Reseñas de festivales 

Prisioneros

Poster Prisioners

Aprovechando el tirón que las grandes estrellas suponen en los festivales de cine, Hugh Jackman tuvo la oportunidad de pasearse por San Sebastián y recibir el premio Donostia gracias a la película Prisioneros. Este oscuro thriller nos cuenta la historia de un padre que es llevado al límite debido a la materialización de su peor pesadilla, el secuestro de su propia hija. Desesperado, decide tomar cartas en el asunto e iniciar su propia investigación para recuperar a su pequeña. Ahora la pregunta resulta obvia, ¿qué está dispuesto a hacer este hombre para salvar a su hija?

A pesar de su larga duración de dos horas y media, Prisioneros es un angustioso retrato de los días posteriores de un secuestro que nos mantendrá en vilo durante todo el metraje. Y tal vez ese sea su mayor y más admirado logro. El impecable guión de Aaron Guzikowski juega un papel determinante en ello. Su detallado simbolismo y medidos puntos de giro hacen que el espectador esté pegado a la pantalla, atento a las sorprendentes reacciones de los personajes. El director de esta cocción a fuego lento no es otro que el canadiense Denis Villeneuve que, después del éxito que supuso su adaptación de la obra de teatro de Wajdi Mouawad, Incendies (2010), se ha decidido a dar el salto a Hollywood. Y vaya salto.

Leer más…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *