Críticas

Excesos afortunados

El chico del periódico

The Paperboy. Lee Daniels. EUA, 2012.

Cartel de la película The PaperboyThe Paperboy (2012) es el tercer filme de Lee Daniels, quien se hizo célebre por Preciosa (Precious: Based on the Novel Push by Sapphire, 2009). Tuvo seis nominaciones al Oscar ese drama social sarcásticamente exagerado con Gabourey Sidibe en el papel principal, sobre una muchacha negra obesa que no sabe leer; que es humillada y golpeada por una madre que hace fraude para vivir de la asistencia social; que fue violada por su padre, el cual además le contagió el sida, y que a los dieciséis años de edad, y siendo soltera, tiene dos hijos, incluida una niña con síndrome de Down a la que apodaron “Mongo” por mongólica. Ganó el Premio de la Academia por el guión de Geoffrey Fletcher y por la actuación de reparto de Mo’Nique.

La novela de Peter Dexter en la que está basada The Paperboy también quiso llevarla al cine Pedro Almodóvar. Daniels y el autor del libro fueron en este caso los escritores, y llegaron con la película a la selección oficial del Festival de Cannes. Se trata de un film noir ambientado en el sur de Estados Unidos a finales de la década de los años sesenta, en una localidad cercana a los pantanos de Florida. Relata la historia de dos periodistas, uno negro y otro blanco, que llegan al pueblo a investigar el caso de un hombre que creen que fue condenado injustamente a muerte por el asesinato de un sheriff célebre por su racismo.

the_paperboy-2Es el tipo de filmes que se presta para los excesos, y Daniels no desaprovecha la oportunidad para soltar lo que quiere decir sobre sus dos temas favoritos: la cuestión racial y el sexo. El personaje que hace que The Paperboy se destaque es el de Charlotte Bless, una femme fatale sobrecargada de sexualidad. La interpreta una Nicole Kidman de vulgar maquillaje, vestidos mínimos y blusa con estampado de tigre, con una escena en la que hace eyacular sin contacto físico al condenado a muerte de la historia, que está sentado a cierta distancia de ella en la cárcel, y otra, en la playa, en la que orina sobre un guapo joven picado por medusas.

El bañista accidentado es Jack, interpretado por Zac Efron, cuyo atractivo es desenfadadamente explotado por la mirada gay del director en varias escenas en las que sólo lleva encima calzoncillos blancos. Eso recuerda la manera como el cineasta se deleitó con Cuba Gooding Jr desnudo, y en particular con sus nalgas, en Shadowboxer (2005). En el enamoramiento de Jack por Charlotte se repite, además, el tema de la mujer de más edad que el hombre, que en la primera película del director se daba entre Gooding y Helen Mirren. Ese es otro tabú que no teme afrontar el cineasta. Otra desnudez y otras nalgas relevantes en The Paperboy son las de Matthew McConaughey, quien hace del periodista blanco.

the_paperboy-1Sin embargo, Daniels no para allí, y ese es un problema. Intercala desagradables planos fugaces de animales en una apasionada escena de sexo, al igual que había hecho montaje paralelo de un asesinato cuando los personajes de Gooding y Mirren hacen el amor por última vez en  Shadowboxer. Lo que se desprende de ello es que, en vez de una celebración de la libertad sexual, pareciera haber en sus filmes una crítica que invierte la noción hegemónica de lo que es contra natura en el sexo. Pero eso resulta discutible, por decir lo menos.

En el tratamiento del tema racial en The Paperboy hay una crítica al corto alcance de la épica antisegregacionista de Criadas y señoras (The Help, 2011), filme sobre una periodista que recoge para un libro testimonios de sirvientas negras que trabajan en hogares de blancos en el sur de Estados Unidos en los años sesenta. Anita, la narradora de la película de Daniels, es la sirvienta negra de la casa en la que vive el personaje de Efron. La oscura complejidad de las relaciones con el servicio doméstico, poco profundizada en la cinta de Tate Taylor, se hace manifiesta a través de los juegos sexuales de Jack con ella. Esos desahogos se inscriben entre las ventajas de su posición social, las cuales le permiten acercarse a Anita con facilidad.

the_paperboy-3Los temas del sexo y el racismo se cruzan en el personaje de Yardley, el otro periodista, que también anda detrás de Charlotte. De esa manera se redondea lo que los eruditos llamarían un candente enredo, escribió A. O. Scott en el New York Times sin la intención de que hot mess fuera un elogio. Pero incurrir en esos excesos es lo que le permite a Daniels abrir espacio en torno a los estereotipos de los géneros cinematográficos, lo cual incluye a Preciosa, puesto que no ha de olvidarse que el drama social es un género y no una tajada de la realidad.

Es de esa manera como surgen en las películas del director estadounidense oportunidades que no suelen encontrarse con frecuencia, especialmente para las actrices, y que son ideales para las que tienen la audacia de explorarlas, como ocurre con Kidman. A eso se añade el talento de Lee Daniels para armar parejas extrañas, como la que interpretan Mo’Nique y Joseph Gordon-Levitt en Shadowboxer, y la que forman Charlotte con el preso que encarna John Cusack en The Paperboy. Si las películas de Daniels han recibido premios por las actuaciones, y nominaciones como la de Gabourey Sidibe al Oscar y Nicole Kidman al Globo de Oro, no debe olvidarse que ello también es posible por los excesos que tanto le critican.

Trailer:

Ficha técnica:

El chico del periódico (The Paperboy),  EUA, 2012.

Dirección: Lee Daniels
Guion: Lee Daniels y Peter Dexter, basado en la novela homónima de Dexter
Producción: Lee Daniels, Ed Cathel III, Cassian Elwes, Hilary Shor
Fotografía: Roberto Schaefer
Música: Mario Grigorov
Reparto: Matthew McConaughey, David Oyelowo, Zac Efron, Nicole Kidman, Macy Gray

Una respuesta a “El chico del periódico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *