Críticas

Entre la unidad y la discordia

Margrete: Queen of the North

Otros títulos: Margarita, reina del norte.

Margrete den Første. Charlotte Sieling . Dinamarca, 2021.

Margrete, Queen of the NordMe ha parecido extraordinaria la calidad de esta película, que es una aproximación a la singular historia de la Reina Margarita, un personaje de la vida real que hacia el siglo 14, fue capaz de unificar a los países nórdicos (Suecia [que incluía a Finlandia], Noruega y Dinamarca). Creo que justifica compartir con ustedes algunos hitos de su vida, para dar contexto a mis comentarios sobre la cinta, advirtiendo que esta no narra la historia de su reinado o de su persona, sino que se centra en un período crítico de su mando.

Margarita (1353 – 1412) fue reina consorte de Noruega entre 1363 y 1380 y de Suecia entre 1363 y 1364, convirtiéndose en reina de los países nórdicos desde 1383-1398, luego de derrotar militarmente al rey Alberto de Suecia y de transcurridas complejas negociaciones con los alemanes de la Liga Hanseática, que tenían gran influencia en este país. Fue una gran líder, plena de energía y de sagacidad, siendo quizás la primera gran reina gobernante en la historia europea. Hija del rey Valdemar IV de Dinamarca, fue esposa del rey Olaf II de Dinamarca quien la dejó viuda. La sucedió su sobrino nieto, Eric de Pomerania, que, aunque llegó a la mayoría de edad en 1401, solo accedió al poder luego de los 11 años finales de la vida de la reina, cuya regencia dio inicio a la unión danesa-noruega por más de cuatro siglos.

Para entender su visión, vale la pena compartir la esencia del Tratado de Kalmar, documento que selló la unión escandinava. Se basaba en la idea de una unión eterna, con el sueño de tres reinos unidos en armonía y amor; de modo que cualquier cosa que le suceda a uno, le sucede a los tres: cada reino ayudará a los demás con toda lealtad, bajo uno solo rey.

Margarita, reina del norte

Se la ha descrito como una mujer muy bella, cabello y ojos oscuro, de mirada profunda y aire de mando; de energía autocrática e indomable; pero sabia y justa, a le vez que amable. Trabajaba con intensidad, más que cualquiera de sus funcionarios; tenía gran capacidad como estratega y negociadora.

Estas cosas se reflejan bastante bien en la película, que es una superproducción danesa, En ella Trine Dyrholm, una aclamada actriz, y cantautora danesa, con unos 53 filmes en su carrera iniciada en 1990, hace un destacado papel protagónico, en el cual se aprecia el liderazgo, el mando, la habilidad de la reina para anticiparse a los eventos y su impresionante capacidad para vencer las maquinaciones de los distintos nobles y señores.

Margrete, reina del norte. Fotograma

Hechos estos preámbulos históricos, señalemos que el filme se centra en las delicadas circunstancias, negociaciones y situaciones militares que sucedieron cuando la reina estaba tratando de sellar la unión, debiendo vencer traiciones, descubrir artimañas, urdir tramas y develar variados complots en los cuales se involucraron casi todos lo que la rodeaban, incluyendo el rey Eric y los asesores más cercanos y confiables de la reina. Buena parte de la trama tiene que ver con la aparición en escena de un hijo que había perdido, muerto supuestamente en la juventud, quien era el heredero natural al reino. Se convierte el filme en uno de suspenso, donde ni el espectador ni la reina saben qué es lo que está pasando, donde ella debe sortear acusaciones muy bien fundamentadas que la ponen contra la pared, donde somos testigos de un extraordinario juicio medieval que desafía nuestras suposiciones e inteligencia.

Asistimos a debates de alto nivel, en los cuales los argumentos van y vienen, expuestos habilidosamente, siempre finamente respaldados por amenazas de violencia y de desunión. La reina se mueve en este ambiente, manejando los ritmos y las palabras como una leona que defiende el cachorro de la unión sagrada entre los tres territorios, rodeada por hienas casi siempre egoístas dispuestas a destrozarla, azuzadas por la idea de que se enfrentan a una mujer, que seguramente no será capaz de resistir. Solamente que su inteligencia superior siempre está adelante, respondiendo con astucia no exenta de buen carácter hasta dónde es posible. Por ello fue capaz, finalmente de construir algo estable y duradero, aunque no eterno.

Margarita, Reina del norte.

Nos permite el filme hacer reflexiones entre los opuestos que intervienen tan activamente en la construcción de realidades, actuando como un crisol en el cual se funden las tendencias para dar lugar a hechos interesantes de unidad. Unidad que debe ser cuidada y fortalecida con la inteligencia, con la creatividad y la imaginación, con las normas, con las reuniones, con los debates, con los ruegos, con las normas; inclusive con oraciones, o con acciones de control militar y con capacidad para detectar los riesgos y actuar corrigiendo el rumbo para no perder el objetivo, suceda lo que suceda.

Ante la evidente madurez del filme, que no elude el análisis y la descripción de los conflictos, sin perder el concepto fundamental, que es observar a Margarita venciendo obstáculos donde sea necesario, navegando resueltamente entre la unidad y la discordia. Hay que tener la atención despierta para no enredase en los detalles, pero a ello ayuda el exquisito tratamiento de los hechos y los acontecimientos, el diseño de los espacios y lo acertado de los diálogos, acompañado todo por excelentes puestas en escena, haciendo uso de esos paisajes nórdicos, grises, fríos, azotados por la nieve y por los vientos, pero cargados de belleza; como lo son los ambientes, los vestidos, las costumbres y los amoblamientos de época, tan misteriosos, intrigantes y atractivos.

Trailer:

Ficha técnica:

Margrete: Queen of the North  / Margarita, reina del norte (Margrete den Første),  Dinamarca, 2021.

Dirección: Charlotte Sieling
Duración: 120 minutos
Guion: Jesper Fink, Maya Ilsøe, Charlotte Sieling
Producción: Birgitte Skov, Lars Bredo Rahbek
Fotografía: Rasmus Videbæk
Música: Jon Ekstrand
Reparto: Trine Dyrholm, Søren Malling, Jakob Oftebro, Morten Hee Andersen, Thomas Waern Gabrielsson, Magnus Krepper, Bjørn Floberg, Paul Blackthorne, Agnes Westerlund Rase, Simon J. Berger, Linus James Nilsson, Richard Sammel, Annika Hallin, Halldóra Geirharðsdóttir, Diana Martinová

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.