Críticas

Estética de la muerte

Fuego de amor

Fire of Love. Sara Dosa. EUA, 2022.

Fire of love aficheHermosa composición que traiciona la belleza de camino a lo inevitable. Acogedor documento, combina la pasión y la muerte entre lodo, gases y ceniza; un guion, sobrio y equilibrado bordea la simpleza de las cosas, de camino a lo poético, para tragarse la tragedia de lo humano. Vale el mérito en colaboración, Shane Boris, Erin Casper, Jocelyne Chaput y Sara Dosa serán las responsables.

Momentos de la vida de Maurice y Katia, matrimonio de vulcanólogos fanáticos dispuesto a poner en riesgo su vida en pos de la vocación. Un amor compartido entre ríos de magma volcánico; la seducción del peligro ofrece opciones por caminos de escape a un mundo poblado por la “deshumanización”.  Lo político es tangencial; la desilusión se refugia en poderes de la naturaleza, solo conocidos por “dios”; la sabiduría tiñe la escena de rojo y gris, encierra los enigmas de la vida en la majestuosidad de erupciones que ajustan su ritmo a la travesía de los Krafft.

Katia es geoquímica, Maurice geólogo, el matrimonio se complementa;  científicos genuinos deciden invertir su amor en una suerte de pasión por los volcanes; el eje de su vida será plasmado en un documental que recoge lo más significativo de su oficio; la química y la geología se dan la mano en una aventura registrada desde la vivencia personal.

Un ejercicio de found footage enmarcado en la contundente visión de una pesquisa de imágenes que pretende extender la marcha de los protagonistas hacia una escalada de sucesos abiertos a múltiples razones. Poesía oculta en figuraciones condicionadas por una edición prolija tendiente a reforzar la controversia entre lo espiritual, lo suicida y lo épico. Sara Dosa nos conduce a través de las hermosas imágenes construidas in situ.

Fire of love fotograma

Dos vulcanólogos seducidos por el juego con la muerte, desafío altruista que intenta segar la humana voluntad de omnipotencia. La naturaleza esgrime su talante veleidoso como explosión de ira ante la ignorancia humana: 25.000 víctimas frente a la pasividad de las autoridades. El preanuncio de los técnicos no vale, el volcán escupe, la naturaleza “se desquita”. El pueblo de Colombia es sepultado bajo el lodo incandescente; no se trata de creer en un poder divino, sino de asumir el respeto ante la magnificencia de fenómenos que denuncian la ingenuidad de ausencias y presencias.

Katia y Maurice no negocian con el riesgo, se someten a la prueba; la magia de la tierra exorciza el “poder” grandilocuente. En comparación, la civilización no es nada, tal cual ellos se sienten al pie de los volcanes. Fuga de lo mundano hacia la experiencia real de lo ignoto, desafío por acceder a las entrañas cargadas de mortífera materia.

El sentido de la vida se decanta en fórmulas de riesgo permanente que aquilatan las pasiones. Maurice, el deseo de navegar un “río” de lava se atempera en la experiencia de 3 horas sobre un precario bote inflable perdido en la mayor reserva de ácido sulfúrico del planeta: el lago Kawah Ijen, en Indonesia. Es el límite de Katia, aunque el matrimonio no aparenta desavenencias. El peligro es razón de ser para la unión indestructible.

Lo humano coquetea con lo imponente en el intento de sustraer los misterios más recónditos, una especie de unión con la trascendencia de los diversos estados de la naturaleza en su “inocencia”. Contraposición con la vigencia de circulaciones de sentido que apartan lo oculto como objeto. Oscuros significados de prepotencia inusitada superan la mediocridad  en emergencias contingentes que golpean rutinas banales. Una imposición de sucesos, no captados en lejanía, despierta el interés de los vulcanólogos por la incertidumbre y secretos de la naturaleza en su relación con la existencia del animal “inteligente”.

Fuego de amor plano

Uno de los vínculos propaga el golpe que suspende la existencia terrenal, solo así emerge algún grado de conciencia, aunque pobre, pasa a ser una luz en el camino, la muerte da enseñanzas a futuro, el ser humano aprende a golpes. Los Krafft se transforman en una especie de alarma a la vera de volcanes a corto plazo impredecibles. La decisión final fluye hacia el contacto con la raza humana, práctico deseo de contribución frente a la mezquindad de lo efímero. Las leyes de la naturaleza son secretos que aluden a un poder mayor, algo superior parece reír en secreto ante la estupidez humana; Maurice y Katia lo reverenciarán, rendirán tributo inmolándose en la contingencia del destino.

La muerte, a la vuelta de la esquina, se esgrime en esa sensación de respeto ante la belleza de lo majestuoso, lo poderoso, lo ominoso, inadmisible en la escala de valores. Acceso al conocimiento que intenta clasificar la naturaleza en términos maternales para una existencia en estrecha convivencia. El esfuerzo por destronar la vanidad incursiona en una ruleta rusa que se disfruta desde una extraña conciencia para realzar el valor de la directa experiencia con la tierra.

Fuego de amor escena

Si bien, de la relación no sabemos nada, la unión a partir de los volcanes opera a manera de símbolo de una cuasi simbiosis, engranaje de camino a una razón de ser por la existencia. Complejidades inabordables, aunque disponibles, introducidas bajo la guía de una voz en off, de tono sereno y melancólico, traduce la pena amalgamada en imágenes de esplendor que mitigan el carácter agresivo de ciertos estados de la naturaleza, su responsable: la actriz Miranda July.

De estética imponente, Fuego de amor impacta por un doble discurso en imágenes que armoniza con la vida; proceso enmarcado en lo siniestro de un misterio distraído por la turba incontrolable del cotidiano devenir. La renuncia es una opción, Katia y Maurice lo sabían, nadie conoce las “intenciones” de la tierra.

Comparte este contenido:
 
 

Ficha técnica:

Fuego de amor (Fire of Love),  EUA, 2022.

Dirección: Sara Dosa
Duración: 93 minutos
Guion: Shane Boris, Erin Casper, Jocelyne Chaput, Sara Dosa
Producción: Sandbox Films, National Geographic Films, Intuitive Pictures, Cottage M. Distribuidora: Neon
Fotografía: Pablo Álvarez-Mesa
Música: Nicolas Godin
Reparto: Katia y Maurice Krafft, Miranda July (Documental)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.