Críticas

El viaje del escritor novel

El ladrón de las palabras

Otros títulos: Palabras robadas.

The Words. Brian Klugman, Lee Sternthal. EUA, 2012.

The WordsHay una forma narrativa que es la de las historias dentro de otras historias –ahora mismo recuerdo a The Prestige, de Christopher Nolan, y Cloud Atlas, de los hermanos Wachowski. Lo interesante de este recurso es que las historias son contadas por aquellos que las escribieron, proponiendo dos o más capas de ficción (o de realidad dentro de la historia). En el juego de capas escritas o narradas está, además, la interpretación sobre estos hechos, que al ser narrados como una ficción, se tratan desde el punto de vista de un autor. Esta es la forma en The Words.

Clayton Hammond (Dennis Quaid) es un famoso escritor que acaba de lanzar un best seller que lleva el título de la película, y narra el contenido de su nuevo libro, la historia de Rory Jansem (Braddley Cooper), un aspirante a escritor, que en la frustración por no lograr editar su primer libro, copia una novela que encuentra en un viejo maletín que le compró su esposa, Dora (Zoe Saldana) en una tienda de antigüedades en París.  La novela copiada es un éxito, y Rory sostiene la mentira hasta que aparece un anciano (Jeremy Irons), diciendo ser el autor de la novela, en lo que la película se convierte en una especie de muñeca rusa de historias dentro de otras historias.

Antes que nada, The Words es una historia de amor. Tanto el anciano que escribió la novela copiada como Rory deben sacrificar a la mujer que aman por su sueño y terminan convirtiéndose, finalmente, en seres solitarios; como si buscar un sueño siempre deba tener un precio, como si la ficción tuviera su costo en la realidad y, a veces, se fundiera con la misma. El anciano en su tiempo vivió una suerte más trágica pero con similar destino que Rory, casi como su alma gemela, pero en épocas diferentes.

Palabras robadasSi bien el argumento tiene varias capas, Rory es el verdadero protagonista de la historia y cuyo arco dramático resulta complejo y entrañable, así como su relación con Dora, quien lo apoya de manera incondicional y es su sostén. No en vano, en varios momentos, es Rory quien está en el regazo de ella o quien acude a sus brazos como contención. Dora está enamorada de un hombre en quién cree ciegamente y la decepción es mayor cuando descubre la verdad. Traicionar la confianza de su amor, Dora, y la confianza en sí mismo es la tragedia de Rory.

Hay una riqueza temática en el guión que habla del proceso de creación y el viaje del escritor novel. En el momento en que Dora lee la novela copiada y dice que en ella encontró al verdadero Rory, se empieza a desmitificar aquello que se cree, de que la sangre del escritor corre por sus letras; Rory acabó de copiar y de llevarse el mérito. Su esposa, una de las personas que mejor le conoce, está diciendo que esa novela tiene tanto de Rory que la emocionó hasta las lágrimas. Obviamente, ella no sabe que se trata la novela de otra persona, lo que dispara una reflexión sobre qué es lo que existe del escritor en sus letras o, tal vez por otro lado, el hecho de que el mismo Rory sea una mentira, un personaje construido de ficción, y Dora no lo conozca lo suficiente para  notar que él no había escrito aquel libro. Acaso muchas veces, ¿el mismo escritor no se convierte en un personaje de ficción, utilizando un seudónimo, escondiéndose? Esto nos lleva a uno de los principales aciertos del guión, que tiene que ver con el juego que mencionamos en el primer párrafo, sobre la duda de lo que se está contando, que se juega en el tercer acto.

The WordsLos directores y guionistas en estreno, Brian Klugman y Lee Sternthal nos ofrecen una puesta en escena, en general, poco inspirada y un guion bastante convencional, lleno de diálogos obvios y situaciones predecibles, que en lo único que se destaca es en su estructura. El guion maneja las tres líneas narrativas con bastante desequilibrio, siendo de mayor interés la historia de Rory, dejando a las demás como meras anécdotas. De hecho, si no le dedicaban tanto tiempo a las otras dos historias (la del anciano y la de Clayton), podríamos decir que se trataba de una especie de flashback y flashfordward –y de hecho el primer caso trata efectivamente de eso-, ya que ambas cuentan tiempos pasados y futuros respecto a Rory, sin embargo, se nota el peso que dan a estas historias los directores.

Desde lo interpretativo, Bradley Cooper demuestra, como lo hacía en El lado bueno de las cosas (Silver Linnig Playbook, David O. Russell, 2012), que tiene carisma y puede sostener un personaje dramático sin problema; y Zoe Saldana, aunque el guion le deje poco espacio, tiene buenos momentos. Irons logra emocionar en sus breves pero intensas apariciones como el anciano escritor frustrado. Por su parte, Dennis Quaid y Olivia Wild están algo apagados y tienen poco tiempo para desarrollar sus caracteres; además, la función del personaje de esta última en el argumento es un poco forzada.

Narrada con sencillez  y  con un pequeño giro final en el tercer acto, The words es una película disfrutable que invita a cierta reflexión sobre el mundo del escritor novel y el problema de la gran mentira que puede ser el proceso de creación. Film que se destaca más por su temática que por su puesta en escena, entrando en esa categoría de películas donde importa más lo que se cuenta que el cómo, donde los directores se olvidan que el cine es forma, limitándose a las convenciones y a la importancia del tema y desaprovechando la premisa que tenían en manos, que queda como una más del montón.

Ficha técnica:

El ladrón de las palabras  / Palabras robadas (The Words),  EUA, 2012.

Dirección: Brian Klugman, Lee Sternthal
Guion: Brian Klugman, Lee Sternthal
Fotografía: Antonio Calvache
Música: Marcelo Zarvos
Reparto: Cooper, Zoe Saldana, Olivia Wilde, Jeremy Irons, Dennis Quaid

4 opiniones en “El ladrón de las palabras”

  1. En mi opinión es una película pretenciosa y absolutamente olvidable. No hay nada en su contenido y realización que justifique verla, ni siquiera Jeremy Irons.

  2. LA PELÍCULA ES GENIAL Y LOS INTÉRPRETES DE PRIMERA.
    ES ABSOLUTAMENTE RECOMENDABLE, YA QUE ES DE ESAS
    PELÍCULAS QUE HACEN PENSAR.
    GENIAL!!!!!!
    RAQUEL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.