Festivales

Locarno 2015: Un festival libre de servidumbres

Locarno 2015

Locarno ha encumbrado justamente al director coreano Hong Sang-Soo, que ya había participado en el certamen de hace dos años, consiguiendo el Leopardo de Oro a Mejor Director. Si el festival suizo sigue manteniendo, año tras año, un nivel cinematográfico tan elevado es por la presencia de películas como la moralizante Right Now, Wrong Then. Pero no solo la película de Hong Sang-Soo ha deslumbrado en Locarno. Tikkun es un rotundo alegato en contra de cualquier extremismo religioso, rodado en un elegante blanco y negro, con unos personajes llenos de matices; es una película de complejas aristas que dio un vuelco al Festival desde el momento su proyección. Ganadora de la mención especial del Jurado y de otra mención especial a Mejor Fotografía.

De las 19 películas que componían la Competición Internacional, quince de ellas eran World Première, las cuatro restantes International Première. Con el nivel de cine exhibido esto da una idea de la capacidad de Locarno para atraer producciones de alta calidad. Un denominador común entre las diferentes películas de la Sección Oficial, al igual que en diferentes cortometrajes de la sección Pardo di Domani, ha sido la idea común de la búsqueda en el pasado, a través de diferentes huellas que ha dejado el paso del tiempo.

Fue el caso de Suite Armoricaine, de Pascale Breton, idea expresada a través del regreso de la protagonista como profesora al sitio en el que fue alumna de pequeña, lo que le sirve a la directora para rastrear determinados aspectos de su infancia. Otro fue el caso de O Futebol, de Sergio Oksman, una de las grandes joyitas proyectadas en Locarno y, sin duda, una de las películas del año. El filme trata sobre el Mundial de Fútbol celebrado en Brasil en 2014, sin mostrar apenas una imagen del mismo. En realidad, a través de él, Oksman indaga en la relación con su padre y muestra una gran capacidad, de la que muy pocos directores están dotados, para hacer que el relato trascienda más allá de las imágenes vistas.

Hong Sang Soo en LocarnoSi Hong Sang-Soo ha terminado considerándose un filósofo en Locarno, el premiado con el Leopardo a Mejor Director del Festival, ha sido Andrzej Zulawski, quien aborda un modo de hacer filosofía todavía más denso en su película Cosmos. Una película sobre limitaciones, que muestra la complejidad de la mente humana, presente de forma constante en la idea de la mujer inalcanzable. Esto es algo que Zulawski expresa a través de la disposición de los personajes. Siempre hay alguien entre el personaje y la persona amada, a la que destaca con un porcentaje muy elevado de planos durante todo el metraje, utilizando preferentemente planos frontales.

Si el moralizante Hong Sang-Soo, con su Right Now, Wrong Then, nos habla del mejor modo de entablar una relación, por su parte, Ryusuke Hamaguchi, en Happy Hour va mucho más allá y se lanza a explorar las relaciones cuando éstas se encuentran avanzadas, en un estado de agotamiento prolongado, presentando el desafío de cómo mantenerlas. La película consiguió una mención especial del Jurado a Mejor Guion. A través de los ojos de las cuatro protagonistas ganadoras del Leopardo de de Oro a mejor interpretación femenina, Hamaguchi se adentra en el complejo mundo de las relaciones, en una película que dura algo más de cinco horas y cuarto, monumental por su sencillez.

Te prometo anarquía ha sido otra de las joyas que ha mostrado Locarno. La extraordinaria película de Julio Hernández Cordón traza un retrato de la juventud de su país, a través de la relación que mantienen dos chicos. Ambos se quieren, se acuestan, pero lo ocultan delante de su entorno. Una película en la que hay compraventa de sangre, skateboard y en la que Hernández Cordón deja de lado todo esto, para centrarse en lo que más le interesa. Una relación con tintes de fatalidad entre los dos jóvenes.

En este sentido, la fascinante película de Sri-Lanka, Dark in the White Light, de Vimukthi Jayasundara, aborda también el tema del tráfico de órganos y mantiene ciertas similitudes con respecto a la anterior en el modo en que retrata el abuso, desde la posición de poder de mandatarios o responsables de los organismos oficiales, aunque en este caso las consecuencias serán trágicas.

Es de destacar, también, la hilarante Entertainment, de Rick Alverson, que narra la vida de un monologuista que se mueve entre bares de carreteras e inmensas llanuras desiertas. Una película existencial que sirve como relectura de la comedia moderna y en la que se busca un cierto afán por dignificar el género, a través del intento de transgresión que muestra el filme.

Marco Solari, Presidente del Festival de Locarno dijo, durante la gala de clausura, que la autonomía de la dirección artística no es negociable y que la crítica debe ser libre, pero que el Festival también lo seguirá siendo. Este es el factor diferenciador de Locarno. Una libertad absoluta y el hecho de mantenerse al margen de cualquier servidumbre comercial.

Locarno 2015

El palmarés completo del Festival de Locarno se puede consultar en el siguiente enlace:

http://www.pardolive.ch/pardo/pardo-live/today-at-festival/2015/day-11/LOC68-Palmares/palmares-2015.html

Raúl Liébana


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios