Críticas

Acerca de la licitud de críticas corrosivas

Murieron por encima de sus posibilidades

Isaki Lacuesta. España, 2014.

Murieron por encima de sus posibilidades La última propuesta del director catalán de origen vasco, Isaki Lacuesta, poseedor de una Concha de Oro del Festival de Cine de San Sebastián por su película Los pasos dobles en el año 2011, consiste en una comedia muy negra sobre las consecuencias personales, físicas, políticas y económicas de la última crisis financiera que todavía padecemos. Fue rodada a lo largo de dos años con autofinanciación en régimen de cooperativa, y cuenta con un reparto espectacular en el que se reúne parte de lo más granado de intérpretes españoles.
Estrenada en el último Festival de San Sebastián, se centra en relatar las causas o actos que provocaron el ingreso en un manicomio de cinco individuos, así como sus planes para acabar con el encierro y atacar el orden establecido.
La película ha sido recibida por buena parte de la crítica con un rechazo visceral, y ha sido objeto de calificativos tales como: bodrio, lamentable, de vergüenza ajena, bochornosa, patética o tontería mayúscula. Y si bien resulta patente que no nos encontramos ante el mejor film del siglo ni de la década, ni siquiera de su director, termina aportando una visión fresca, desconcertada, furiosa, colérica y estupefacta de la crisis económica, política y de valores que estamos soportando, y no la creemos merecedora de descalificativos tan hirientes y desconsiderados, humillantes y ofensivos por sí mismos en la valoración de cualquier esfuerzo ajeno.
Somos conocedores de que molesta y cuesta aceptar que la crisis ha afectado a todos o a “casi todos”, aunque unos tuvieran colchones más mullidos que otros; que puede repatear el no ser capaces de buscar alternativas; que la exageración como método de exposición o de denuncia no es de fácil aceptación; que el recurso a la violencia extrema parece reservado para una serie limitada y escogida de directores; que nos puede incomodar la circunstancia de que en la actualidad hasta las revoluciones tal vez sean movimientos hábil e interesadamente dirigidos por ciertos poderes fácticos… Todo ello son sentimientos que puede generar la película, pero hay que reconocer y saber encajar con espíritu libre las comedias que intentan utilizar el humor, el esperpento, la violencia y el absurdo para denunciar el estado perplejo, desconcertado y desubicado en el que nos han dejado los desmanes políticos, sociales y económicos.
Se ha señalado también, en ciertas opiniones publicadas, que nos encontramos ante una especie de copia burda de la coproducción hispano-argentina Relatos salvajes (Damián Szifrón, 2014). Si bien por motivos temporales parece bastante improbable, Lacuesta ya ha demostrado tener la suficiente personalidad y criterio propio como para no necesitar mirarse en el espejo de nadie.
fotograma de Murieron por encima de sus posibilidadesHasta se ha resaltado que los magníficos intérpretes que aparecen en el film están pésimamente dirigidos (estamos hablando, entre otros, de Imanol Arias, Luis Tosar, Ángela Molina, Carmen Machi, José Sacristán, Sergi López, José Coronado, Eduard Fernández, Ariadna Gil, Bárbara Lennie, Enma Suárez, Raúl Arévalo…). Lo que por nuestra parte hemos percibido en todas las interpretaciones es un ajuste brillante a la locura, desequilibrio, desorientación y pesimismo que se pretende transmitir. El abundante uso del primer plano da mayor valor y relieve a las actuaciones, que consiguen verdadera credibilidad en los personajes caracterizados. La puesta en escena destaca por su aparente estilo desgarbado, pero responde fielmente a la combinación de la miseria y mal estado de los servicios públicos, sin ahorrar en fealdades, barrotes o puertas que no conducen a ninguna parte (como la trayectoria de la mayoría de personajes), con una fotografía de colores muy saturados, intensificando la intención de dotar al relato de un estado de ensoñación propio del tebeo, contando incluso con un barco fantasma que contiene “tesoros” insospechados en sus tripas.
No sólo ha sido tachada la película de imitación de Relatos Salvajes, sino también de mala copia de Tarantino, en lo referente al exceso de sangre y violencia. En realidad, la asociación la apreciamos con las novelas más gamberras y castizas del escritor catalán Eduardo Mendoza, mostrándonos una sociedad aletargada y perdida en un mundo consumista al que no se puede acceder.
El ritmo fílmico es trepidante, deteniéndose en algunas ocasiones para saborear la mayor trascendencia y atención concedida a determinadas situaciones o diálogos. El relato, que incluye aleatoriamente y sin punto de vista narrativo definido determinados flashbacks que van incorporando el pasado inmediato de los protagonistas, consigue abordar momentos realmente enternecedores, como el asesinato o suicidio asistido de una mujer, los fuegos artificiales adquiridos con los últimos mil euros que han resistido la hecatombe o una madre tachando a su propio hijo de inútil y descerebrado.
imagen de la crítica de la película Murieron por encima de sus posibilidadesLa banda sonora, por su parte, de cuya elaboración se han encargado Judit Farrós y Albert Pla, resulta soberbia a los fines desmadrados buscados, con letras muy acertadas y ritmos pachangueros y populares; buena muestra de ello son los títulos de algunas de sus canciones: Todo es mentira, Volando voy, Ojalá no te hubiere conocido nunca, Fuga, El puticlub de la esquina, Loco o Marco, la canción de la serie de televisión que se popularizó en España en los años setenta (“…no te vayas mamá, no te alejes de mí, adiós mamá, pensaré mucho en ti…).
Con “La Panda de Morosos” que conforman los cinco protagonistas, puedes llegar a pasar momentos realmente hilarantes y deliciosos, siempre y cuando consigas despegarte de aquellos prejuicios que sitúan al humor como elemento impensable para hilvanar una visión ácida y desoladora de la sociedad, aceptes la exageración como método lícito de denuncia y renuncies a buscar en toda obra cinematográfica un mensaje del que se intenta hacerte partícipe, dejándote, por el contrario, plena libertad de planteamientos para que saques tus propias conclusiones como espectador suficientemente maduro y responsable.

Trailer:

Ficha técnica:

Murieron por encima de sus posibilidades ,  España, 2014.

Dirección: Isaki Lacuesta
Guión: Isaki Lacuesta. Isa Campo
Producción: Alicorn. La termita. Versus
Fotografía: D. Dussuel. M. Gómez del Moral
Música: Judit Farrós. Albert Pla
Reparto: Raúl Arévalo. Albert Pla. Iván Telefunken. Jordi Vilches. Julián Villagrán

Pilar Roldán Usó

Graduada del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Un comentario para “Murieron por encima de sus posibilidades”


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios