Juegos del Hambre, Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) y Peeta Mellark (Josh Hutcherson) se embarcan en el Tour de la Victoria, recorrido situado estratégicamente entre cada juego que les lleva a los doce Distritos de Panem para ser presentados ante la multitud y las cámaras. No obstante, debido a sus acciones en la arena para sobrevivir a los juegos, Katniss empieza a convertirse en un símbolo, en la representación viva del Sinsajo, y en la esperanza de una sociedad derruida para alzarse en contra de sus opresores.

El título de la película alude al fuego, a las chispas que se expanden a través de las clases marginadas. Es una temática que se desliga con dificultad de la realidad y que roba muchos elementos de la situación política que controla actualmente parte del panorama mundial. La afirmación es arriesgada al hablar a nivel global y con tantas ideologías, pero la crítica de Collins radica en el apego involuntario a los sistemas que, tarde o temprano, carcomen el corazón de las comunidades. Se opta por la subsistencia, por una cínica mentalidad, en la cual “no hay ganadores, solo supervivientes”, como se definen los propios Juegos del Hambre. Dichas disecciones moralistas y ambiguas minan el trabajo de Collins y fundan los cimientos para explorar el universo de Panem.

Francis Lawrence, encargado esta vez de la dirección y en cuya filmografía se encuentran taquillazos como Constantine (2005) y Soy Leyenda (I am Legend, 2007), construye una atmósfera inquietante, llena de una emotividad extrañamente efectiva, de la cual carecen sus anteriores propuestas, y de la que hace alarde desde el primer acto del filme hasta el inesperado final, un Cliffhanger tan diabólico como aquel que usaron los Wachowski en Matrix Reloaded (The Matrix Reloaded, 2003). La estructura narrativa es similar a la presentada en la primera entrega, también una característica de la novela de Collins, adaptada con una fidelidad que recuerda a las primeras incursiones de Peter Jackson en la Tierra Media. Sin embargo, un elemento foráneo a la concepción de la trama, que claramente posee gran parte del peso emocional de la historia, es Jennifer Lawrence. Su interpretación es una de las más pulidas de la película, y captura con precisión el constante debate interno al cual está sometida Katniss.

The huger games. Catching FireManteniendo el espíritu de la saga, preservando con fidelidad la narración del libro, y brindando suficientes valores de producción para degustar el resultado final varias veces, Los Juegos del Hambre: En Llamas es esa secuela que raramente funciona. ¿Es más grande? Sí. ¿Más ambiciosa? Sí. ¿Mejor? No necesariamente. Las temáticas se interconectan y se complementan la una a la otra. Es la continuación natural, la evolución de una misma historia, cuyo desenlace vendrá en Sinsajo: Parte I (Mockingjay: Part I, 2014) y Sinsajo: Parte: II (Mockingjay: Part II, 2015). El futuro de la franquicia es prometedor, pero aquellos que han leído la saga de Collins sabrán que Sinsajo es una carnicería que incluso Kathryn Bigelow estaría dispuesta a dirigir. Cómo se manejará el contenido explícito del libro es una de las preguntas por responder, pero Lawrence ha demostrado su capacidad para mantener un balance entre lo rotundo y lo sugerente; ha tomado con fuerza las riendas de la franquicia, manteniéndose fiel al material original, y por ahora solo queda aferrarse a la opción obvia: esperar.

 Tráiler:

Ficha técnica:

Los Juegos del Hambre: En Llamas (The Hunger Games: Catching Fire),  EUA, 2013.

Dirección: Francis Lawrence
Guion: Michael Arndt, Simon Beaufoy (Novela: Suzanne Collins)
Producción: Lionsgate / Color Force
Fotografía: Jo Willems
Música: James Newton Howard
Reparto: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Philip Seymour Hoffman, Stanley Tucci, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Toby Jones, Donald Sutherland, Jeffrey Wright, Amanda Plummer, Lenny Kravitz, Jena Malone, Jack Quaid, Taylor St. Clair, Sam Claflin, Alan Ritchson.

2 opiniones en “Los Juegos del Hambre: En Llamas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *