Críticas

Metáforas familiares escondidas tras los fugaces instantes

Los Croods. Una aventura prehistórica

The Croods. Chris Sanders, Kirk DeMicco. EUA, 2013.

Los croods - CartelNo cesan de maravillar las películas de animación que se están produciendo. Pareciera que no hubiera límites para los juegos de colores, para los movimientos, para las escenas y el diseño. El espectador contempla embelesado una sucesión continua de movimientos imposibles, generados a gran velocidad y apenas si puede detenerse en la contemplación de los panoramas y de las posibilidades que se abren ante sus ojos. Cada instante visual reina fugazmente y conquista las retinas en un continuo clímax de imágenes, para ser reemplazado por el siguiente y así hasta el infinito. Imágenes en fuga, signos de una época que no concede mayores espacios a la contemplación atenta y detenida, a la maduración.

Los Croods, una aventura prehistóricaPero en realidad los públicos disfrutan de estos bellos golpes de vista porque están fundamentando situaciones, elementos narrativos que se sustentan en el diseño. Este estilo de contar las cosas ha sido inaugurado por La Era de Hielo (2002), la espectacular película estadounidense de animación. Los Croods beben de esa fuente inspiración con la innovación de referirse a la familia como elemento central, más que a los episodios naturales que amenazan su supervivencia, obligándola a vivir una increíble aventura. Se ha construido la historia con base en una curiosa familia extendida, formada por Grug, un padre cavernícola, amoroso, machista, protector, conservador y resistente al cambio; por Uggas, la madre, inteligente, abierta, agobiada por responsabilidades, siempre alerta y efectiva; por Eep, la hija mayor, rebelde y creativa, dispuesta a salir de la caverna para descubrir mundo nuevos, sin caer en cuenta de riesgos o peligros; por Thunk, el hijo varón de esta curiosa familia (en la cual se sabe de control de natalidad y de espaciamiento entre la prole), que es un muchacho grandulón e inocente, más bien lento de ideas, que se mueve torpemente, sin las habilidades felinas de Eep; pertenece a la familia también Gran, la suegra, bien situada en el estereotipo tradicional por sus carácter agresivo y terco, una anciana de pelo blanco y actitudes maliciosas y dueña de una feroz capacidad para sobrevivir a los peligros e intervenir en las situaciones familiares; completa el grupo familiar Sandy, una hija bebé, nada tierna, ya que se hace sentir mordiendo y gruñendo. La familia vive en su caverna, al estilo de la famosa caverna sugerida en los mitos de Platón, aislada y protegida del medio externo, siempre hostil y peligroso, al cual solamente se va a recoger frutos, en rápidas incursiones que pueden terminar en tragedia, como ha sucedido con otras familiar menos prudentes.

The CroodsEsto está bien claro para Grug, que sella con sus manos, en las paredes de la caverna, cada historia aleccionadora que narra. Porque es un contador de historias, señalando con esos sellos las prohibiciones que hay que seguir, si se quiere sobrevivir. Este mundo de prudentes limitaciones es demasiado para la inquieta Eep, que aprovecha su energía felina para escapar con frecuencia, encontrando en una de sus exploraciones a Guy, un nómada que se desplaza por el mundo exterior, inteligente y creativo, maestro del fuego y de las invenciones. En forma inesperada, Guy queda atado al mundo de los Croods para vivir la aventura prehistórica que nos señala el título en español de la película. Juntos superan peligros y hacen descubrimientos, a modo de los avatares de La Era del Hielo, en busca de una tierra prometida.

Fotograma de Los CroodsLa metáfora de la búsqueda es uno de los recursos más utilizados en el cine y nunca perderá su encanto. En este caso se combina de forma afortunada con los viajes mentales que deben hacer los dos personajes centrales de la historia, Grug y Eep, cuyas ideas se transforman a grandes velocidades para adaptarse a mundos nuevos y desafiantes. La comunicación adecuada entre padres e hijos se puede plantear como un mundo por descubrir en la edad moderna en que vivimos y plantea enormes dificultades y oportunidades. Los Croods se atreve decididamente con este asunto, planteando interesantes posibilidades. La hija representa el espíritu creativo y abierto, que quiere explorar, no exento de ternura. Representa la energía femenina no domesticada, la creatividad que surge felina e impetuosa, capaz de escalar paredes y de buscar salidas a las cavernas mentales de los seres humanos. El padre, bien intencionado, a la vez hábil y rápido, pero prudente y terco, trata de conservar y de cultivar los valores establecidos; no es que sea incapaz de salir de la caverna, es que conoce, por experiencia, los riesgos y prefiere las normas, la prudencia y la seguridad. Representa la energía masculina, lógica, capaz de sellar con símbolos las historias del pasado para hacerlas permanentes. Se atreve Los Croods a señalar que no hay que romper la unidad familiar para salir de las cavernas de la mente: la salida es inevitable y viene anunciada por las cambiantes circunstancias, las cuales necesariamente derrumban los paradigmas, provocando búsquedas y exploraciones. Si cesan las resistencias y se abre el grupo familiar a los cambios, sin perder la unidad, aparecen las nuevas posibilidades simbolizadas por Guy, con sus inventos y sus ideas frescas y novedosas. La familia extendida es más interesante que la familia restringida o que la familia desunida.

Imagen de The CroodsEn cambio la modernidad nos señala como ideal el desprendimiento de las hijas y de los hijos, cada quien por su lado, en huida de los asfixiantes ambientes familiares, sin mayores intencionalidades de tejer mundos integrados que permitan la evolución conjunta de las dos energías primordiales: la de la femenina creatividad y la de la masculina tradición.

Los Croods, con sus diseños animados y enormemente creativos y veloces, puede reflejar, o no, en el espectador, estas metáforas, estos desafíos, estas inquietudes. Quizás no lo logre, siendo más atractiva la aventura que el significado escondido; o por el contrario, quizás anime cierto espíritu contemplativo de la mano de tanta belleza, de tanta creatividad manifiesta y evidente. Pienso que todo depende de nuestra capacidad de asombro. La cena está servida y se la puede repetir, para degustarla bien.

Trailer

Ficha técnica:

Los Croods. Una aventura prehistórica (The Croods),  EUA, 2013.

Dirección: Chris Sanders, Kirk DeMicco
Guion: Kirk DeMicco
Producción: Kristine Belson, Jane Hartwell
Música: Alan Silvestri
Reparto: (Voces Originales en inglés): Emma Stone, Nicolas Cage, Ryan Reynolds, Catherine Keener Cloris Leachman, Clark Duke (Voces en español, México): Humberto Solórzano, Eiza González, Alfonso Herrera, Gabriela Gómez, Arturo Castañeda, Ángeles Bravo (Voces en español, España): José Luis Mediavilla, Paula Ribó, Manuel Gimeno, Mercedes Montalá, Klaus Stroink, Marta Martorell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.