Críticas

Lección de historia

La Tragedia de Peterloo

Peterloo. Mike Leigh. Reino Unido, 2018.

Cartel de la película La Tragedia de PeterlooDespués de las guerras napoleónicas, que terminaron en 1815, Inglaterra pasó por una época de hambruna y desempleo que resultó en una serie de movimientos sociales que pedían ayuda del estado para mitigar los estragos de las denominadas Leyes de los Cereales. Bajo este contexto, el 16 de agosto de 1816, el Sindicato Patriota de Manchester convocó a una manifestación en la plaza de San Pedro de esa ciudad, donde el principal orador sería el reconocido radical Henry Hunt. El evento terminó en tragedia, después de que la caballería del ejército inglés cargara en contra de la multitud, tratando de disipar la manifestación, provocando varias muertes y centenares de heridos.

Esta masacre, más conocida como Peterloo, es la historia que el director Mike Leigh ha decidido plasmar en su más reciente trabajo cinematográfico. La película es un exhaustivo y puntual relato histórico que cuenta los sucesos que llevaron a la masacre y la recrea al punto de mostrar sus más inhumanos detalles.

Leigh decide presentar a los personajes gradualmente, y sentando las bases del inevitable clímax, comienza por un joven soldado de bajos recursos, Joseph, y su familia, compuesta por varios trabajadores de fábrica. La necesidad de mejores condiciones es evidente, y aunque el hermano y el padre de Joseph atienden a asambleas radicales, la madre vacila ante las promesas de los líderes políticos alternos.

Fotograma de La Tragedia de Peterloo

Por otro lado, tenemos a los de magistrados de la ciudad de Manchester, un grupo de hombres de mediana edad, que ven a los círculos radicales solo como un conjunto de agitadores que atentan contra la noción de ¨paz y tranquilidad¨ de la corona. Por medio de estrictas leyes y ridículas sentencias, estos magistrados esparcen un ambiente de miedo en la comunidad que limita los alcances del trabajo de quienes buscan mejores condiciones para los trabajadores ingleses.

Por último, está Henry Hunt, el orador estrella de la manifestación. Un hombre con el corazón fijo en su propósito, pero con actitudes de superioridad, que hacen que la línea entre rebelde y oligarca, que lo caracteriza, sea muy delgada.

Bajo estas tres vertientes, Leigh crea una atmósfera política y social que expone una sociedad fragmentada y dolida bajo una forma principal de narración: la exclamación de los personajes. Escena tras escena, vemos a varios personajes protagonistas hablando públicamente, así sea en una asamblea, en un juicio o entre un grupo de personas. El hilo conductor de la película (y su fuerte) es la capacidad de mantenernos atentos y entretenidos básicamente con discursos y charlas públicas, gracias a un excelente trabajo de guion, casting y actuación; el mayor fuerte de la película es transportarnos a un momento clave en la historia de siglo antepasado en Inglaterra. Estos discursos sobresalen gracias a interpretaciones de varios actores, incluidos Maxine Peake, como la madre de Joseph, y Vincent Franklin, como el magistrado Rev Ethelson.

Alicia Turner como Sarah en La Tragedia de Peterloo

Como espectadores, hacemos el viaje junto a Joseph, vemos el sufrimiento de una familia de clase obrera que aporta la mayor parte de trabajo y recibe la menor recompensa. Leigh, en ningún momento, los victimiza; al contrario, los presenta como personas resistentes y valientes, que a pesar de las adversidades, se levantan cada mañana para seguir adelante.

Mike Leigh logra una obra de suma importancia para la memoria política inglesa. Es una historia que ha pasado relativamente inadvertida, al contrario de otros momentos de la misma época, como la batalla de Waterloo, pero el impresionante trabajo, tanto del realizador como el de todo el equipo de producción, hace que sea un filme emotivo y sincero que evoca temas y situaciones que hasta el día de hoy son relevantes.

Peterloo es un trabajo importante y laborioso, una hermosa bitácora histórica y es honesto en todo sentido. Un excelente ejemplo de que, a veces, la realidad es más fuerte que la ficción, y que hay algunas películas que deberían ser obligatorias en la escuela.

Trailer:

Ficha técnica:

La Tragedia de Peterloo (Peterloo),  Reino Unido, 2018.

Dirección: Mike Leigh
Duración: 154 minutos
Guion: Mike Leigh
Producción: Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; BFI Film Fund / Film4 Productions / Thin Man Films. Distribuida por Amazon Video
Fotografía: Dick Pope
Música: Gary Yershon
Reparto: Rory Kinnear, Maxine Peake, David Bamber, Marion Bailey, Kieran O'Brien, Adam Long, Tim McInnerny, Leo Bill, Nico Mirallegro, Teresa Mahoney, Karl Johnson

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.