Críticas

Dolor y sensibilidad

Un monstruo viene a verme

A Monster Calls. Juan Antonio Bayona. España, 2016.

UnmonstruovieneavermecartelEn la Sección Oficial del último Festival de San Sebastián se presentó, fuera de competición, el último largometraje del director español Juan Antonio Bayona, autor de obras como El orfanato (2007) y Lo imposible (2012). La película está basada en la novela homónima del año 2011 de Patrick Ness, responsable también del guion del filme. Estamos ante una coproducción internacional, en donde participan actores de la categoría de Sigourney Weaver, Felicity Jones, Toby Kebbell, Liam Neeson o Geraldine Chaplin. El filme adelantó su estreno al Festival de Toronto, en donde parece que en general convenció, e incluso se comparó a Bayona con Steven Spielberg, del que por cierto, tiene intención de dirigir su continuación de Jurassic World en su próximo proyecto.

A propósito de Un monstruo viene a verme, y otras muchas presentadas en el Festival de San Sebastián, hemos vuelto a corroborar lo poco que le atrae al espectador en general, que le arrastren a la congoja, y lo mucho que le regocija que arranquen su sonrisa, y no ya digamos su carcajada. Dicho comentario viene a cuenta de que estamos ante un drama, con una misma historia que paralelamente se entrecruza entre sueños y realidades, acontecimientos que están ocurriendo, aunque no queramos ni acercarnos a la posibilidad real de su existencia, y fantasías en donde se naturalizan angustias, miedos, esperanzas y culpabilidades.

En esta ocasión, entendemos que Juan Antonio Bayona ha acertado, tanto en el tono ante la dificultad de mesurar el dramón que narra, como con la terrible dificultad de apartarse de la simple sensiblería. Estamos ante una historia que no necesita apenas diálogo, que con cuatro pinceladas nos pone en situación, que sabiamente nos ahorra mayores explicaciones que resultarían innecesarias y reiterativas. Con talento, el realizador español se pasea ante el temor al dolor, el terror a la muerte, ante la angustia por la posibilidad de la pérdida de seres queridos. Nos sorprende que para muchos, la película pierde fuelle por detenerse en una historia que ya ha sido llevada a la pantalla en muchas ocasiones, sin otorgar la importancia que entendemos se merece a la delicadeza, originalidad, potencia y estilo con el que se hace. Bayona logra emocionarnos, y con los tiempos que corren y el mediocre tono observado en la Sección Oficial del Festival de San Sebastián de este año, ya es decir demasiado.

Unmonstruovieneavermefoto1El niño protagonista de la película es Lewis MacDougall, Conor O’Malley en la ficción, y soporta prácticamente todo el peso de la misma, dejando aparte herramientas y trucos fantásticos o digitales. Consigue elaborar un retrato de la evolución desde el mundo infantil hasta alcanzar el camino hacia la madurez precoz, con el enfrentamiento ante sus propios sentimientos y la verdad. El director, incluso, se permite el lujo de desaprovechar prácticamente a la actriz Felicity Jones, la madre enferma, papel que se convierte en menor por su escasa presencia en pantalla. Lo mismo podríamos decir de Sigourney Weaver, la abuela autoritaria y estirada, actriz que al menos aprovechó la ocasión para recoger en la ciudad vasca el Premio Donostia a toda su carrera. Por su parte, Liam Neeson se ocupa de dar soporte al monstruo del filme, que adopta formas de árbol, saliendo con nota alta del intento, al otorgar profundidad y carácter denso al eco cavernoso que consigue con la dicción de sus palabras. Estamos ante un monstruo que no espanta, sino que desborda sabiduría y reflexión. El padre de nula presencia en la vida del menor, de Conor, lo interpreta Toby Kebbell, personaje que tampoco destaca por su importancia en la trama, aunque sí para incrementar el sentimiento de soledad y desamparo que acompaña al niño.

Unmonstruovieneavermefoto2Por si todo lo anterior no fuera suficiente para apreciar con complacencia la obra, lo que nos ha parecido más atractivo y osado ha sido la valentía del guion y su primorosa y sutil puesta en escena, para reconocer y enfrentarse con esos pensamientos que dominan a muchos, y que son considerados socialmente reprobables, o al menos, merecedores de vergüenza. Nos estamos refiriendo a ese estado en el que el dolor físico o psíquico se vuelve tan insufrible que hasta llegamos al límite de desear su cese, a costa de lo que sea.

Otro de los aciertos de la película es la banda sonora de Fernando Velázquez, colaborador habitual de Bayona, consiguiendo el mérito de parecer contenida e incluso permanecer en silencio en ciertos momentos cruciales, a pesar del material altamente emocional con el que se estaba trabajando. En su conjunto, la puesta en escena consigue un efecto visual esplendoroso que hace que la vivencia de los personajes la sintamos como propia.

Unmonstruovieneavermefoto3En resumen, Bayona emociona, situando su narración desde los ojos de un niño de doce años, de carácter extremadamente sensible, con los problemas que ello puede acarrear a esa edad infantil, especialmente en el entorno escolar, y que debe enfrentarse demasiado pronto a situaciones en extremo dolorosas. En realidad, aunque la publicidad, las imágenes e incluso el título parece que nos adentren en una película de género de terror o incluso infantil, ciertamente no es así, y lo que apreciamos en pantalla es un largometraje centrado en temas tan densos e incluso considerados casi pornográficos, como la enfermedad y la muerte. Estando ante una historia que, si bien es cierto de que en su base o idea original no destaca por su singularidad, mediante la combinación de los elementos cinematográficos utilizados, se consigue crear un mundo extraordinario que nos apesadumbra y fascina al mismo tiempo.

Tráiler:

Ficha técnica:

Un monstruo viene a verme (A Monster Calls),  España, 2016.

Dirección: Juan Antonio Bayona
Guión: Patrick Ness (Novela: Patrick Ness)
Producción: Coproducción España-Estados Unidos; Apaches Entertainment / Telecinco Cinema / Participant Media / RiverRoad Entertainment / Lionsgate
Fotografía: Oscar Faura
Música: Fernando Velázquez
Reparto: Sigourney Weaver, Felicity Jones, Lewis MacDougall, Liam Neeson, Toby Kebbell, Geraldine Chaplin, James Melville, Garry Marriott, Joe Curtis, Kai Arnthal, Max Gabbay

Pilar Roldán Usó

Graduada del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios