Críticas

En medio de las agitadas persecuciones y cambios de nivel, una elegante y divertida transmisión de valores

Jumanji: siguiente nivel

Jumanji: The Next Level . Jake Kasdan. EUA, 2019.

Cartel de la película Jumanji siguiente nivelJumanji: siguiente nivel es una película que vale mucho más de lo que muestran las apariencias. En principio, se la podría mirar como una divertida saga de las aventuras imposibles que sufren unos despistados o  irresponsables personajes, que se meten a participar en un juego que les ofrece una alta posibilidad de muerte, que les plantea casi que un viaje sin retorno. Pero cuando se la observa con mayor detalle, dejándose llevar por las pistas que insinúa el título, trata de emocionantes tránsitos por lo que podríamos denominar el siguiente nivel o los siguientes niveles.

Para hacer estos planteamientos, aparecen unas variaciones al juego de Jumanji planteado en otras películas de esta saga. Quizás la más interesante sea que, durante el viaje al mundo Jumanji, los personajes protagonistas sufren translocaciones relacionadas con ellos mismos, de manera que, sin perder su certeza mental ni sus reflexiones interiores, pasan a poseer el cuerpo de uno de sus compañeros de aventuras. Esto se presta, no solamente, para divertidas escenas, ya que el espectador se deja llevar y también experimenta dualidades y sorpresas, tratando de interpretar gestos, voces y movimientos en dos planos, sino para trucos de actuación inesperados y desafiantes.

Otra variación se emplea no solo para resolver algunos de los desafíos del juego, sino para plantear esquemas de libre albedrío en un juego dominado por las arbitrariedades y las sorpresas. Para experimentar este nuevo nivel, los protagonistas se sumergen en una hermosa fuente, de la cual salen renovados y transformados, convencidos de que disfrutan de sus mejores posibilidades, identificados plenamente con la potencia de sus atributos positivos. La palabra clave que se usa para las transformaciones es la de avatar, que es también inspiración y segunda oportunidad, no exenta de cierta irresponsabilidad, pues ¿qué culpa tiene alguien de las acciones del otro que lo ha atrapado? Resulta energizante saber que no son propias.

Jumanji, fotograma

Detrás de todo ello hay unas claves de comportamiento para la vida real, puesto que las personas están capacitadas, mental e imaginariamente, para entrar en otras dimensiones, experimentar otros atributos, sentir e identificarse con otros seres, sin perder su esencia. En estos juegos, que se conocen como viajes al mundo del sentir, los sujetos sufren transformaciones e iluminaciones verdaderas e impactantes que los liberan de traumas y de limitaciones, que confieren sabiduría. Para el que observa con atención, quedan abiertas las puertas de la experimentación de todas las posibilidades. Se trata de senderos que resultan del libre ejercicio de la imaginación personal, muy al estilo de los que se esperarían, literalmente, de un espectador imaginario.

La película se adentra en dos conjuntos de espectaculares escenas basadas en las interacciones con animales, escenas que desafían los límites del diseño y son muy entretenidas. Una de ellas tiene que ver con la persecución de una enorme multitud de avestruces por el desierto, criaturas que se convierten en monstruos agresivos e inteligentes, dotados de picos capaces de penetrar el metal y de velocidades insuperables que acosan a los protagonistas. El cine ha ensayado todo tipo de persecuciones y locas carreras, cada vez serán mayores los desafíos para inventar algo nunca visto y por el momento esta versión de Jumanji, en verdad, nos lleva a otro nivel. Pero hay algo más en espera: una increíble aventura de acrobacias, donde una banda incesante de viciosos mandriles persigue y ataca a los personajes en una intrincada telaraña de puentes oscilantes, que se balancean en el vacío, al ritmo danzante, literalmente, de la geometría variacional, bajo el hechizo de curiosos acertijos matemáticos.

Jumanji, el siguiente nivel

Contando con el apasionante recurso creativo de los efectos especiales, se da el lujo, la cinta, de llevar a los protagonistas a una riqueza de mundos y de situaciones, como las que suceden en los atractivos videojuegos que dominan el mundo del entretenimiento juvenil e infantil, solo que aquí los personajes se ven reales y sus movimientos, por acrobáticos que sean, se sienten verdaderos y posibles. Hasta las vidas que se pierden se sienten reales. En cuanto al regreso después de la muerte, definitivamente, nos pone los pies en la tierra, ya que los personajes muertos resucitan, cayendo desde muy alto en el cielo, y ahí sabemos que estamos en el mundo de la fantasía, aunque reconfortados, porque los protagonistas siguen vivos, con mayor experiencia y dispuestos a cumplir las peligrosas tareas que los llevarán, de nuevo, al borde de la muerte.

Pienso que más de un valor se transmite, en esta película, lo que la hace digna de encomio. La solidaridad, el trabajo en equipo, la persistencia, el buen humor para enfrentar las dificultades y la creatividad para encontrar soluciones posibles a desafíos complejos. Todo ello bajo un ambiente estratégico, que sugiere el conocimiento de las debilidades que cada quien tiene, el aprovechamiento de fortalezas, a veces insinuadas enigmáticamente en las oportunidades, y en la sinergia del trabajo en equipo. No es mala idea que, en una película donde es posible que asista, en grupo, la familia, haya espacios para una elegante y divertida transmisión de valores, especialmente en estas épocas en que pululan la confusión y el cinismo.

 

Trailer:

Ficha técnica:

Jumanji: siguiente nivel (Jumanji: The Next Level ),  EUA, 2019.

Dirección: Jake Kasdan
Duración: 122 minutos
Guion: Jeff Pinkner, Jake Kasdan, Scott Rosenberg, Chris McKenna. Basada en Jumanji de Chris Van Allsburg
Producción: Dwayne Johnson, Dany Garcia, Hiram Garcia, Matthew Tolmach, William Teitler
Fotografía: Gyula Padosr
Música: Henry Jackman
Reparto: Dwayne Johnson, Jack Black, Kevin Hart, Karen Gillan, Nick Jonas, Awkwafina, Alex Wolff, Morgan Turner, Ser’Darius Blain, Madison Iseman, Danny Glover, Danny DeVito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.