Críticas

El equilibrio perfecto

Un pequeño favor

A Simple Favor. Paul Feig. EUA, 2018.

Cartel de Un pequeño favorTras haber dirigido algunos episodios de series de televisión norteamericanas como Freaks and Geeks y Arrested Development, Paul Feig decidió incursionar en el cine con un drama de aventuras que para muchos pasó inadvertido, llamado La Fuerza del Valor(I am David, 2004) protagonizado por Jim Caviezel.

Siguieron siete años más como productor y guionista de televisión en series como Mad Men, Jackie y The Office, además del largometraje ¡Peligro! Menores Sueltos(Unaccompanied Minors, 2006), comedia que pasó sin pena ni gloria.

En 2011, Feig recurrió a actrices como  Kristen Wiig, Rose Byrne y Melissa McCarthy para su siguiente película, La Boda de mi Mejor Amiga (Bridesmaids, 2011), esta vez consiguió una comedia de enredos y amistad, con buen ritmo, inteligente y efectiva que le valió dos nominaciones al Oscar y dos a los Globos de Oro.

Consideró a Melissa McCarthy para sus siguientes trabajos: Cuerpos Especiales(The Heat, 2013), una buddy movie, al lado de Sandra Bullock; Espías (Spy, 2015) con Jason Statham; y el reboot de Cazafantasmas (Ghostbusters, 2016) la cual, a pesar de haber recurrido a las comediantes populares del momento como Leslie Jones, Kate McKinnon y Kristen Wiig, falló al pretender ser como la original y no aportar nada nuevo ni actualizar el argumento a nuestros días.

Era necesario este recuento, porque hasta ese momento Paul Feig se había consolidado, para bien o para mal, como un director del género de comedia, y es un acuerdo no escrito revisar la filmografía de un realizador para saber qué esperar de sus siguientes trabajos. Sin embargo, para Un pequeño favor (A Simple Favor, 2018) decidió arriesgar con sus personajes, con los géneros y con el manejo de la historia.

Stephanie Smothers (Anna Kendrick) es una joven, madre soltera, la chica perfecta y ordenada pero ingenua. Tiene un videoblog de recetas de cocina y manualidades con miles de seguidoras. Una tarde de escuela, conoce a la madre del mejor amigo de su hijo. Emily Nelson (Blake Lively), una exitosa mujer de negocios, elegante y sofisticada. Con el fin de que convivan sus hijos ellas se frecuentan, conversan y comparten martinis, hasta que un día, Emily le pide como ‘un pequeño favor’ a Stephanie que recoja a su hijo después de clases para luego desaparecer sin dejar rastro alguno.

Stephanie aprovecha su popularidad en las redes sociales para iniciar una búsqueda de la que considera su mejor amiga, con ayuda de otras madres de familia que ven su blog y con la complicidad de Sean (Henry Golding) el esposo de Emily. En esa tarea de investigación, descubre que su amiga no es lo que parece, y en cambio encuentra una vida llena de secretos y mentiras.

Paul Feig no se abandona. Recurre a la comedia como eje para contar esta historia, pero se torna de humor negro al involucrar intriga, desapariciones y mentiras, arriesgándose a satirizar el cine de suspense. Así que Un pequeño favor es comedia, pero también es cine de misterio, de suspense y un thriller, y no es que se vuelva un género más que otro, o un género menos definido que otro, Paul Feig acertó al entretejerlos todos de manera efectiva. La película igual sorprende, intriga y hace reír.

Anna Kendrick y Blake Lively están espléndidas. Ambas convencen en sus roles de la mujer perfecta y la mujer elegante, así como la mujer víctima de sus defectos, de su monstruosidad y de su sexualidad como un arma para conseguir sus propósitos. Un discreto tributo a la femme fatale del film noir de los años 40.

La película destaca también por su estética. Es sofisticada, impecable y refinada, colorida y con cierto aire vintage. El humor es preciso, exacto, y gracias al desarrollo de sus personajes, impredecible.

La historia está inspirada en la novela homónima de Darcey Bell, un best seller de 2017 que ha sido traducido a más de 20 idiomas, y fue adaptado por la escritora de series norteamericana Jessica Sharzer (American Horror Story), quien supo encajar adecuadamente un thriller en un contexto actual de los blogs y las redes sociales.

Inevitable colocar a Un pequeño favor entre películas de la línea de Perdida (Gone Girl, 2014), aquel thriller psicológico de David Fincher, o de la comedia de humor negro La muerte os sienta tan bien(Death Becomes Her, 1992) de Robert Zemeckis, o de la más reciente La chica del tren (The Girl on the Train, 2016). Sin embargo, Paul Feig parece encontrar un equilibrio perfecto entre la comedia y el suspense clásico y sombrío, su trabajo más perversamente entretenido hasta el momento.

Tráiler:

Ficha técnica:

Un pequeño favor (A Simple Favor),  EUA, 2018.

Dirección: Paul Feig
Duración: 117 minutos
Guion: Paul Feig, Jessica Sharzer (Novela: Darcey Bell)
Fotografía: John Schwartzman
Música: Theodore Shapiro
Reparto: Anna Kendrick, Blake Lively, Henry Golding, Glenda Braganza, Dyanne Ramsay, Zach Smadu, Rupert Friend, Eric Johnson, Sarah Baker, Kelly McCormack, Cyndy Day, Gia Sandhu, Kerry-Lee Finkle, Joshua Satine, Lucas Kalechstein, Patti Harrison

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.