Críticas

Nezha: el éxito de la animación China

Nezha

Jiaozi. China, 2019.

Cartel de NezhaFilme de animación basado en un cuento mitológico chino, que consta de cien capítulos y se publicó en forma de libro entre 1567 y 1619. Es una adaptación de Fengshen Yanyi (La investidura de los dioses), escrita durante la dinastía Ming, cuya autoría esta asignada a Xu Zhonglin. Está ambientada en la era de la decadencia de la dinastía Shang (1600-1046 aC) y el surgimiento de la dinastía Zhou (1046-256 aC). La historia es una narración épica acerca del derrocamiento del rey Zhou, el último gobernante de la dinastía Shang. Además, la película de animación solo cubre dos capítulos de la novela, y se puede decir que Nezha no es una copia de la historia original, sino una completa deconstrucción y reconstrucción del texto clásico, ambientado en un nuevo entorno y diseño, desde la imagen del personaje hasta el contexto narrativo y otros elementos. Todo esto hace que esté más acorde con los valores chinos actuales y brinde una nueva experiencia sin precedentes a la audiencia.

Nezha es la película animada con la mayor recaudación en China, 3.000 millones de yuanes, (unos 430 millones de dólares), siendo un inesperado éxito comercial y convirtiéndose así en la película de animación más taquillera de la historia en su país. Pero, lo que hace que esta versión sea especial, es que su estreno coincidió con el 40° aniversario de Nezha agita el mar (1979). Se presenta como una  historia alegre y familiar, omitiendo entrar con minuciosidad en los clichés religiosos de deidades chinas, aunque la presencia de espíritus y fuerzas supernaturales sea constante a lo largo de la historia.

La película está llena de referencias budistas y taoístas, aunque Nezha tenga orígenes en el hinduismo. El personaje principal, Nezha, es un abnegado y apuesto joven guerrero, con ojos negros, que acentúan muy exageradamente sus rasgos malignos. Es juguetón, pero tiene un temperamento con mucho genio, e igualmente es un poco gruñón, malhumorado e inquieto.  Nuestro pequeño protagonista es el tercer príncipe de la flor del loto, que normalmente es representado como un niño con ruedas de fuego bajo los pies, una lanza en sus manos y un aro dorado cósmico que rodea su cuerpo. Hay personajes negativos, como Aobing, con el que la película especula. Ya que  supuestamente su personaje está destinado a ser una deidad, en lugar de un demonio. También hay personajes más positivos o neutros con universos modernos, como el padre de Nezha, Lin Ran, un cazador de demonios y leal a sus principios confucionistas y jerárquicos, entre padres e hijos de piedad filial; y la madre de Nezha, Yin Shiniang, una mujer independiente que captura demonios de día y cuida a su hijo de noche.

Nezha y madre

Las personalidades de los personajes son tridimensionales, tienen mucha sustancia, y del mismo modo, la historia, en sí, contiene muchas lecciones, incluidas las características tradicionales de una historia heroica de sacrificio que va más allá de la aniquilación del mal y la promoción del bien. Nezha encarna la posibilidad de cambiar el destino de uno para convertirse en una inspiradora leyenda, algo que hace este remake diferente y un poco más transgresor que en narrativas anteriores. En cierto modo, los personajes de  Nezha son alegorías de cambio. Forman parte de un legado de héroes que han transformado dinastías, y el desarrollo de sus personalidades demuestra que son tan relevantes hoy como lo fueron hace miles de años.

Nezha presenta una imagen nacional, en la que las tradiciones y la modernidad se entrelazan. Se basa en un «estilo nacional», marcado por el legado mitológico y literario chino, así como por su propia industria de animación autóctona con fuertes componentes derivados de la industria de la animación CGI (Computer Generated Imagery) . De hecho,  tiene el espíritu Wuxia, que nos recuerda a las películas de animación de artes marciales, tales como Kung Fu Panda (2008) o Monkey King: Hero is Back (2015), establecidas a partir de filmes hechos en los ochenta en Hong Kong, del mismo género. Sus asombrosas imágenes están también impregnadas con tonos de colores prístinos y  mercuriales, que perpetúan un poco el ambiente cósmico que vimos en Frozen (2019). Los efectos 3D IMX van a salvaguardar este nivel atmosférico y metafísico de una China con un pasado de leyenda y exótico durante toda la historia de esta animación (la película está llena de capas heladas cristalinas, fuegos ardientes y cascadas de agua, además de una gran variedad de configuraciones geométricas que se complementan con las poses y los saltos acrobáticos de los personajes que giran y fluyen sin descanso).

Nezha y naturaleza

Ocupa un espacio poco explorado antes por la industria de animación china. Y sigue la fábrica de sueños a lo Marvell para que no solo los más pequeños la disfruten, sino también un público más cercano a la generación Z. Nezha continua con el éxito de películas tan contemporáneas en la industria de la animación china, como White Snake (2019), que están dirigidas a una audiencia juvenil, en lugar de únicamente servir los gustos de los más pequeños y sus padres. Esta película de animación tiene un montón de escenas jugosas que nos pueden hacer reír, aunque puede ser un humor chino chocante y difícil de entender para muchos.  Sin saber nada de estos cuentos populares chinos, puede que resulte difícil e importuno para muchos espectadores de habla no china. En mi opinión, la película tiene mucha energía creativa, estimuladora y con un largo recorrido comercial. En otras palabras, un cóctel en su punto, que la hace muy interesante tanto para un público chino como para uno laowai (extranjero en chino).

 

Trailer:

Ficha técnica:

Nezha ,  China, 2019.

Dirección: Jiaozi
Duración: 110 minutos  minutos
Guion: Jiaozi
Producción: Wei Yunyun y Liu Wenzhang
Música: Wan Pin Chu
Reparto: Lü Yanting, Joseph, Han Mo, Chen Hao, Lü Q,i Zhang Jiaming y Yang We

Una respuesta a «Nezha»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.