Críticas

Desnudando el sueño americano

Suburbicon

George Clooney. EUA, 2017.

suburbicon_posterGeorge Clooney (Amor sin escalas, 2009) toma en sus manos el ambicioso reto de dirigir un guion de los hermanos Joel y Ethan Coen, una hazaña que no está al alcance de cualquiera, ya que no es sencillo para el director, hallar esa agudeza necesaria, que requiere resolver en pantalla las complicadas situaciones que se originan en la desbordada imaginación de dichos guionistas y realizadores, creadores de memorables filmes, como Fargo (1996), El gran Lebowsky (1998) o Un hombre serio (2009), entre muchos otros.

Sin embargo, Clooney, quien paralelamente a su extensa carrera como actor, en la que ha participado en varias cintas dirigidas por los talentosos Coen, ha incursionado a su vez, en la dirección de –ya con ésta- seis películas, entre las que se encuentran Confesiones de una mente peligrosa (2002) y Buenas noches, y buena suerte (2005), se ve atraído por el proyecto, y junto con Grant Heslov, concretan el guion definitivo de Suburbicon.

En general, se puede decir que el trabajo visual y estético están bien logrados, además de considerablemente acertada la adaptación a la época que se presenta, ubicándonos con habilidad técnica y buen manejo de cámaras, a fines de la década de los cincuenta, en un elegante y lujoso suburbio en Estados Unidos, en pleno apogeo del sueño americano. Tiempos de bonanza económica para algunos, en los que se intenta fomentar el valor de la familia y la importancia de su perfecto funcionamiento en aquella sociedad modernizada. Tiempos en que el hombre era el jefe de familia y la mujer lo esperaba en casa con una buena cena y un hogar reluciente, debido al uso de los electrodomésticos que, según la publicidad característica de ese tiempo, volvían su vida más sencilla y, por lo tanto, más feliz.

SUBURBICON, película

Lo que, tanto los Coen como Clooney buscan con Suburbicon es introducirnos en ese tan –supuestamente– perfecto, pero –en realidad– tan ilusorio ambiente, para abrir de par en par las puertas de esos plácidos hogares y así poder ver de cerca a las –aparentemente ideales– familias, y en especial, la de los Lodge: Gardner (Matt Damon) y Margaret (Juliane Moore), para exponerlas con todos sus oscuros vicios y faltas, que van desde infidelidades y fraudes, hasta conductas verdaderamente extremas y sin escrúpulos, entre otros muchos. Así el idílico vecindario se convierte en una jungla grotesca y salvaje, en la que se encierran los secretos y la violencia de la apacible sociedad.

El agregado que Clooney decide enfatizar, y es su aportación a la historia, es el profundo racismo que se desata por la mudanza de una familia de color a su paradisíaco barrio, lo que provoca que la comunidad entera se indigne y proteste con extrema violencia, provocando que el espectador se cuestione si los ciudadanos de los altos suburbios son los verdaderamente pacíficos y civilizados. El realizador se basó en el caso real de William y Daisy Meyers, ocurrido en 1957, en el que la pareja afroamericana fue atacada con violencia en un barrio blanco, y el hecho quedó registrado en el documental Crisis en Levittown.

Suburbicon_imagen

Por otra parte, Suburbicon nos evoca, en algunos aspectos argumentales, a Fargo: un esposo que contrata a unos maleantes para urdir un plan en el que incluye a su esposa; sin embargo, no alcanza su absoluta genialidad. Esta vez tenemos un thriller que entreteje la historia de un crimen y misterio, con su dosis de sátira social y humor negro que tanto gusta a los creadores del argumento. Sin embargo, Clooney intenta abarcar quizá demasiado, uniendo su idea con el guion de los Coen, amalgamando así, dos guiones en uno solo y atestándolo de elementos que se quedan de cierta forma al margen, combinando distintos géneros y situaciones diversas, pero perdiendo de vista la unidad entre ellas, y a su vez, desaprovechando quizá personajes o piezas que podrían haber tenido mayor trascendencia para el filme.

Por ejemplo, la aparición de Oscar Isaac, con su buena interpretación de Bud Cooper, un astuto investigador de la compañía de seguros, da un vuelco interesante y aporta una dosis de cinismo y humor que se agradecen, pero que es aprovechado poco tiempo del filme. Otro ejemplo es el hilo de la historia que nos lleva a la familia de color –una pareja y su hijo– de los cuales tampoco sabemos nada en específico, porque no se profundiza en sus personajes.

suburbicon_imagen de la película

No obstante, Suburbicon, en conjunto, es entretenida, cuenta con buena dirección actoral, así que podemos ver a un gran reparto brindando atractivas actuaciones. Destaca, por ejemplo, la de Matt Damon (Interstellar, 2014), quien ya había trabajado bajo la dirección de Clooney en la cinta The Monuments Men (2014), que transmite con exactitud esa doble moral, con el cinismo nervioso que requiere su personaje; o la de Julianne Moore (Siempre Alice, 2014; Los chicos están bien, 2010), quien con su versatilidad y enorme capacidad de interpretación, hace dos papeles –unas hermanas idénticas– de manera escalofriante. Y por supuesto la del pequeño Noah Jupe (Wonder, The Good Night, 2017), quien a pesar de su corta edad logra transmitir las emociones que su desconcertado personaje vive, a raíz del conflicto que se desata en su familia.

Suburbicon_personajes

El resultado final divierte, mas no consigue dejar una huella profunda en el espectador. Sin duda, se apega a la crítica acostumbrada en las historias de los hermanos Coen, con ciertas carencias, sobre todo de la sagacidad y la precisión para combinar el misterio y la tensión dramática con el humor negro que ellos manejan. Así que, cuando uno ve la película, surge la pregunta obligada de cómo hubiera sido el filme de haber sido filmado por quienes idearon la historia, algo que lamentablemente nunca sabremos.

Tráiler:

Ficha técnica:

Suburbicon ,  EUA, 2017.

Dirección: George Clooney
Duración: 105 minutos
Guion: Joel Coen, Ethan Coen, George Clooney, Grant Heslov
Producción: George Clooney, Grant Heslov, Joel Silver, Teddy Schwarzman
Fotografía: Robert Elswit
Reparto: Matt Damon, Julianne Moore, Oscar Isaac, Noah Jupe, Glenn Fleshle, Gary Basaraba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.