Cinerama

Muestras, Festivales y Premios: 

Resabios de San Sebastián 2015

Según la opinión del público como la de la prensa, el pasado Festival del Cine de San Sebastián tal vez no impresionó con el nivel tan elevado de la edición de 2014, pero sería un error decir que no se estrenaron algunas joyas o, por lo menos, películas que merecen ser acercadas al público más amplio. De las cuarenta películas que conseguí ver en el Festival, presento brevemente cinco de la Sección Oficial que me llamaron la atención por varias razones: la publicidad (Regresión), el retrato de una amistad (Truman), el planteamiento de la trama (Les Démons), la poesía (Amama) y el gran final (Sparrows). Espero que los lectores de EL ESPECTADOR IMAGINARIO se sientan intrigados y se acerquen a ver las cintas presentadas en pocas palabras abajo.

Regresión. Alejandro Amenábar. España-Canada. 2015

RegresionLa esperada producción hispano-canadiense protagonizada por Ethan Hawke y Emma Watson, inauguró la edición 63º del Festival. El director de Tesis (1996), Abre los ojos (1997), Los Otros (2001) o Mar Adentro (2004), que ganó el Oscar a La Mejor Película en lengua no inglesa, regresa al cine de género con una mezcla de intriga, thriller y terror.

La acción se enmarca en 1990, en Minnesota, donde el detective Bruce Kenner (Ethan Hawke) investiga el caso de Angela (Emma Watson), que acusa a su padre de cometer un crimen horroroso. Cuando de forma inesperada y sin recordar nada de lo que había sucedido, el padre admite su culpa, el reconocido psicólogo se incorpora al caso para ayudarle a revivir sus recuerdos reprimidos, a través de la hipnosis regresiva, para que desentrañe los enigmas de su mente. Lo que descubren no es lo que habíamos esperado a lo largo de la película.

Amenábar ofrece una imagen realista y más cercana al tema de las sectas y prácticas de satanismo. Lo hace de una manera estéticamente atractiva, con la abundancia de primeros planos y una cámara fuera de foco, que añade más misterio y suspenso a la historia. Desafortunadamente, el fin roba completamente el misterio, sin ofrecer ninguna ambigüedad, que de forma natural debería estar presente en casos complejos como este. En cambio, aquí no reconoce a las víctimas verdaderas de los complots diabólicos y reduce la historia a una intriga, en la que solo aparece una verdad a medias.

Truman. Cesc Gay. España-Argentina. 2015

TrumanJulián (Ricardo Darín), que está viviendo una situación difícil, sin solución o esperanza, recibe la visita inesperada de su amigo Tomás (Javier Cámara), que reside en Cánada. Los dos amigos y el perro fiel de Julián, Truman, pasan cuatro intensos, profundamente emotivos y sorprendentes días juntos.

Una de las películas más queridas del 63º San Sebastián International Film Festival, premiada con la Concha de Plata al Mejor Actor para Ricardo Darín y Javier Cámara ex aequo, al igual que el Premio Feroz. Una verdadera historia de amistad, sin tono moralizador, sin miedo de abordar un tema difícil y haciéndolo de una manera positiva y animada. Lo interesante es el título mismo. A lo largo del filme uno se pregunta por qué le habían dado a la película el nombre del perro, que realmente no desempeña un papel más importante que los dos protagonistas humanos. Hay que esperar hasta el final para descubrir ese misterio, que a la vez constituye la esencia del cuento.

El dream team Darín-Cámara, formado por los dos carismáticos protagonistas y sus magistrales rendimientos, es indudablemente la clave del éxito que la película ha tenido con el público y la prensa. Gay hace frente, competentemente, a uno de los temas más difíciles, pero no cruza la invisible frontera que podría convertir a la película en una historia demasiado sentimental y de tono pastel.

Les Démons. Phillippe Lesage. Canadá. 2015

Les DemonsUn estudio de la infancia desde un punto de vista de un chico de diez años, Félix, que vive en un barrio residencial de pacífica apariencia, en Montreal. Félix es imaginativo y sensible, y como muchos niños tiene miedo de las cosas que todavía no ha experimentado y comprendido: las peleas de sus padres, los maníacos que acechan a los niños pequeños, el SIDA, los vecinos sospechosos. Afortunadamente, tiene hermanos mayores que le apoyan y explican las complejidades de la vida. Poco a poco, los demonios imaginarios se irán mezclando con los de una realidad inquetante en la existencia de Félix.

La trama de Les Démons es un poco confusa. Al parecer el tema central gira alrededor de una ola de secuestros de niños que se produce en Montreal y en el colegio donde estudia Felix. Él mismo se encuentra muy cerca del delincuente, pero no se convierte en su víctima. Sorprendentemente, el director decide no elaborar este tema demasiado y cambia el foco hacia otros aspectos de la vida del niño. En la rueda de prensa ofrecida en el Festival, explicó que su intención fue pintar un retrato de la niñez en los tiempos en los que vivimos, con un énfasis en los aspectos más feos y oscuros.

Amama. Asier Altuna. España. 2015

AmamaAmama ofrece una imagen poética del salto generacional en la zona rural vasca. La gradual desaparición del mundo tradicional, en el que la vida está íntimamente ligada con los misterios de la tierra y la naturaleza, es algo que la generación mayor encuentra difícil de aceptar. A los tres hijos de Tomás e Isabel, quizás, les resulta doblemente difícil afrontar los cambios, ya que deben cumplir las expectativas de sus padres y, a la vez, vivir sus propias vidas en los tiempos modernos. Lo afrontan cada una a su manera, escudándose en el humor, escapándose o exorcizando los problemas a través del arte.

El enfoque adoptado en el filme es, en gran medida, la última estrategia. A medio camino entre ficción y documental, la película de Asier Altuna, el director presente habitualmente en Zinemaldia, es abundante en simbolismos, tanto profundos e inteligentes como dolorosos y conmovedores.

Aunque esté situada en el País Vasco, la historia plantea los problemas de la crisis de identidad que muchos jóvenes están experimentando. Lo que les resulta más difícil es encontrar el equilibrio entre la lealtad a su cultura y ancestros, y sobrevivir en el mundo contemporáneo. Asier Altuna nos ofrece su visión de cómo hacerlo sin traicionar lo básico.

Sparrows. Rúnar Rúnarsson. Islandia-Dinamarca-Croacia. 2015

SparrowsLa discutible ganadora de la Concha de Oro en Zinemaldia 2015 es un relato iniciático sobre un adolescente de 16 años, Ari, que se muda de Reikiavik, donde había vivido con su madre, a la remota región de los fiordos occidentales, para vivir con su padre, con el que tiene una relación tensa y difícil. Ari es tímido, retraído, dañado por sus padres, se siente aislado y solo, y le resulta difícil establecerse en su nueva casa.

Rúnarsson, uno de los directores de cortometrajes más galardonados del mundo con su Crossroads Trilogy, ha ganando alrededor de cien premios internacionales, y el corto The Last Farm, nominado al Oscar, no tiene miedo de pintar el mundo feo, desesperanzador y deprimente, de una manera lenta, gráfica, con colores poco vibrantes, fríos, en diferentes gradaciones de gris. Sin embargo, cuando el público menos lo espera, el director nos da una sorpresa, un golpe poderoso, de una manera magistral en forma de un gran final, por lo que seguramente ganó la Concha de Oro.

Karolina Ginalska

Graduada del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios