Críticas

De Montana a Washington

El extraordinario viaje de T. S. Spivet

The Young and Prodigious T. S. Spivet. Jean-Pierre Jeunet. Francia, Canadá, 2013.

el-extraordinario-viaje-de-ts-spivet-cartelLa última película de Jean‑Pierre Jeunet, El extraordinario viaje de T. S. Spivet, adapta a la gran pantalla (y en 3D, primera incursión del realizador galo en este formato) una novela americana repleta de gráficos, mapas, esquemas, flechas y cifras. Se trata de The Selected Works of T. S. Spivet, de Reif Larsen, que siempre soñó con que su obra fuera adaptada al cine por Tim Burton, Guillermo del Toro o el propio Jeunet. Es la primera película que Jeunet dirige tras el desengaño que sufrió con su anterior proyecto, La vida de Pi, al que había dedicado mucho tiempo y esfuerzo y del que finalmente se encargó Ang Lee.

el-extraordinario-viaje-de-ts-spivet-01Desde Micmacs (Micmacs à tire-larigot, 2009), recibida con bastante indiferencia a pesar de los méritos (sobre todo visuales) de la cinta, el realizador francés no había estrenado ningún título. La filmografía de Jeunet no es muy extensa. Dio el salto al largometraje con una película de culto codirigida con Marc Caro, Delicatessen (1991), con quien dirigió también La ciudad de los niños perdidos (La cité des enfants perdus, 1995). Después pasó a la industria americana con Alien resurrección (Alien: Resurrection, 1997), la única película que había rodado en inglés hasta El extraordinario viaje de T. S. Spivet. Con todo, su obra maestra es, sin duda, Amélie (Le fabuleux destin d’Amélie Poulain, 2001), un cuento para adultos que tiene como escenario privilegiado la ciudad de París y está protagonizado por un personaje que ya ha pasado a la historia del cine, la inolvidable Amélie Poulain. Intentó repetir la fórmula con la magnífica Largo domingo de noviazgo (Un long dimanche de fiançailles, 2004), una historia de amor ambientada en la Primera Guerra Mundial, pero el público ya no la recibió de la misma manera.

el-extraordinario-viaje-de-ts-spivet-02Hay quien dice que queda muy poco del Jeunet de Amélie en Micmacs, pero lo cierto es que, incluso cuando ha dirigido una película perteneciente a una saga, como Alien resurrección, el director francés ha estado muy presente en la concepción visual del film. De hecho, puede que su estilo sea menos reconocible en El extraordinario viaje de T. S. Spivet que en Micmacs, quizás porque el guion de su más reciente película, a pesar de ciertos toques surrealistas, resulta bastante convencional para Jeunet: un niño abandona su rancho en Montana para cruzar el país y llegar a Washington D. C., donde tiene que recibir un premio por la máquina de movimiento perpetuo que ha inventado.

el-extraordinario-viaje-de-ts-spivet-03En realidad, El extraordinario viaje de T. S. Spivet es una mezcla de drama familiar y película de aventuras al más puro estilo road movie, lo que ocurre es que una familia disfuncional, como la del pequeño T. S. (Kyle Catlett), da mucho juego. En este sentido, en sus mejores momentos, la cinta de Jeunet recuerda a Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine, Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2007). De todas maneras, si hay un tema que planea sobre todo el metraje, ese es el de la pérdida, auténtico leitmotiv de toda la trama. El joven T. S. emprende un viaje iniciático, de conocimiento, que le va a servir, por un lado, para enfrentarse al mundo real, y, por otro, para reconciliarse con su familia y superar una tragedia familiar, la muerte de su hermano mellizo Layton (Jakob Davies).

el-extraordinario-viaje-de-ts-spivet-04A lo largo del viaje, T. S. se encontrará con diversos personajes, como la doctora Jibsen (Judy Davis) o Dos Nubes (Dominique Pinon, actor fetiche de Jeunet), pero a quienes conocemos realmente es a los miembros de su familia: el padre (Callum Keith Rennie), un auténtico cowboy de la vieja escuela, distante y silencioso; la madre (Helena Bonham Carter), una entomóloga entregada a su trabajo; y la hermana, Gracie (Niamh Wilson), obsesionada con salir del rancho y ganar uno de los concursos de belleza que ve por la tele.

el-extraordinario-viaje-de-ts-spivet-05Jeunet se mueve muy bien en atmósferas urbanas o suburbanas y estéticas de cuento, si bien deformadas y alucinadas, como ya habíamos visto en Delicatessen y La ciudad de los niños perdidos, pero también en Amélie y en Micmacs. Los juguetes y objetos antiguos y los personajes típicos de las ferias (enanos, siamesas, forzudos, gigantes, contorsionistas, payasos…) también forman parte de su imaginario. De hecho, sus mejores películas son aquellas donde puede integrar de forma natural esos ingredientes con una historia, como ocurría en las ya citadas, pero eso le cuesta más en El extraordinario viaje de T. S. Spivet, donde tiene que plasmar, no solo la geografía, sino un estilo de vida que, en cierto modo, le resulta lejano. El empleo del 3D, además, le impide utilizar ciertos recursos frecuentes en su cinematografía, y, aunque el resultado es bueno, parece que Jeunet ha tenido que renunciar a ciertos elementos de su estilo.

Premios: César a la Mejor Fotografía (Thomas Hardmeier); nominada al César a Mejor Vestuario (Madeline Fontaine) y a Mejor Diseño de Producción (Aline Bonetto).

Tráiler:

Ficha técnica:

El extraordinario viaje de T. S. Spivet (The Young and Prodigious T. S. Spivet),  Francia, Canadá, 2013.

Dirección: Jean-Pierre Jeunet
Guion: Jean-Pierre Jeunet y Guillaume Laurant
Producción: Francis Boespflug, Frédéric Brillion, Suzanne Girard, Jean-Pierre Jeunet, Gilles Legrand, Tyler Thompson
Fotografía: Thomas Hardmeier
Música: Denis Sanacore
Reparto: Kyle Catlett, Helena Bonham Carter, Callum Keith Rennie, Judy Davis, Niamh Wilson, Jakob Davies, Rick Mercer, Dominique Pinon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *