Críticas

La carrera de la vida

Le Mans ’66

Ford v Ferrari. James Mangold. EUA, 2019.

Le Mans 66Aunque no menudean en el séptimo arte las películas sobre carreras de coches, periódicamente aparecen algunos títulos más o menos interesantes. Ese es el caso de Le Mans ’66, la última película de un guionista y director tan solvente como James Mangold, responsable, entre otras, de cintas como Cop Land (1997), Inocencia interrumpida (Girl, Interrupted, 1999), En la cuerda floja (Walk the Line, 2005), El tren de las 3:10 (3:10 to Yuma, 2007) o Logan (2017). Si damos un repaso rápido a los títulos que se centran en el mundo del automovilismo, nos encontraremos con Las 24 horas de Le Mans (Le Mans, Lee H. Katzin, 1971), Peligro… Línea 7000 (Red Line 7000, Howard Hawks, 1965), Grand Prix (John Frankenheimer, 1966), 500 millas (Winning, James Goldstone, 1969) y la más reciente, Rush (Ron Howard, 2013). A ellas podríamos sumar otras referencias más discretas: Hombres temerarios (The Racers, Henry Hathaway, 1955), Bobby Deerfield (Sydney Pollack, 1977) o Días de trueno (Days of Thunder, Tony Scott, 1990). Ahora bien, pocas veces vamos a encontrar en esos títulos una historia tan buena como la que encontramos en Le Mans ’66, que Mangold ha planteado como un duelo interpretativo entre dos personajes que nos resultan igualmente atractivos, el piloto retirado y diseñador de automóviles Carroll Shelby (Matt Damon) y el veterano piloto británico e ingeniero Ken Miles (Christian Bale).

Muchas de las películas que hemos citado anteriormente resultan impecables desde el punto de vista técnico, pero irrelevantes desde el punto de vista del guion y de la historia. No es, desde luego, el caso de Le Mans ’66, que recrea el episodio real en el que Ford logró arrebatarle a Ferrari la hegemonía en una carrera mítica como las 24 horas de Le Mans. Como ya se ha dicho, Shelby es un piloto retirado a causa de una dolencia cardiaca que es contratado por la Ford para construir un coche capaz de derrotar a los invencibles Ferrari. Ken Miles, en cambio, es un piloto ya curtido, de fuerte carácter, que se gana la vida como mecánico y que recibe de Shelby una segunda oportunidad para triunfar en las carreras.

La película se articula y se construye en torno a la relación que mantienen esos dos personajes, magistralmente interpretados por dos grandes actores en estado de gracia, Matt Damon y Christian Bale. El papel de Bale (para el que nuevamente ha tenido que adelgazar bastantes kilos) es más agradecido, pero Damon también está magnífico y aporta ciertos matices a un papel que solo parece menos atractivo, pero no es menos interesante que el de Bale. En realidad, ambos son espíritus libres que no encajan bien en la estructura de una multinacional como Ford, de ahí las fricciones que se producen con Henry Ford II (Tracy Letts) y, sobre todo, con Leo Beebe (Josh Lucas), vicepresidente de la compañía y auténtico villano de la función. Solo el esfuerzo conjunto de Shelby y Miles les podrá conducir al éxito. Ambos buscan la propia redención vital a través de las carreras, que están rodadas con una pulcritud técnica impecable.

Le Mans ’66 conserva ese espíritu del Hollywood más clásico y es una gran producción de estudio perfectamente manufacturada. Supone, en cierto modo, un ejemplo canónico del modo de representación institucional. No es de extrañar que haya sido bien recibida por crítica y público, pues es un tipo de película que, aunque ha ido desapareciendo paulatinamente de la cartelera, nos recuerda los años dorados del sistema de estudios. Es una verdadera lástima que la industria cinematográfica no produzca más títulos de este tipo, con una buena historia, grandes personajes y un montaje vertiginoso. No es poco para los tiempos que corren.

Premios: Nominada a cuatro Oscar: Mejor Película, Mejor Montaje, Mejor Sonido y Mejor Edición de Sonido; nominada al Globo de Oro al mejor Actor de drama (Christian Bale); nominada a tres Premios BAFTA: Mejor Fotografía, Mejor Montaje y Mejor Sonido.

Tráiler:

Ficha técnica:

Le Mans ’66 (Ford v Ferrari),  EUA, 2019.

Dirección: James Mangold
Duración: 152 minutos
Guion: Jason Keller, James Mangold, Jez Butterworth, John‑Henry Butterworth
Producción: Peter Chernin, Aaron Downing, Jenno Topping y James Mangold
Fotografía: Phedon Papamichael
Música: Marco Beltrami
Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.