Críticas

La guerra-catástrofe

Midway

Roland Emmerich. EUA, 2019.

El comienzo de la Segunda Guerra Mundial fue el 1ro de septiembre de 1939, día en que Hitler decidió invadir Polonia, motivo por el cual tanto Francia como Inglaterra le declararon la guerra a Alemania dos días después. Si bien hubo acontecimientos importantes, como La Batalla de Inglaterra o el Blitz, un punto de inflexión importantísimo para el desarrollo de este conflicto fue sin dudas el ataque japonés a la base militar de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941 en Hawaii, agresión que motivó el ingreso de los Estados Unidos a la guerra. El pueblo de los Estados Unidos, con las cicatrices de la Primera Guerra todavía abiertas, se mostraba reacio a involucrarse, pero esto motivó su entrada casi automática, en un principio en el escenario del pacífico, ya que consideraban que el imperio japonés buscaría penetrar la Costa Oeste de su territorio continental si superaba la barrera de las islas de Hawaii y Midway. Si bien el film del que hablaré lleva el nombre de la batalla de Midway, el alemán Roland Emmerich busca contextualizar este inicio de la participación estadounidense con la espectacularidad hollywoodense que lo caracteriza.

Midway parte de una estructura diferente a la de su película homónima de 1976, que fuera protagonizada por Charlton Heston. Esta reversión busca ser mas abarcativa, mostrando a la batalla de Midway como una consecuencia directa del ataque japonés a Pearl Harbor, mientras que la original solo iniciaba con la incursión Doolittle, unos meses antes de lo que acontecería en Midway, sin dudas un punto de inflexión en el frente del pacífico de la Segunda Guerra Mundial. Y me gustaría traer al debate a un tercer film, Pearl Harbor (Michael Bay, 2001), ya que comparte el escenario de este ataque decisivo por parte de los japoneses, pero es atravesada por una historia de desencuentros amorosos que por momentos pone en segundo plano lo estrictamente bélico. Midway ES una película estrictamente bélica, aunque la recreación de la batalla de Pearl Harbor es muy superior en la película de Michael Bay (es el fuerte de aquella película, bastante floja, por cierto) ya que en las escenas de combate Emmerich hace uso y abuso de un CGI que convierte los escenarios en algo bastante irrealista, dándole por momentos el aspecto de una escena cortada de un videojuego.

Emmerich le imprime su huella a Midway, con ciertos aspectos que se repiten a lo largo de su filmo-catastro-grafía. Sus películas siempre comienzan con un personaje que advierte que algo catastrófico ocurrirá, como cuando el personaje de Matthew Borderick descubre los indicios de la existencia de Godzilla en su versión de 1998, o cuando un meteorólogo advierte sobre los riesgos de un calentamiento global acelerado en El día de mañana (The day after tomorrow, 2004), o cuando un geólogo advierte algo similar en 2012 (2009), pero aquella vez basada en la profecía maya sobre el fin del mundo. En el caso de Midway, ese personaje es Edwin Layton, quien recopila los movimientos de los japoneses y alerta a las autoridades sobre un posible ataque que rompería las relaciones entre los Estados Unidos y Japón, pero nadie le presta atención, minimizando la advertencia hasta que el hecho ocurre, un plot point característico del director alemán. Al no apelar a la imaginación, al realizador solo le queda el camino de relatar los hechos acontecidos y ordenarlos cronológicamente, ya que usualmente ocurren cosas imposibles con el único fin de lograr que la historia continúe, como en Asalto al poder (White House Down, 2013), donde nada de lo que ocurre es verosímil. Por cierto, si se llegan a cruzar con Asalto al poder, no la vean, no desperdicien su tiempo. Y si ya lo hicieron, lamento haber llegado tarde para advertírselos. Otra característica típica de Emmerich se da en el apartado musical. Esta es la séptima participación de Harald Kloser en una película de Emmerich como compositor, y el sonido es un recurso muy característico de sus films para construir suspense (a su nivel, no?) y su aplicación busca generar ansiedad en el espectador a través de sonidos graves y repetitivos. Una última característica notoria es la del villano implacable y que no habla el mismo idioma que los americanos. En la versión de 1976, los japoneses hablaban en inglés y ese recurso le quitaba un poco de «maldad» a los villanos del sol naciente. Y mientras a los estadounidenses se los muestra movidos por emociones humanas, tales como «debemos salvar nuestra costa oeste!«, a los japoneses se los muestra determinados a hacer el mal, sin importar si sus motivaciones eran justificadas o no.

Los repartos de los films de Emmerich están caracterizados por estar plagados de estrellas que suelen tener la misma relevancia en la historia. Es decir, no hay un protagonista principal, sino que todos constituyen un equipo que superará la contingencia presentada, como Will Smith, Bill Pullman y Jeff Goldblum en Día de la independencia (Independence Day, 1996) cuando deben combatir a los extraterrestres invasores. Entre quienes interpretan a quienes participaron de la batalla de Midway podremos ver a Ed Skrein como el piloto Dick Best, famoso por su destreza al mando de los aviones caza SBD Dauntless, Luke Evans como el comandante Wade McClusky, Patrick Wilson en la piel de Edwin Layton, Woody Harrelson en el papel del almirante Chester Nimitz, Aaron Eckhart interpretando al famoso General Doolittle y Dennis Quaid como William Halsey. El nivel interpretativo de Midway va en consonancia con los nombres de su reparto, comportando uno de los factores más que destacables del film, especialmente por parte de Skrein, Evans y Wilson.

Midway es una de las mejores películas de Emmerich en los últimos tiempos, ya que no apela constantemente a recursos inverosímiles para favorecer a la continuidad del film y logra ordenar los hechos que introdujeron a Estados Unidos en la Segunda Guerra. Sumado a un reparto acertado, y aunque no abandona la tradicional espectacularidad hollywoodense del realizador alemán, este film presenta de una manera interesante los hechos bélicos acontecidos entre fines de 1941 y mediados de 1942 en el pacífico y de paso, entretiene un rato.

 

Tráiler:

Ficha técnica:

Midway ,  EUA, 2019.

Dirección: Roland Emmerich
Duración: 138 minutos
Guion: Wes Tooke
Producción: Polybona Films, Centropolis Entertainment, Entertainment One
Fotografía: Robby Baumgartner
Música: Harald Kloser, Thomas Wanker
Reparto: Woody Harrelson, Luke Evans, Mandy Moore, Patrick Wilson, Ed Skrein, Aaron Eckhart, Nick Jonas, Dennis Quaid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.