Críticas

Infancia robada

Rebelle

Otros títulos: La bruja de la guerra, The War Witch.

Kim Nguyen. Canadá, 2012.

La Bruja de la Guerra (Rebelle, 2012) Rebelle es el primer trabajo fílmico del director canadiense Kim Nguyen. Fue rodado en la República Democrática del Congo, aunque la acción se ubica en alguna parte no identificada del África profunda, donde las guerrillas son lideradas por jóvenes y niños enviados a la jungla para matar o servir como carne de cañón.

Los primeros planos muestran un contexto socialmente miserable, vidas sin futuro, sin esperanzas, de extrema pobreza, en donde desembarca un grupo de rebeldes armados, que raptan a los jóvenes y obligan a Komona, a través de amenazas, a acabar con la vida de sus padres, arrojándola a una vida en una selva despiadada, salvaje, inhumana. La menor secuestrada es forzada a pelear como soldado de guerra, pero sobrevive a la pesadilla debido a la audacia de su carácter. El hilo conductor de la narración se establece a través de una voz en off (en francés, a diferencia de la historia en donde los personajes hablan en su lengua original)

director canadiense Kim NguyenLa trama está dividida en capítulos que representan las edades de la protagonista, una menor llamada Komona, iniciándose a los doce años y concluyendo dos años después, cuando la mujer-niña tiene catorce años y ha dado a luz a su primogénito. La estructura le apuesta en su tono a ese raro equilibrio que evade lo sentimentaloide y lo amarillista, permitiéndose narrar desde el punto de vista de las emociones, en una forma simple y directa; y pese a la extrema crueldad que la narración exige, la historia es contada con reserva y sutileza.

un grupo de rebeldes armados y raptanLas continuas regresiones al pasado reciente dan lugar a una película que se debate entre el espíritu documentalista y el drama humano íntimo, y por momentos algunos planos de  los planos cortos dan la impresión de ser un detrás de cámaras. La combinación eficiente de partes oscuras y duras con partes iluminadas y amables proveen un arco argumental que sirve de pausa al espectador; así, en medio de tormentas de violencia y pérdidas, hay lugar para el primer enamoramiento y la ternura de la primera maternidad. Espacios acentuados por una fotografía preciosista y bien cuidada que se apoya en una iluminación que añade y transmite no solo la frescura y exuberancia del paisaje sino la de sus ritos y mitos.

4rebelleLos actores y las interpretaciones de aquellos que no son profesionales, la mayoría hombres y mujeres muy jóvenes, se sienten naturales y espontáneos, el ojo de la cámara se posa únicamente sobre ellos, los adultos raras veces existen como personajes individuales. La historia aparece subrayada por aspectos sobrenaturales, aderezada con notas musicales, que ubican los eventos de magia y brujería dentro un marco cultural muy preciso. De hecho, los principales aciertos de la película están fincados en la interpretación de Rachel Mwanza y en las pocas secuencias que aparecen musicalizadas con puntuales temas netamente africanos que otorgan al film una personalidad inconfundible.

3rebelleA diferencia de Bestias del Sur salvaje (Beasts of the Southern Wild, Benh Zeitlin, 2012) con un tema similar, Rebelle conduce hasta el centro de lo absurdo el núcleo de la sinrazón, obligando al espectador a transitar espacios que, a pesar de estar al aire libre, se sienten asfixiantes y claustrofóbicos, parajes observados a través de una mirada infantil que imprime al relato una cadencia y un ritmo propios por medio de secuencias bien planeadas y cuidadosamente rodadas, que obligan al espectador a abandonar la tradicional postura pasiva. Para atenuar las escenas más violentas e impactantes se omite el sonido, lo que permite a la imagen narrar y añadir una verosimilitud y credibilidad difíciles de lograr. Lo mismo sucede con las escenas en ralentí, que amortiguan el impacto de la crudeza visual. A pesar de no ser una película pionera en su tema, sus aportes son loables al abordar honestamente la tragedia.

Hay que añadir el recurso metafórico utilizado en las partes oníricas del film, la continua presencia de los fantasmas y los espíritus de los muertos, el mito alrededor del gallo blanco como requisito indispensable para una boda y el nombre poético “flor envenenada”, con el que la protagonista alude a sus genitales para consumar su venganza, representan, entre otros, los usos y costumbres que no únicamente enriquecen el retrato cultural de estas sociedades, sino que las identifican y personalizan.

Por momentos se percibe una notoria similitud en la ambivalencia para retratar el espíritu de las imágenes de la guerra, que provocan estatismo en el espectador con algunas de las películas de Terrence Malik (La delgada línea roja / The Thin Red Line, 1998) y aunque resulte absurdo decirlo, en raras ocasiones es posible encontrar belleza en un film bélico, pero la película tiene momentos en que la visión estética del director resulta fascinante y es difícil no doblegarse ante la serenidad que algunas escenas proyectan y los majestuosos silencios con que se presentan.

Rebelle ha sido galardonada en el Independent Spirit Awards; en la 62ª  edición de la Berlinale, donde obtuvo el Oso de Plata a la Mejor Interpretación Femenina; en el Festival del cine de Tribeca 2012, en donde se levantó con los galardones a la Mejor Película y a la Mejor Actriz y compitió en la categoría de Mejor Película Extranjera en los Academy Awards 2012.

Tráiler:

Ficha técnica:

Rebelle  / La bruja de la guerra, The War Witch ,  Canadá, 2012.

Dirección: Kim Nguyen
Guion: Kim Nguyen
Producción: Pierre Even, Marie-Claude Poulin, Kim Nguyen
Fotografía: Nicolas Bolduc
Música: Gabriel Yared,Cyrille Aufort
Reparto: Rachel Mwanza, Serge Kanyinda, Alain Lino Mic, Eli Bastien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *