Críticas

Golpes al hígado

Crash (Colisión)

Otros títulos: Vidas Cruzadas.

Crash. Paul Haggis. EUA, Australia, Alemania, 2004.

Crash (Colisión) - CartelRecuerdo la entrega del premio de la Academia en que Crash (Colisión) (Paul Haggis, 2004) se llevó el premio a Mejor Película del Año. Era el «caballo negro», la menos esperada en la noche. Después de llevarse el SAG a Mejor Reparto y el premio Independent Spirit a Mejor Ópera Primera, perdió en los premios del sindicato de directores y productores, lo que hizo que cayera en las apuestas y Brokeback Mountain. En terreno vedado (Ang Lee, 2005) se mantuviera en la delantera. Y sin embargo, la cinta de Paul Haggis se llevó tres premios Oscar esa noche, incluyendo Mejor Guion Original. Recuerdo que la película me aburrió la primera vez que la vi, hace más de 17 años. Hoy, con mis treinta y tantos encima, me reencuentro con una cinta poderosa y dura que todavía refleja la profunda crisis de violencia, racismo, injusticia e indiferencia que aún hoy el mundo enfrenta. Por eso la cinta sigue vigente hoy en día, y es necesario volverla a ver con otros ojos.

Regresé a esta película porque estaba haciendo una investigación, son pocas las cintas en las que los personajes no comparten mucho en común, generalmente los guionistas recurren al mismo edificio, barrio, lugar de trabajo y muchas otras para relacionar a los personajes, que se conozcan e interactúen. Esta cinta rompe con esas tradiciones, Crash (Colisión) es un rompecabezas que va revelando sus piezas lentamente, un estratégico juego visual donde los personajes se cruzan sin conocerse y vamos siguiéndolos a todos en simultáneo. Suena complejo el seguimiento, pero es todo lo contrario, con golpes al hígado en cada escena se va aumentando el ambiente pesado y crudo que se revela ante el espectador, recordando claramente quién es y qué vive cada uno.

Crash (Colisión) - Fotograma

Lo único que tiene en común todos los hombres y mujeres de esta película es que viven en Los Ángeles. En diferentes barrios, por supuesto, para poder mostrar todos los extremos de una ciudad tan grande y habitada. Está la pareja de blancos con dinero representada en el fiscal de distrito y su esposa, explosivos y con poder para hacer lo que quieren (Brendan Fraser y Sandra Bullock), pero también vemos a los afroamericanos que comparten el estatus social con ellos, el director de televisión y su mujer (Terrence Howard y Thandiwe Newton), él budista y ella que no quiere callar las injusticias; y de ahí para abajo están todo tipo de personas: el latino cerrajero (Michael Peña), el persa con su tienda de barrio que es confundido con un árabe (Shaun Toub), el policía blanco racista (Matt Dillon), el rapero afroamericano inconforme con todo y que parece un experto en la historia de sus antecesores (Ludacris) y muchos otros.

Es una cinta coral con personajes que jamás están juntos en una sola locación, algunos se cruzan en la misma escena sin conocerse ni preocuparse por la existencia del otro, así como en la vida real, donde a veces ni siquiera sabemos cómo se llama nuestro vecino, ni nos importa. Cada personaje está retratado con fidelidad, todos los actores y actrices entienden lo que hacen y dan todo en sus escenas, se hacen amar y odiar fácilmente, transmiten el mensaje de su historia y una cantidad de sentimientos que se mezclan en la cabeza.

Crash (Colisión) - Fotograma

Aquí abunda la crudeza en las situaciones a las que se enfrentan, los personajes son dolorosos porque —en el fondo— todos los espectadores los conocemos, sea porque hemos sido ellos, hemos leído acerca de ellos o los hemos escuchado de alguien más. Y además todos viven asustados, prevenidos, con la rabia en la piel, parecen irredimibles e incorregibles. Sin embargo, hay esperanza. Gracias a pequeños detalles llegan la redención y el arrepentimiento, hay bondad en el fondo y no todo está perdido en la ciudad, quizás es solo cuestión de tener la oportunidad de hacer lo correcto. Es el valor de las pequeñas cosas, las buenas y las malas, que le pueden dar una vuelta completa a la vida en un solo segundo. Esas son las que transforman a todos los personajes hasta la raíz e invitan al espectador a reflexionar.

La debilidad más grande que tiene la cinta son los diálogos. Y una que otra cámara lenta innecesaria. Lo que dicen realmente no es malo, es que los textos son muy expositivos y explicativos, a veces repiten en palabras lo que ya estamos viendo en imágenes, haciendo que el mensaje pierda un poco de fuerza al hacerse reiterativo. Pero hoy en día, creo que ese tipo de diálogos son necesarios, porque solo por las imágenes la gente no aprende las lecciones… Aunque a veces ni las palabras sirven para abrir los ojos.

Crash (Colisión) - Fotograma

Tal vez lo que más me afectó de este reencuentro es que ahora entiendo todas las situaciones y los personajes, su impotencia ante las injusticias también ha sido la mía. Su rabia ante el mundo ha estado también en mis venas. Su dolor también ha sido el mío. ¿Qué tan lejos llega una bala? ¿Si una mujer blanca se cambia de acera al ver a dos hombres negros, es racista? ¿Puede un tatuaje marcar la primera impresión de una persona? Estas preguntas surgen durante la cinta y, tristemente, siguen estando presentes hoy en día. No hemos cambiado, no hemos aprendido nada. Aunque la labor del cine ha sido retratar la realidad dejando una lección, parece haber fallado en su intento. O quizás fueron los espectadores quienes no pudieron apreciar esta cinta en su momento y ahora la consideran como la peor ganadora del Oscar de los últimos años. O quizá es un fallo del ser humano, que aunque se vea en un reflejo se niega a aceptar la realidad.

Hoy entiendo por qué esta película se llevó el Oscar a la Mejor cinta del año. Siempre pensé que y Brokeback Mountain. En terreno vedado había perdido ese premio por la temática que manejaba y que era un rechazo a este tipo de cintas —puede ser cierto, era otra época—, pero ahora entiendo que Crash (Colisión) es realmente universal, tanto en su temática como en las situaciones. Lo mismo pasa en Buenos Aires, Bogotá, Francia, Madrid y cualquier otra ciudad. Todos compartimos un espacio pero estamos tan lejos del otro que, a veces, lo que más necesitamos en la vida para reaccionar es una colisión.

Trailer:

Comparte este artículo:

Ficha técnica:

Crash (Colisión)  / Vidas Cruzadas (Crash),  EUA, Australia, Alemania, 2004.

Dirección: Paul Haggis
Duración: 112 minutos
Guion: Paul Haggis & Bobby Moresco
Producción: Paul Haggis, Don Cheadle, Betsy Danbury, Sarah Finn, Mark R. Harris, Bobby Moresco, Cathy Schulman, Bob Yari
Fotografía: J. Michael Muro
Música: Mark Isham
Reparto: Sandra Bullock, Don Cheadle, Matt Dillon, Jennifer Esposito, William Fichtner, Brendan Fraser, Terrence Howard, Chris "Ludacris" Bridges, Thandiwe Newton, Ryan Phillippe, Larenz Tate, Shaun Toub

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.