Críticas

Un cuento (casi) clásico

Un cuento francés

Otros títulos: Al final del cuento.

Au bout du conte. Agnès Jaoui. Francia , 2013.

Un cuenta francés_cartelera¿Quieres que te cuente un cuento? Érase una vez… En un país lejano… Dicen los que lo vieron, yo no estaba, pero me lo dijeron que… Durante la infancia nos encantaban los cuentos y al oír estas palabras éramos todo oídos. Luego, desafortunadamente, perdimos esta bendición de poder escuchar narraciones, pero Agnès Jaoui, actriz, escritora y directora francesa, acude al rescate de nosotros y nos ofrece Un cuento francés, su último filme, protagonizado por la joven Agathe Bonitzer (Laura, la princesa), la misma directora en el papel de Marrianne, Arthur Duppond (Sandro, el príncipe), Jean-Pierre Bacri -guionista y marido de la directora en la vida privada – y Benjamin Bolay, desempeñando el rol del villano Maxime Wolf. La película fue nominada al Premio del Público en el Chicago International Film Festival 2013 y en La Seminci/Semana Internacional de Cine de Valladolid 2013 ganó el Premio de Miguel Delibes al Mejor Guión, co-escrito por el matrimonio Jaoui y Bacri. Parece que los dos tienen un gran talento para contar historias.

Érase una vez una joven, Laura, que cree en el gran amor, en los signos y en el destino. Sin embargo, está preocupada, porque todavía no ha encontrado a su príncipe. Había también una mujer generosa, Marianne, que sueña con ser actriz y espera conseguirlo algún día. No obstante, su vida en este momento está complicada y otra vez hay que posponer estos sueños. Vivía una vez, Sandro, que cree en su talento de compositor pero no cree mucho en sí mismo, mientras no pueda encontrar a su princesa. Y un hombre, Pierre, que no cree en nada, hasta el día en que una vidente le da la fecha de su muerte y, entonces, a su pesar, se pone a creer en eso . Y como en un cuento clásico, había un villano, Maxime, con un apellido muy adecuado: Wolf (el lobo). La pregunta que nos planteamos es clara: ¿Conseguirán todos ellos alcanzar su “final feliz” ? ¿Podremos decir: “y vivieron felices hasta al fin de sus días”? Desafortunadamente, el título mismo nos dice que para saberlo tendremos que esperar hasta al final: en francés la pronunciación del título, Au bout du conte (Un cuento francés) es igual que Au bout du compte, que es una frase hecha y significa “a fin de cuenta, al fin y al cabo, después de todo”. Puede ser un juego de palabras, o puede significar que quizás con ese cuento, el fin no será tan obvio como estamos acostumbrados.

fotograma de la película Un cuento francésLa película es un caso curioso también por otra razón: sigue un orden de treinta y un puntos en el que recurren casi todos los cuentos de hada populares. Aunque no todos aparecen siempre, su función básica, a menudo, permanece, y el orden es prácticamente siempre el mismo. Las bases de este modelo hay que buscarlas en los trabajos que Vladimir Propp (1895-1970) hizo de los cuentos populares rusos (La Morfología de cuento ruso, 1928), a través de los cuales permitió una comprensión distinta de cómo se organizan los componentes de un texto para lograr su significado.

foto de la película Un cuento francésAunque fuera un ejercicio divertido y estimulante hacer un análisis completo del cuento según todas las funciones que propuso Propp , daríamos a conocer la trama demasiado, y tampoco disponemos del espacio. Además, como ya hemos comentado, no todas las historias siguen este orden. Sin embargo, merece la pena destacar algunas condiciones en relación con la película. Digamos que la heroína sea Laura y el antagonista, Maxim. A continuación figuran algunos puntos de la morfología del cuento muy bien reflejados en el filme:

  • Conocimiento. El antagonista entra en contacto con el héroe: Laura está felizmente enamorada de Sandro, su príncipe azul. Sin embargo, de repente aparece Maxim, un mujeriego poderoso y encantador.
  • Engaño. El antagonista engaña al héroe para apoderarse de él o de sus bienes: Aunque al principio Laura muestre resistencia al encanto de Maxim, finalmente cede y deja a Sandro por Maxim.
  • Complicidad. La víctima es engañada y ayuda así a su agresor a su pesar: Laura se enamora de Maxim, convencida de que él la corresponde. Maxim deja que ella siga pensándolo.
  • Mediación. La fechoría es hecha pública, se le formula al héroe una petición u orden, se le permite o se le obliga a marchar: Laura se entera de los motivos verdaderos de Maxim y de que haya estado engañada por él.
  • Partida. El héroe se marcha: Sin embargo, a Laura le cuesta dejar a Maxim.
  • Lucha. El héroe y su antagonista se enfrentan en combate directo: Laura sigue intentando seducir a Maxim y hacerle enamorarse de ella, pero en vano: Maxim no piensa en cambiar su estilo de vida de vividor.
  • Marca. El héroe queda marcado: Laura se queda con el corazón roto, quiere volver con Sandro, pero ¿sigue Sandro enamorado de ella?

Un cuento francés es una obra cautivadora, porque realmente es un cuento de hadas, pero ambientado en la actualidad. Tal vez no sea una obra maestra, pero no hace falta que todos los filmes lo sean. Además, ofrece un planteamiento de construir el guion distinto de lo que estamos acostumbrados, pero a la vez tan familiar, aunque olvidado.

Tráiler

 

Ficha técnica:

Un cuento francés  / Al final del cuento (Au bout du conte),  Francia , 2013.

Dirección: Agnès Jaoui
Guión: Agnès Jaoui, Jean-Pierre Bacri
Fotografía: Lubomir Bakchev
Reparto: Agnès Jaoui, Jean-Pierre Bacri, Arthur Dupont, Agathe Bonitzer, Benjamin Biolay, Nina Meurisse, Didier Sandre, Valérie Crouzet

Karolina Ginalska

Graduada del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios