Entrevistas 

Harlan Ellison y el cuento infinito de la ciencia ficción – Parte II

Segunda parte (aquí la primera) de nuestra entrevista al profesor Stefan Hall sobre el guion original de Harlan Ellison (The City on the Edge of Forever), la importancia de este autor norteamericano y las estructuras del genero de la ciencia ficción.

El Espectador Imaginario: La persona que nos va a salvar es Spock, y la que nos va a condenar es Kirk. Spock es lógico, frío, Kirk se ve envuelto por el amor y las dudas. ¿Qué nos está intentando decir Ellison? ¿A lo mejor que a veces no necesitamos a un héroe, que nuestras pasiones nos pueden llevar a la destrucción, y que el amor puede ser algo egoísta?

Profesor Hall: Por supuesto Ellison tenía una visión compleja sobre el amor. Baste con considerar la relación entre Vic y Blood en A Boy and His Dog, y cómo Vic mata a Quilla June para alimentar y salvar a Blood. A veces algunos tipos de amor son más importantes que otros. Una de las ideas más interesantes de Ellison sobre el amor se encuentra en el cuento Grail, que sigue la búsqueda del verdadero amor por parte de Christopher Caperton, y un cáliz mágico, pero al mismo tiempo ordinario. El cáliz le muestra todas las caras de los muchos amores de su vida antes de fijarse sobre una cara que no conoce, una cara que nunca va a conocer. Hacia el final del cuento, Caperton cita al poeta japonés Tanaka Katsumi: “Sé que mi verdadero amigo aparecerá después de mi muerte, y que mi amor murió antes de que yo naciera.” Podría parecer desolador o egoísta. Desde otro punto de vista, creo que en Ellison es posible encontrar momentos significativos en los que el amor triunfa. Paladin of the Lost Hour trata de hacer las paces con el pasado y aprender a amarse. Algo parecido, un poco más gracioso, es Cold Friend, cuyo objetivo es aprender a estar satisfechos de nosotros mismos; aquí el narrador – el último ser humano durante el fin del mundo – encuentra y después deja a la mujer que, basándose en sus sentimientos de amor, había creado una realidad particular solo para él. En sus momentos más absurdos, como en Opposite Attracts, Ellison nos sugiere que el amor puede tener muchas formas y no conoce límites. En tanto autor, por supuesto Ellison se vio influenciado por sus experiencias, como sus numerosas bodas y sus muchas relaciones, hasta que al final encontró un amor satisfactorio en su mujer, Susan. Para volver a la cuestión del amor en The City on the Edge of Forever, la pasión puede llevar tanto a la destrucción como a la creación, lo cual implica darles importancia a las circunstancias que la rodean. Kirk estaba dispuesto a alterar el curso de la realidad debido a sus sentimientos por Edith, y si bien esto no era algo racional, quizás sea comprensible para los que se hayan encontrado ante un amor parecido. Y a lo mejor es Spock, siendo en parte humano y en parte vulcaniano, quien puede darle espacio a la lógica allí donde Kirk no llega a hacerlo, y al mismo tiempo entender las emociones que habían sujetado a Kirk y serle simpatético a este último, serle un amigo comprensivo quien, en el Epílogo, pronuncia las últimas palabras del guión: “Ninguna mujer fue amada con tanta fuerza, Jim. Porque a ninguna mujer le fue ofrecido el universo a cambio del amor.” Se podría leer estas palabras desde un punto de vista lógico, pero creo que es algo más bien poético y emocional.

EEI: ¿Podríamos decir que otro tema central es el sacrificio analizado a través de los ojos de la ironía? Edith Keeler está dispuesta a sacrificarse por un bien más grande, de hecho pasa su tiempo ayudando a los otros, y es solo su muerte (otro sacrificio) que puede salvar el futuro. Sin embargo, el primero es un sacrificio consciente, mientras que el segundo sería uno inconsciente. ¿Hay cierta ironía en el hecho de que Keeler, quien dedica su vida a los otros, tiene que morir, sin saber por qué, para que todo el universo vuelva a su curso?

Profesor Hall: Por supuesto, Ellison ama la ironía y la usa en sus cuentos, pero no hablaría de ironía en el caso de Edith. Sí, ella quiere ayudar a la gente, y finalmente llega al cenit de su utilidad a través de su muerte, no de su vida, y el hecho de saber que su muerte va a tener importancia en la historia hace que el lector (o el espectador) tome el punto de vista de Kirk y Spock. De todas formas, el hecho de saber lo que Kirk y Spock saben nos lleva a la primera cuestión, la del bien que gana pero muy a menudo sin que el mundo tenga conciencia de esto. Ahora bien, si volvemos al antiguo sentido de ironía que nos llega de la tragedia griega, entonces sí, podría estar de acuerdo con la idea según la cual la muerte de Edith funciona en tanto ironía dramática, ya que lo que el personaje no sabe sí lo sabe el público.

EEI: Ellison escribió The City on the Edge of Forever pensando que mostraría que la ciencia ficción podía hablar de temas maduros. Si le echamos un vistazo a la evolución de la ciencia ficción, ¿podemos decir, sin duda alguna, que hoy en día la ciencia ficción es capaz de llevar a su público a enfrentarse a problemas que forman parte de nuestra edad adulta? O, ¿a lo mejor siempre ha sido así, sin que nosotros (o nuestros padre y abuelos) nos hayamos dado cuenta?

Profesor Hall: El género continúa a mejorar, lo cual invariablemente ha permitido abrir (y abrirse a) perspectivas más sutiles y adultas en lo que se refiere a su contenido; sin embargo afirmaría rotundamente que la ciencia ficción siempre ha tenido un elemento capaz de llevar a su público a enfrentarse a problemas que forman parte de la edad adulta. La literatura de género normalmente dispone de una amplia disponibilidad de usos, desde los más simplemente mundanos (el entretenimiento puro) hasta los más profundos (cuestiones sobre la naturaleza de la humanidad, de la realidad, de la existencia, de la moralidad, y mucho más). Yo afirmaría que las mejores obras de género usan eficazmente sus convenciones no solo para entretener sino también para alumbrar preguntas y perspectivas sobre temas que importan a nosotros en tanto seres humanos. Kirk y Spock, y toda la tripulación del Enterprise, no son solo aventureros y exploradores, sino amigos y una familia. Pelean, discuten, tienen problemas, los resuelven (normalmente juntos), y al fin y al cabo se ayudan los unos a los otros en los abismos del espacio. Exploran nuevos mundos raros, buscan nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones, nos permiten compartir aquella sensación de asombro, y nos dejan pensando no solo en lo que hemos encontrado sino en lo que, y en los que, somos y deseamos ser. La ciencia ficción, en particular, es una invitación a imaginar un futuro y una llamada a que nos ayudemos a convertirlo en realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.