Críticas

La estética de lo monstruoso.

La Viuda

Greta. Neil Jordan. Irlanda, 2018.

¿Dónde estás, a dónde te fuiste sin mí?, pensé que te importaba… fue todo en vano.

El telón de fondo es la sensual y exquisita voz de la popular actriz y cantante de los años 50 Julie London con Where are you?, una canción sobre la frustración de una persona que añora a alguien que se fue sin avisar y que ahora busca respuestas.

Con esa pieza musical nos ubicamos en los tiempos recientes, en los andenes del subterráneo de Nueva York. Mientras viaja de regreso a casa, una tímida joven lectora y anfitriona de un elegante restaurante de la ciudad, Frances McCullen (Cloë Grace Moretz), encuentra olvidado en uno de los asientos un refinado bolso de mujer con dinero y una identificación entre sus pertenencias. Aunque su más atrevida y fiestera compañera de habitación, Erica Penn (Maika Monroe), la persuade para quedarse con el bolso, Frances decide actuar correctamente, acudir al domicilio y entregarlo.

Y así conoce a Greta –de aquí el nombre original de la película–, una mujer sexagenaria y sofisticada de acento francés, en manos de una siempre destacable Isabelle Huppert,  quien agradece el gesto invitando a Frances a tomar un té. Greta le cuenta que su marido murió –de aquí el nombre en español del film– y que su hija vive en París, a quien casi no frecuenta. Derivado de que ambas viven superando un duelo, ya que Frances recientemente perdió a su madre, entablan una recurrente relación de amistad hasta que la joven descubre algo perverso en la casa de la viuda, que la motivará a distanciarse de ella, pero solo consigue despertar el lado más siniestro de Greta Hideg.

La Viuda (2018)

La Viuda (Greta, 2018) es el más reciente trabajo del escritor y realizador irlandés Neil Jordan, tras casi ocho años de ausencia, luego de dirigir Byzantium (2012), un fascinante film con tintes de terror, que relata la historia de dos mujeres vampiro que buscan aislarse y vivir en soledad.

Y es que si bien la filmografía de Jordan ha dado un paseo por los diferentes géneros cinematográficos, en varias de sus películas ha insertado historias un tanto sombrías e irracionales. Con personajes que buscan un sentido de pertenencia hasta rozar, incluso, el punto de la locura. Aspecto que no deja duda en la lúgubre Entrevista con el vampiro (1994), adaptación de la novela homónima de Anne Rice.

Utilizó de contexto su tierra natal para entregarnos una historia intimista y conmovedora de un personaje que prefiere complicar su adaptabilidad que cambiar su forma de ser en Desayuno en Plutón(2005), la adaptación  un thriller psicológico de amor con prejuicios y discriminación, y recordemos la fábula extraña de En compañía de lobos (1984).

Maika Monroe, Chloë Grace Moretz (La Viuda, 2018)

La Viuda podría haber sido una convencional película sobre el acoso, pero Neil Jordan propuso romper con el estereotipo. El género cinematográfico que aborda a un acosador, o stalker en su definición más perturbadora, se construye como un personaje que se sabe y se siente solo; que busca la venganza como en El Cabo de Miedo (1991), de Scorsese; que reacciona ante la añoranza de sentirse solo como en El regalo (2015); o que encuentra formas oscuras e irracionales para satisfacer su deseo sexual como en Atracción Fatal (1987).

Neil Jordan propone como ejes de la historia a dos mujeres de distintas edades, que si bien tienen la añoranza de sentirse solas, no buscan liberar intenciones sexuales reprimidas, sino parecieran satisfacer una relación enfermiza materno filial.

Isabelle Huppert consigue un personaje tan elegante como perverso. Un equilibrio tan perfecto y convincente entre afabilidad y maldad. Bien puede permanecer por horas  acechando a Frances desde una acera fuera del restaurante y agredirla sin tocarla de la manera más ruin y deplorable.

Isabelle Huppert (La Viuda, 2018)

Y si bien el rol de Frances McCullen es la parte débil del acoso, Jordan construye un personaje que se ha aislado de la sociedad desde la muerte de su madre, evita el contacto personal y telefónico con su padre y descarta de inmediato cualquier encuentro social con su amiga Érica.

Greta es la estética de lo monstruoso. Es perder el juicio de manera elegante y sofisticada. Una dama refinada, capaz de arrebatar la tranquilidad al ritmo de Liszt tocado al piano y hasta danzar descalza en la alfombra tras segundos de cometer alguna atrocidad.

Jordan recoge del género los efectos más recurrentes y los ejecuta con efectividad. El acecho, la tensión y hasta la persecución de sus víctimas, paso tras paso y hasta con fotografías. Una bocanada de aire fresco estilizado, maternizante y estético del thriller psicológico que aborda el tema del acoso más perverso y siniestro de la cinematografía.

 

Tráiler:

Ficha técnica:

La Viuda (Greta),  Irlanda, 2018.

Dirección: Neil Jordan
Duración: 98 minutos
Guion: Ray Wright, Neil Jordan
Producción: Coproducción Irlanda-Estados Unidos; Anonymous Content / Sidney Kimmel Entertainment / Lawrence Bender Productions / Little Wave Productions. Distribuida por Focus Features
Fotografía: Seamus McGarvey
Música: Dominik Scherrer
Reparto: Isabelle Huppert, Chloë Grace Moretz, Maika Monroe, Stephen Rea, Colm Feore, Zawe Ashton

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.