Críticas

La inolvidable planta carnívora que canta

La tienda de los horrores

Otros títulos: La tiendita del horror.

Little Shop of Horrors. Frank Oz. EUA, 1986.

La tienda de los horrores - CartelTodo comenzó en 1960 con La pequeña tienda de los horrores (The Little Shop of Horrors, Roger Corman), una comedia negra hecha en dos días y medio con un presupuesto de menos de 30.000 dólares (Unos 250.000 dólares al día de hoy) y con un joven Jack Nicholson en un pequeño papel. Aunque fue estrenada en el Festival de Cine de Cannes en 1960 (fuera de competencia), la película fue originalmente promocionada como de “serie B”, pero los comentarios de los espectadores la llevaron a un reestreno al año siguiente. Corman no pensó que fuera a tener un gran éxito comercial, por eso ni se molestó en registrarla en derechos de autor.

Para 1982, los compositores Howard Ashman y Alan Menken se basaron en aquella cinta para crear La tienda de los horrores, el musical que se estrenó “off-Broadway” con gran éxito, llevándose el premio Drama Desk a Mejor Letra en un Musical y Mejor Musical en 1983.

A partir del éxito, la adaptación cinematográfica empezó a contemplarse, teniendo a Steven Spielberg de productor y Martin Scorsese para hacerla en 3D, pero todo se detuvo por una demanda del libretista de la versión de 1960, Charles B. Griffith. Después de aclarada la situación, la historia fue ofrecida al director y actor Frank Oz (recordado por ser la voz de Yoda en la trilogía original de Star Wars), que estaba dirigiendo una película de los Muppets y la rechazó en primera instancia, pero luego decidió darle una oportunidad si le hacían una reestructuración.

Así nace La tienda de los horrores (Little Shop of Horrors, 1986), una película musical fuera de lo común que ha perdurado en el tiempo, tanto en cine como en teatro. En 2019 se hizo una nueva versión en Broadway y hace años se está contemplando la posibilidad de un remake en la pantalla grande, con estrellas como Taron Egerton, Scarlett Johansson y Chris Evans.

La tienda de los horrores - Fotograma

Pero, ¿qué historia con ese nombre puede generar tanto interés? Pues verán, todo empieza con Seymour Krelborn (Rick Moranis), un trabajador de una floristería que ama las plantas, pero el lugar donde trabaja, la tienda de flores del señor Mushhnik (Vicent Gardenia) está a punto de cerrar. Un buen día descubre una extraña planta en una floristería China que le llama la atención, decide llevársela y la llama Audrey II, en honor a su compañera de trabajo y amor platónico, Audrey (Ellen Greene).

La misteriosa planta atrae la atención de curiosos y clientes, pero rápidamente empieza a marchitarse. Seymour hace todo para que crezca, hasta cantarle, pero Audrey II no responde. De repente y por accidente, Seymour se pincha un dedo y Audrey II despierta, atraída por el olor de la sangre. No pasará mucho para que la planta crezca y ya no le baste todo lo que Seymour le da, al fin y al cabo es una planta carnívora y necesita alimentarse…

Para completar la historia decidieron ambientarla en un barrio de poca monta en el Nueva York de los años 60 y volverla un musical, donde existe un trío de mujeres (Crystal, Ronette y Chiffon) como un coro griego omnipresente que introduce la historia y le advierte a la audiencia sobre el horror que le espera. Y no podemos olvidar el cameo de Bill Murray y el dentista sádico y adicto al óxido nitroso (también conocido como “el gas de la risa”) que es interpretado genialmente por el comediante Steve Martin.

La tienda de los horrores - Fotograma

Y si eso no les basta para buscar la película inmediatamente, les doy más datos: fue nominada a dos premios Oscar, por los efectos visuales que recrearon a la devoradora Audrey II, y a Mejor Canción Original, la primera canción con palabras obscenas en su contenido y la primera cantada por un villano, llamada “Mean Green Mother from Outer Space”, algo así como “La malvada madre verde del espacio exterior”. Los nominados por esta última Howard Ashman y Alan Menken, son los legendarios creadores de las canciones de La Sirenita (The Little Mermaid, 1989), La bella y la bestia (Beauty & the Beast, 1991) y Aladdín (Aladdin, 1992)

Pero las canciones de La tienda de los horrores no se parecen en nada a las que hicieron para las películas animadas de Disney. Acá hablan de lo difícil que la vida es en downtown Nueva York (“Skid row”), el placer que siente el dentista al hacer sufrir y gritar a sus pacientes (“Dentist!”), de cómo las personas malvadas se ven como comida perfecta para las plantas carnívoras (“Feed Me (Git it)”) y de cómo los mansos heredarán lo que merecen, citando a la Biblia pero hablando del karma (“The Meek Shall Inherit”).

La tienda de los horrores - Fotograma

Aunque recolectó 39 millones de dólares en taquilla en 1987, los críticos elogiaron el musical por ser arriesgado y recibieron nominaciones a premios, los productores consideraron que tuvieron malos resultados (el presupuesto fue de 25 millones de dólares). Al llegar a cintas se cumplió la profecía que el famoso crítico de cine Roger Ebert pronosticó en su crítica original de la película, “se convertirá en una película de culto que los fans querrán incluir en sus vidas”. Tanto la película como la banda sonora fueron un éxito en ventas, generando una cultura de admiración y amor por Seymour y su planta carnívora.

Años después de haber sido reestrenada, digitalizada y analizada, este clásico de Frank Oz sigue marcando la pauta entre los musicales de Hollywood que buscaron ser diferentes, en una época en la que los habían relegado casi exclusivamente a los escenarios de Nueva York. Con su humor negro, una crítica social y un mensaje acerca del dominio de la naturaleza sobre la humanidad (En el final original del director que se encuentra en la edición especial en DVD), La tienda de los horrores continúa siendo una cinta con la que vale la pena reencontrarse más de una vez, o disfrutarla por primera vez en la comodidad de la casa.

Trailer:

Ficha técnica:

La tienda de los horrores  / La tiendita del horror (Little Shop of Horrors),  EUA, 1986.

Dirección: Frank Oz
Duración: 94 minutos
Guion: Howard Ashman
Producción: David Geffen, William S. Gilmore, Denis Holt, David W. Orton
Fotografía: Robert Paynter
Música: Howard Ashman, Alan Menken, Miles Goodman
Reparto: Rick Moranis, Ellen Greene, Vincent Gardenia, Steve Martin, Tichina Arnold, Michelle Weeks, Tisha Campbell, Jim Belushi, John Candy, Bill Murray, Stanley Jones, Levi Stubbs

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.