Críticas

Un nuevo ataque bioquímico

Resident Evil: Vendetta

Biohazard: Vendetta. Takanori Tsujimoto. Japón, 2017.

¿Una película de animación sobre Resident Evil? No puede haber mejor noticia que esa. Quienes hayan leído la crítica que abordé para la edición de marzo de 2017 de EL ESPECTADOR IMAGINARIO sobre Resident Evil: El capítulo final (Resident Evil: The Final Chapter, Paul W.S. Anderson, 2016) entenderán la diferenciación que efectúo entre los videojuegos y las películas de la saga. Bien, también existe una diferencia enorme entre las películas live action y aquellas que son íntegramente realizadas con CGI, en favor de las segundas.

Como ya hemos visto en los videojuegos, Umbrella y la mansión de Raccoon City ya quedaron muy atrás (son acontecimientos que en la primera entrega del juego más famoso de Capcom tenían lugar en el año 1998). Así es que en 2005 se le dio una vuelta de tuerca a la saga, con el lanzamiento de Resident Evil 4, juego que tenía lugar en algún pueblo rural y remoto de España. Si bien se repiten actores y situaciones, la malvada Umbrella fue desplazada por Los Illuminados, y el famoso Virus-T, por Las Plagas, dándole vida a la historia más allá de los acontecimientos de 1998. En esa línea renovadora, tres años después se lanzó Resident Evil: Degeneración (Resident Evil: Degeneration, Makoto Kamiya), la primera película realizada enteramente de manera digital, mediante la técnica CGI, que continuaba con la exploración de nuevos laboratorios, destinados a la creación de armas bioquímicas, detrás de la máscara de una empresa farmacéutica. En 2012 se estrenó Resident Evil: La Maldición (Resident Evil: Damnation, Makoto Kamiya, Toyoshi Minamino), segunda película en CGI de esta serie, que por el momento es una trilogía.

Un rasgo que logra una continuidad a lo largo del tiempo (atravesando películas animadas y videojuegos) es el aspecto de los personajes. Al no requerir la participación de estrellas (o como mínimo, de actores que se mantengan a lo largo de varias entregas), Leon Kennedy y Chris Redfield, por ejemplo, tienen la misma apariencia física de hace ya un tiempo, más precisamente desde el ya mencionado Resident Evil 4. En materia de adaptación de voces, Matthew Mercer (quien cuenta con infinidad de trabajos en videojuegos y animaciones) interpreta a Leon; Kevin Dorman, a Chris Redfield; y Erin Cahill, a la entrañable Rebecca Chambers, siendo imposible no tener ese momento de nostalgia al ver de nuevo a uno de los personajes originales de Resident Evil y quien fuera protagonista de Resident Evil 0.

Rebecca Chambers, quien casi veinte años después dejó atrás su trabajo en STARS, para desempeñarse como científica en un laboratorio, es raptada por una ramificación internacional de Los illuminados, a cargo de Glenn Arias (John DeMita). Allí es cuando Chris Redfield acude a la ayuda de Leon, para que juntos busquen salvar a Rebecca y al mundo de un ataque bioquímico a gran escala. Resident Evil: Vendetta peca de previsible y de estar concebida como si fuera la compilación de las escenas de un videojuego, algo que no logra bajarle el valor al filme, pero sí lo convierte, por momentos, en algo que presumimos ya haber visto.

Para esta tercera entrega CGI de filmes animados del universo Resident Evil han cambiado el director, Takanori Tsujimoto, quien también se ha desempeñado como guionista y en el departamento de efectos visuales de varias películas, como es el caso de Bushido Man (2013), película que escribió, dirigió, editó y de la que hasta fue operador de cámara.

Es difícil determinar si este es el camino a seguir por los productores de Capcom en materia cinematográfica. La mala experiencia con la saga de Paul W.S. Anderson (artística, no de taquilla) demuestra que así debiera ser, no desde el punto de vista técnico (no importa si es CGI, animación convencional o con actores de carne y hueso), pero lo más importante es que se respeten los rasgos de la historia original y no se convierta a la saga en un show de tiros y efectos visuales sin sentido.

Ficha técnica:

Resident Evil: Vendetta (Biohazard: Vendetta),  Japón, 2017.

Dirección: Takanori Tsujimoto
Duración: 97 minutos
Guion: Makoto Fukami, Joe McClean
Producción: Capcom, Marza Animation Planet
Fotografía: Hiroaki Ueno
Música: Kenji Kawai
Reparto: Matthew Mercer, Kevin Dorman, Erin Cahill, John DeMita, Alexander Polinsky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *