Críticas

Recorriendo sendas cada vez más aventureras e imposibles

Mission Impossible: Fallout

Otros títulos: Misión Imposible: Repercusión.

Christopher McQuarrie. EUA, 2018.

Cartel de la película Mission Impossible. FalloutEsta es una película que lleva la aventura y las escenas de riesgo hasta puntos de difícil superación, correspondiendo en verdad al concepto de que se trata de una misión imposible la que llevan a cabo sus protagonistas cuando se enfrentan a criminales decididos a acabar con el mundo a toda costa.

Naturalmente que estamos hablando de cine fantástico, de cosas que solamente ocurren en la imaginación de los creadores, atrapados por la idea comercial de atraer públicos alucinados con esas escenas de riesgo, con esas hazañas imposibles. ¿O quizás, como en tantas otras ocasiones, el cine que se nos presenta, concretamente, en este episodio de Misión Imposible es premonitorio y refleja una realidad más fantástica que la misma ficción? Porque en el mundo hay bastantes personajes siniestros que declaran, sin ninguna limitación, que están dispuestos a atacar los cimientos mismos de la civilización actual y a destruirla, aprovechando para ello la debilidad y la básica inseguridad y falta de coherencia que la va carcomiendo. ¿Y quiénes se atreven a controlar a estos personajes, cuando lanzan ataques con camiones en las calles, matando peatones indefensos; o cuando explotan mercados enteros repletos de gente? ¿Y quiénes logran actuar preventivamente, neutralizándolos antes de que causen los males intentados? Debemos reconocer que hay una serie de entidades y de personas que trabajan en forma callada, y seguramente con valentía e inteligencia, evitando que la situación sea fatal para la civilización. Pero también pareciera ser que la sociedad, como un todo, no está muy segura o muy orgullosa de tales mecanismos de protección, que en general son secretos y por ello sujetos a la corrupción, al espionaje doble y a la traición.

Misión Imposible. Repercusión

Podemos advertir, de alguna forma, todas estas inquietudes, dudas, preguntas y dificultades en esta película, en la cual, más allá de las impresionantes aventuras y escenas de valentía y de acrobacia, en medio de las altas montañas asiáticas, se nos cuenta una historia de conflictos, de lealtades, de espionajes y de traiciones en los más profundo de las agencias de inteligencia de los países. Llegan las cosas a tal punto, que nada es lo que parece y cada quien se debe atener a sus instintos para defenderse de los engaños y las falsas apariencias. Esta es la virtud principal del protagonista, un personaje cuyos instintos y cuya intuición lo sacan de las trampas más arteras imaginables. Y sin embargo no carece de medios para explorar y detectar la realidad y los peligros, pues cuenta con la inteligencia, con un grupo de leales colaboradores y con los sensores y sistemas de comunicaciones y de orientación que le permiten redondear sus faenas y completar tecnológicamente sus instintos personales. Tecnología, intuición e instintos, son su armamento poderoso, armonizado por una absoluta persistencia en la búsqueda del éxito en sus misiones, más allá de sufrimientos y de momentáneos fracasos.

Dejando de lado estas consideraciones, me quiero referir a varios aspectos que dan gran atractivo a este episodio de la saga del agente Ethan Hunt, protagonizado por el extraordinario Tom Cruise, de quien se dice que hace personalmente muchas de las arriesgadas escenas. Uno de ellos es la riqueza de locaciones en que se ha filmado la película, de manera que el espectador recorre en impresionante detalle las calles y los lugares icónicos de París y de Londres, dos ciudades que no han sido extrañas a los ataques del terror internacional, lo mismo que las hermosas montañas y los valles altos de Cachemira, una región azotada también por el terror y por las guerras, donde se nos lleva desde un campo de refugiados a los glaciares y los abismos rocosos. Hay gran maestría en los montajes, en la fotografía y en el manejo de los tiempos, ya que la gran riqueza de imágenes se va sucediendo de forma que el espectador asiste a un espectáculo casi contemplativo, en medio de los incesantes movimientos y de las interminables aventuras.

Misión Imposible. Fallout, fotograma

Otro aspecto es el de las varias historias personales que se narran, superpuestas a la trama principal, que no son oscurecidas por la acción y que permiten que los actores puedan sentir y experimentar vivencias y no meramente disparar y evitar balas. La historia central es la del mismo Ethan Hunt, un personaje que no está exento de dudas y de remordimientos, cuyos recuerdos y renuncias amorosas lo persiguen y lo atormentan. Quiere la trama que los círculos se vayan cerrando para él, que al final todo tenga más sentido y coherencia. Un sorprendente personaje es August Walker (Henry Cavill), un agente de la CIA que acompaña a Hunt en su misión, siempre efectivo, aunque carente de escrúpulos, que se constituye en eje central de los acontecimientos, sin que nadie lo espere. El experimentado actor Alec Baldwin hace el papel de Alan Hunley, antiguo director de la CIA, quien actúa ahora como figura de confianza y referencia de honestidad y lealtad para Hunt, hasta que las circunstancias lo permitan. Y en el lado femenino hay dos mujeres que orbitan alrededor de Hunt, generando perturbaciones y sentimientos encontrados en ellas mismas y en el protagonista, lo cual agrega sentido especial a la trama y cierto respiro y equilibrio a las inevitables aventuras y amenazas que lo persiguen. Rebecca Ferguson es Ilsa Faust, tan hábil y tan arriesgada como el mismo Hunt, quien está en una búsqueda personal para limpiar su nombre y su prestigio como agente especial; y Michelle Monaghan como Julia Meade, la antigua esposa de Ethan y que ya tiene una vida nueva, aunque todavía hay entre ellos sentimientos mutuos que nutren la trama, bajo circunstancias especiales que dejan ver nobleza y respeto mutuo.

Misión Imposible. Fallout, crítica

Y naturalmente hay que mencionar la historia misma de esta saga, que se va desenvolviendo en forma magnífica, sin que espectador pueda apenas pestañear. Algo realmente meritorio, si se considera que este episodio es el sexto de la misma y que el protagonista ya es un hombre de 56 años, los cuales en verdad no han afectado su encanto y su capacidad física para recorrer cada vez sendas más aventureras e imposibles.

 

Trailer:

Ficha técnica:

Mission Impossible: Fallout  / Misión Imposible: Repercusión ,  EUA, 2018.

Dirección: Christopher McQuarrie
Duración: 147 minutos
Guion: Christopher McQuarrie, basada en Misión imposible de Bruce Geller
Producción: Tom Cruise, J. J. Abrams, Bryan Burk, David Ellison, Dana Goldberg, Don Granger, Christopher McQuarrie
Fotografía: Rob Hardy
Música: Lorne Balfe
Reparto: Tom Cruise, Rebecca Ferguson, Simon Pegg, Ving Rhames, Michelle Monaghan, Alec Baldwin, Sean Harris, Henry Cavill, Vanessa Kirby, Sian Brooke, Angela Bassett

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.